Lo más visto

Más de El Salvador

Elección CSJ y finanzas públicas son temas estratégicos

Es imperativo que los diputados formen una comisión ad-hoc para que hagan una evaluación técnica, profesional y alejada de intereses políticos para que le puedan dar al país magistrados probos.
Enlace copiado
Luis Membreño, analista

Luis Membreño, analista

Enlace copiado

Ahora que ya se ha constituido la nueva Asamblea Legislativa hay dos temas estratégicos que deben tener la mayor prioridad y cuya negociación no es fácil, ya que requiere de los votos de al menos 56 diputados.

Además hay tiempos estipulados para concluir estos temas como lo son el 16 de julio, fecha en la que vence el período para el que fueron electos los magistrados que ahora concluyen su servicio al país y el 30 de septiembre para negociar un nuevo “proyecto de mesa limpia 2019-2024”.En el caso de los cinco magistrados propietarios y cinco suplentes de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que deben ser electos para suplir a los cuatro que concluyen sus nueve años al frente de la Sala de lo Constitucional y uno que finaliza su período en la Sala de lo Civil, es imperativo que los diputados formen una comisión ad-hoc para que hagan una evaluación técnica, profesional y alejada de intereses políticos para que le puedan dar al país magistrados probos, bien preparados, independientes y que no tengan ninguna vinculación partidaria.

El proceso de evaluación de cada uno de los candidatos debe iniciar a la brevedad ya que tanto la FEDAES como el CNJ ya eligieron a sus treinta candidatos y con base en esos nombres deben escoger los diez mejores prospectos para garantizar la independencia de poderes del Estado y la salvaguarda de las garantías individuales de todos los salvadoreños.

En los últimos nueve años hemos tenido a cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional valientes, independientes, capaces y con un verdadero sentido de servicio al país y a los ciudadanos. A ellos les debemos un agradecimiento eterno porque nos mostraron lo que la una Sala de lo Constitucional puede hacer ante dos gobiernos que quisieron atropellar los derechos de los ciudadanos y ellos nos protegieron de los abusos de los gobernantes de turno. La vara queda muy alta para los nuevos magistrados que debe elegir la Asamblea Legislativa y esperamos que lo haga en tiempo.

En cuanto al tema fiscal es el momento de negociar un nuevo proyecto de mesa limpia como el que se negoció en 2009 al darse el cambio de gobierno de ARENA hacia el FMLN. En este momento no se sabe con certeza quién será el ganador de las elecciones presidenciales de 2019, pero lo que sí sabemos con toda certeza es que hay vencimientos de bonos nacionales y extranjeros por más de $2,500 millones entre 2019 y 2024 y que el Gobierno tiene cerca de $855 millones en deuda de corto plazo (LETES) a lo cual se le debe buscar una alternativa para refinanciarlas a largo plazo. Solo estos dos elementos suman cerca de $3,400 millones de deuda existente y además hay que sumarle el financiamiento de los presupuestos de 2019 y 2020 para pagar tanto el déficit fiscal como los requerimientos de inversión pública que tendrá la próxima administración durante los dos primeros años de gestión gubernamental. Lo anterior puede sumar alrededor de $1,600 millones adicionales. Es decir que el proyecto de mesa limpia 2019-2024 debería contener alrededor de $5,000 millones en autorizaciones para refinanciar la deuda existente en el momento que se venza y las necesidades de financiamiento normales de la próxima administración durante los primeros dos años de funcionamiento.

Solo en 2019 se vencen $800 millones en eurobonos, $855 millones en LETES y hay inversionistas que podrían solicitar que les paguen $289.5 millones anticipadamente de un bono que se vence en 2034. Adicionalmente a los $800 millones que necesitaría para operar el gobierno en ese primer medio año de la nueva administración. Según el ministro de Hacienda, tenemos una ventana de oportunidad importante para poder colocar bonos en octubre de este año y por ello deberíamos incentivar a los diputados para que alcancen un acuerdo a más tardar el 30 de septiembre de 2018.

La palabra la tienen los señores y señoras diputadas y esperamos que ambos temas puedan salir por consenso de todos los partidos, ya que son temas estratégicos de país y no debe privar el interés partidario en ellos.

Lee también

Comentarios