Lo más visto

Elías Antonio Saca“Este proyecto de UNIDAD es una opción real de poder”

La carta de presentación de Antonio Saca es su experiencia como presidente de la República. Además, dice que su candidatura representa la oportunidad de despolarizar a la sociedad salvadoreña.
Enlace copiado
Elías Antonio Saca“Este proyecto de UNIDAD es una opción real de poder”

Elías Antonio Saca“Este proyecto de UNIDAD es una opción real de poder”

Elías Antonio Saca“Este proyecto de UNIDAD es una opción real de poder”

Elías Antonio Saca“Este proyecto de UNIDAD es una opción real de poder”

Enlace copiado


Antonio Saca todavía no tiene casa de campaña. Acepta la entrevista con LA PRENSA GRÁFICA en la sede del Grupo Samix, la empresa que es dueña de nueve estaciones de radio. En la sala de juntas de la presidencia del grupo hay 14 sillas altas y una mesa de vidrio, con soportes de madera. Frente a cada silla, un apoya papeles, con el logo de la empresa. Más allá, hay otra mesa, más alta (con dos fotos enmarcadas de Saca; en una sale con Barack Obama y en la otra con George W. Bush). Una pared completa tiene más fotos de Saca, con presidentes, y también de sus viajes, en la que destacan sus visitas a Israel y Afganistán.

También están muy grandes las fotos de él y su esposa cuando eran presidente y primera dama. Hay un óleo de un radio antiguo, un porta saco y un aparatito para espantar a los zancudos. También hay un palito de incienso, con el mismo fin.

“Yo no soy el que atrasa”, dice, antes de empezar a contestar las preguntas.

UNIDAD se presenta como una opción frente a dos candidaturas provenientes de dos partidos que han sido tradicionales desde la posguerra. ¿En qué se diferencia usted?

Los salvadoreños están cansados de una polarización que se ha convertido en cáncer para la sociedad. Al hablar de polarización, hablo de posiciones esquemas de dos partidos que han hegemonizado el espectro nacional. Los salvadoreños esperamos opciones. Por esa razón, luego de largo análisis y de trabajar de la mano con 750 organizaciones de la sociedad civil y que en algunos partidos políticos que han decidido apoyarnos, he tomado la decisión de no dar espalda a todas estas personas. Y al sentimiento generalizado del país de que se necesita una opción refrescante, clara, que despolarice a la sociedad y que tenga al frente a un hombre con experiencia y sentido común para enfrentar los retos. UNIDAD tiene esa ventaja. Cabemos todos, nadie sobra y tenemos puertas abiertas para todos aquellos que no quieren ahorcarse en los dos únicos palos que existen en la polarización.

Dicho de otro modo: ¿cuál es la diferencia del Tony Saca que ganó con ARENA la elección presidencial de 2004 y el Tony Saca postulado por UNIDAD?

Primero, que Tony Saca tiene más experiencia. Tiene claro el rumbo del país, hacia dónde conducirlo. El primer cambio que debe tener El Salvador completo, y yo lo he tenido, es desprendernos de la polarización, matar las descalificaciones de unos a otros y formar equipo político capaz de llevar programa de gobierno sensato y que pueda resolver problemas. Creo en el debate de ideas, en el sistema de libertades, la seguridad jurídica, la libre empresa, en fortalecer la institucionalidad, en la independencia de poderes, en la rendición de cuentas, abierto a la auditoría ciudadana. La experiencia y el sentido común hacen la gran diferencia.

¿Son opción alternativa dos partidos que han sido aliados por muchos años de ARENA y uno más surgido de una escisión en las filas areneras?

UNIDAD es una alternativa importante. No he formado ni fundado ningún partido político. No fundé ni ARENA ni GANA. Agradezco a los partidos políticos que se integran a esta coalición. Creo que ellos han entendido que juntos podemos hacer bien las cosas. Me refiero a tener una visión clara de qué es lo que el país necesita para unir fuerzas. Este grupo de partidos políticos tuvo una nada despreciable cantidad de 450,000 votos en 2012. Significa que tienen una representatividad importante.

Esos votos para diputados y alcaldes no se pueden traducir para una elección presidencial.

No. Lo que estoy diciendo es que esa cantidad de votos obtenida por estos tres partidos les da una representatividad importante en la sociedad salvadoreña. Por eso, deciden apoyar el movimiento UNIDAD y aceptar las ideas de un país abierto, despolarizado, con claridad de rumbo y, especialmente, de que hay que cambiar muchas cosas en El Salvador, especialmente la mentalidad.

¿Cómo va a lograr el consenso entre fuerzas que en elecciones legislativas y municipales son rivales?

Los une UNIDAD, la idea clara de poder darle a la ciudadanía una opción real de poder. Este proyecto pretende ser opción real de poder, gobernar desde junio de 2014. Por eso nos lanzamos con ideas claras, con propuestas. Es la primera vez en años que vemos el lanzamiento de una campaña presidencial con propuestas de todo tipo. Lo que muestra seriedad, el camino que tendrá UNIDAD. Los partidos tienen diferencias lógicas a la hora de enfrentarse en legislativas y de alcaldes, pero podemos lograr un rumbo unificado para salir de la crisis.

