Lo más visto

Más de El Salvador

“El trabajo aquí en la Asamblea no ha sido nada fácil”

Del deporte a la política, Cristina López dice que no recibió capacitación para ser diputada pero la disciplina y constancia que el deporte le enseñó le han servido.
Enlace copiado
Enlace copiado
Una transición del deporte a la política experimentó Cristina López cuando el PCN la llevó como candidata a diputada por San Salvador.

Contra cualquier pronóstico, ganó, ahora es la única diputada por la capital en ese partido y la única también dentro de la fracción.

Sin haber recibido instrucciones para hacer política, Cristina se ha sumergido en el campo yendo, en ocasiones, contra la opinión del resto.

Desde una oficina sobria, de paredes azul y blanco, con la bandera brillante del PCN atrás de ella y sobre su escritorio diversos reconocimientos que le han otorgado en sus dos facetas, la diputada López comenta a LA PRENSA GRÁFICA que lo que ha tenido en común, en su tiempo como marchista y ahora el de diputada por San Salvador, son los obstáculos por los que ha tenido que atravesar para poder salir a flote.

Que el deporte se ubique en la Constitución de la República como un derecho fundamental para cada salvadoreño es en donde está enfocando su esfuerzo.

No ha sido fácil atraer la atención para que sus piezas de correspondencia sean estudiadas y aprobadas, y la moción para que el deporte sea un derecho constitucional es ejemplo de ello.

En 2015, mismo año que comenzó su período de diputada, López ingresó la iniciativa para que se reconozca el acceso al deporte como un derecho en la Constitución, para que se ponga al mismo nivel que el derecho que tenemos a la cultura, educación y salud, por ejemplo.

Como marchista que fue, López conoce de primera mano la importancia del deporte y los beneficios que trae a la salud de cada persona que lo practica. También manifiesta que le tocó vivir las limitantes que hay en el deporte.

Visiblemente inconforme con que los ingresos de la contribución especial para las telecomunicaciones se destinen a seguridad y no al deporte, como en un primero momento se había pensado, la única diputada del PCN dice que el Estado debe darle la importancia que merece al deporte.

“Ya cuando sea un derecho, el Gobierno va a estar obligado a implementar, a hacer programas de deportes y, además, va a ser un ahorro completo para el Estado”, aseguró desde su silla en la oficina que tiene en la Asamblea Legislativa la diputada.

Para que el deporte sea un derecho, la propuesta no solo tiene que gustar a los diputados sino también de alguna forma debe ser atractiva para los posibles implementadores de esta.

En ese sentido, la diputada plantea que aparte del Ejecutivo también tiene que haber un papel activo de la empresa privada para que inviertan en jóvenes atletas.

A eso se suma que en este camino para que el deporte sea reconocido por la Constitución, la diputada tiene doble tarea: convencer al menos a 55 diputados actuales y a 55 de la próxima legislatura si es que ella vuelve a ganar.

Los actuales tienen que aprobarla con un mínimo de 56 votos y la próxima Asamblea ratificarla porque es una reforma a la máxima ley nacional, la Constitución.

“Vender la idea”, es el trabajo constante que tiene, esta tarea se aprende, pero en alguien como López que no recibió capacitación antes de ganar su curul le agrega un poco más de dificultad.

La exmarchista asegura que en el transcurso de estos dos años ha tomado cursos para mujeres políticas, entre otras cosas, ha tocado el tema de cómo realizar negociaciones efectivas.

A pesar de ello, dice que no es fácil, pues tiene que ir contra del resto de temas que a simple vista tienen mayor importancia.

La diputada reconoce que si la aprobación está resultando difícil, la ratificación lo es aún más, ya que no tiene un puesto asegurado para la próxima legislatura.

Aunque tiene el deseo de reelegirse, dice que esa decisión depende en un primer momento de las bases del partido y en un segundo, de la población de San Salvador, que ya le dio el gane una primera vez.

Respecto de lo último, López dice que ha hecho mérito para que por segunda vez la población le dé su voto. Haber logrado que las mujeres deportistas que salgan embarazadas y los atletas que se lesionen no pierdan el estímulo económico que las federaciones les dan, es uno de los punto a favor que dice tener.

“Ha sido un reto grande”, dice claramente la diputada sobre el camino que ha recorrido en la Asamblea y también dentro de su fracción. Al ser la única mujer parlamentaria dentro de esta y por proceder del deporte, relata que ha tenido momentos en los que con sus compañeros de fracción han tenido opiniones diferentes respecto al género, sin embargo, ella les dice que “las leyes tienen que existir, tenemos que hacerlas desde la Asamblea Legislativa para eso estamos acá, pero cada ley tiene que llevar enfoque de género, somos más mujeres en el país”.

Irónicamente la visión de la diputada contradice las decisiones que se ha visto obligada a tomar debido a la negativa de directivas de la Asamblea. Expresa que ya no entrena como lo hacía al principio de la legislatura porque la pusieron a elegir entre ser marchista o ser diputada.

Asegura que claramente ha habido ocasiones en las que le ha informado a la dirigencia del partido cuando no está de acuerdo con temas que afectan a la población, porque no les puede devolver con algo negativo el voto de confianza que le dieron. Cristina López, por ejemplo, no votó a favor de la creación del impuesto a las telecomunicaciones ya que golpea el bolsillo de los salvadoreños.

Su visión, aparte de hacer su trabajo como diputada y desarrollar su papel como madre, también está en volver a estudiar, dice que está pensando en volver a la universidad y espera poder hacerlo.

Lee también

Comentarios