Lo más visto

Embajadora de EUA, a consultas por relación con China

El Departamento de Estado también retiró, para hacer consultas, a los jefes de misión de Panamá y de República Dominicana, otros dos países que rompieron con Taiwán para reconocer a Pekín.

Enlace copiado

FMLN no cree que relaciones de El Salvador con Estados Unidos se vean afectadas - 00:01:19 La Prensa Gráfica

Enlace copiado

El Departamento de Estado de Estados Unidos llamó ayer a consultas en Washington a sus representantes diplomáticos en El Salvador, Panamá y República Dominicana, con el fin de evaluar la decisión de esos países de romper sus relaciones con Taiwán a favor de reconocer diplomáticamente a la República Popular China.

La portavoz del Departamento de Estado de EUA, Heather Nauert, informó en un comunicado de la decisión de su gobierno, aliado de Taiwán, un territorio que Pekín reclama como propio.

Nauert indicó que Estados Unidos ha determinado que es necesario llamar a consultas a sus representantes diplomáticos por las "recientes decisiones de dejar de reconocer a Taiwán".

La medida afecta a los embajadores de EUA en El Salvador y República Dominicana, Jean Manes y Robin Bernstein, respectivamente, y la encargada de negocios en Panamá, Roxanne Cabral.

"Nuestros tres jefes de misión se reunirán con líderes del Gobierno de Estados Unidos para analizar las formas en que Estados Unidos puede apoyar instituciones y economías fuertes, independientes y democráticas en toda Centroamérica y el Caribe", añadió la portavoz.

Un vocero de la embajada estadounidense en El Salvador confirmó la partida de Manes.

"Las consultas no tienen un tiempo específico de duración. Incluyen reuniones con diferentes ramas del Gobierno de Estados Unidos, como el Congreso, el Departamento de Estado y la Casa Blanca, entre otros", explicó el vocero diplomático.

Además, señaló que "este es un paso importante que refleja la necesidad de contar con los puntos de vista de embajadores en estos momentos que se están tomando decisiones políticas".

Orígenes del conflicto

Taiwán es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de un eventual conflicto bélico con China, en virtud de un acuerdo firmado en 1979.

El presidente Salvador Sánchez Cerén rompió en agosto todos los contactos de El Salvador con Taiwán, tras 83 años de mantener relaciones diplomáticas. Taiwán era uno de los principales cooperantes en tecnología, salud, agricultura y educación.

Después de eso, Estados Unidos anunció que "revaluará" su relación con El Salvador, puesto que su decisión de romper lazos con Taiwán "afecta no solo a El Salvador, sino también a la salud y seguridad económica de toda la región de las Américas", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El Salvador fue el último en unirse a una tendencia iniciada por otros países que han decidido estrechar lazos con China en detrimento de Taiwán, como República Dominicana, que lo hizo en mayo pasado, Panamá en junio de 2017, o Santo Tomé y Príncipe en diciembre de 2016.

Desde la campaña electoral de 2009, que llevó al poder a Mauricio Funes, el FMLN había incluido en su plan de gobierno abrir relaciones diplomáticas con China.

Sin embargo, tal ofrecimiento no se cumplió durante todo el gobierno de Funes. Se ha concretado de manera abrupta a 10 meses de terminar el período de Sánchez Cerén y apenas 38 días después de que el presidente salvadoreño recibió en su despacho al canciller taiwanés, Joseph Wu, y emitió un comunicado en el que anunciaba que El Salvador y Taiwán "fortalecían sus lazos diplomáticos".

La ruptura con Taipéi y el reconocimiento a China ocurre en medio de una guerra comercial entre esta última y Estados Unidos, que ayer tuvo una escalada más (ver nota aparte).

La embajadora Manes había advertido del expansionismo chino en la región, que incluye el aumento de su presencia militar.

De forma simultánea, el Gobierno salvadoreño ha iniciado el proceso de concesión del puerto de La Unión, en la que los chinos han mostrado interés, además de la ley de Zona Económica Especial (ZEE) para el oriente del país.

El Gobierno no se ha pronunciado oficialmente. Carlos Calleja, candidato presidencial de la Alianza por un Nuevo País, dijo a través de su cuenta de Twitter: "Como presidente, voy a fortalecer esa relación tan histórica que hemos tenido con Estados Unidos". Y aseguró que trabajará por "reconstruir la confianza perdida".

Tags:

Lee también

Comentarios