¿Es UNIDAD un proyecto conservador alineado al centro derecha?

Es la oportunidad para que todos aquellos que no están contentos con las extremas puedan unirse. Es un proyecto en el que hay gente integrada. Para usar definición de guerra fría, UNIDAD representa aspiraciones de toda aquella gente de la centro derecha, de la derecha social y de la centro izquierda que quieren trabajar de la mano. Para demostrar de que los que en algún momento hemos estado separados podemos unirnos para ofrecerle una oportunidad a El Salvador.

No vemos a ningún partido de centro izquierda. ¿Esperamos a alguien más?

Es que centro izquierda, para utilizar la palabra, me refiero a gente que fueron de varios partidos de centro izquierda, que fueron miembros de organizaciones identificadas a centro izquierda. Nadie abandona sus pensamientos. UNIDAD no es docilidad a favor del líder o abandonar nuestros pensamientos, sino tener una agenda común y una sola bandera, que es la de El Salvador. Sin renunciar cada quien a sus pensamientos políticos.

¿Cuál es el sentido de darle seguimiento a programas de un gobierno con mayoría de izquierda, como el de Mauricio Funes?

Los programas sociales surgieron fuertemente en un gobierno de derecha, encabezado por Tony Saca. Ayudarle a población a sobrellevar la gran crisis mundial no es una discusión de izquierdas o derechas, sino una cuestión de solidaridad, de buen gobierno y de responsabilidad ante los más necesitados. Cuando dejé el Gobierno en 2009, hay varios programas que fueron retomados por el actual Gobierno, porque tienen mucho peso y ayudaron a resolver problemas. Hay que mantenerlos.

En su discurso usted prometió respetar la institucionalidad, la independencia de poderes. ¿Es eso posible cuando en su alianza incluye a partidos que no observaron resoluciones de la Corte Suprema? ¿Cree que deben delimitarse mejor los ámbitos de acción y los mecanismos de pesos y contrapesos entre los tres órganos del Estado?

Debe mantenerse la independencia de poderes. En la reforma a la Ley de Acceso a la Información Pública, yo le pedí al presidente de la República el veto. Estos tres partidos que se han sumado, de tomar alguna decisión que vaya en contra de la institucionalidad y de la democracia, ten la seguridad que pondré el grito en el cielo y haré el reclamo. Ya he platicado con ellos de que no me parece correcto votar por cosas que no le convienen al país, como esas reformas a la Ley de Acceso a la Información. Y voy más allá. Les he solicitado a estos partidos que no hagan mal uso de la dispensa de trámites, y que no haya madrugones peligrosos que terminan con la institucionalidad del país. Los partidos han recibido esta recomendación y seré el primero en poner el grito en el cielo si algo así llega a ocurrir.

¿Tienen estos partidos agenda común con usted en la Asamblea Legislativa?

Les he solicitado a ellos que se trate de tener una agenda unificada de puntos que favorezcan al país. Hay que votar por las cosas que favorecen a los salvadoreños. No se puede votar porque simplemente tenga capricho uno de los partidos, ARENA o el FMLN, y se rompa la decisión de no tener dispensas de trámites. Se deben pensar las cosas. No pueden aparecer proyectos fantasmas o proyectos peligrosos en la madrugada que terminen afectando al país.

¿Qué le dice a aquellos que consideran populista su discurso y sus propuestas?

Esa es una respuesta de aquellos que no tienen nada que proponer. Llevamos siete meses de campaña y no he escuchado ninguna propuesta seria y contundente. Sin embargo, nosotros, el primer día que oficializamos el movimiento UNIDAD, que lanzamos la candidatura presidencial, salimos con una serie de propuestas, en todas las áreas. Abrimos con propuestas. Somos el único movimiento que participará en las elecciones y que tiene propuestas. ¿Por qué? Porque tenemos experiencia, sabemos hacer las cosas y porque el país no está para darse lujo que un presidente llegue a aprender durante dos años, sino que gobierne desde el primer día.

En su discurso habló de generar empleo, atrayendo a nuevos inversionistas y conservando a los actuales, dando certeza jurídica y confianza. ¿Ha faltado todo esto en estos últimos años?

Falta un gran acuerdo político, económico y social para ordenar el país, que convierta las decisiones en políticas de Estado, para resolver problemas recurrentes y planificar los próximos 25 años. Cómo vamos a cambiar El Salvador o enfrentar los retos si no sabemos cuánta energía eléctrica consumiremos, cuánta población tendremos. Mi prioridad es el empleo, el empleo y más empleo. Necesitamos poner a trabajar a más salvadoreños, no que el Gobierno dará empleos, sino que dará certidumbre y confianza. Fui presidente y sé cómo hacerlo. Sé que lo primero que hay que hacer es cuidar a la inversión que ya tenemos en el país.

Tags:

Lee también

Comentarios