Emergencia ambiental por melaza en río

Se ordenará la evacuación de las familias. Las investigaciones determinarán las causas y acciones a tomar contra el ingenio La Magdalena.
Enlace copiado
Contaminado.  Desde el jueves por la tarde miles de galones de melaza llegaron a las aguas del río La Magdalena.

Contaminado. Desde el jueves por la tarde miles de galones de melaza llegaron a las aguas del río La Magdalena.

Inspecciones. Personal del MARN, de la Policía y de la Fiscalía llegó a la zona del desastre ambiental para tomar muestras. La Fiscalía abrió un expediente contra el ingenio.

Inspecciones. Personal del MARN, de la Policía y de la Fiscalía llegó a la zona del desastre ambiental para tomar muestras. La Fiscalía abrió un expediente contra el ingenio.

Diques.  Parte de los trabajos para detener el derramamiento de melaza ha sido la construcción de diques, para separarla del río. El ingenio no emitió pronunciamiento sobre el desastre.

Diques. Parte de los trabajos para detener el derramamiento de melaza ha sido la construcción de diques, para separarla del río. El ingenio no emitió pronunciamiento sobre el desastre.

Emergencia ambiental por melaza en río

Emergencia ambiental por melaza en río

Enlace copiado
Como un “desastre ambiental de gran magnitud” calificó ayer la titular del Ministerio de Medio Ambiente (MARN), Lina Pohl, el derrame de melaza en el río La Magdalena, que pasa por el cantón del mismo nombre, en el municipio de Chalchuapa, Santa Ana.

El producto –que sale del procesamiento de la caña de azúcar– llegó hasta el afluente luego de rebalsar en una pila con capacidad de hasta un millón de galones en la que el ingenio La Magdalena lo almacenaba.

El MARN informó que el derrame fue de 900,000 galones de melaza, que inició el jueves por la tarde, según manifestaron empleados del ingenio y residentes del sector, y hasta ayer por la tarde continuaban los trabajos de control del derramamiento.

Pese a que se construyeron varios diques la melaza alcanzó el río y provocó la contaminación del ecosistema de la zona, principalmente la fauna acuática; de hecho, se pudo observar una anguila muerta y en el municipio de San Lorenzo, Ahuachapán, ya reportaban algunas afectaciones.

“Vamos a hacer un decreto de emergencia ambiental, mientras tanto nuestros equipos de trabajo se quedan aquí verificando que se hagan las acciones que se tienen que hacer, las inmediatas”, dijo la ministra Pohl después de realizar una inspección.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el hecho pudo haber ocurrido a causa de una reacción química de la melaza al recibir una mezcla de cal y agua, que trabajadores del ingenio aplicaron cuando notaron que presentaba una temperatura elevada, lo que habría provocado una efervescencia que hizo que la melaza se rebalsara y saliera del contenedor.

Técnicos del MARN tomaron muestras de agua del río para realizar análisis y verificar los daños, para posteriormente tomar medidas, si es que el impacto es irreversible.

Pohl manifestó que pediría al secretario de Vulnerabilidad, Jorge Meléndez, ordenar la evacuación de las familias que residen en los alrededores de la zona donde ocurrió el derrame, ya que de la melaza emanan gases que pueden ser tóxicos para las personas.

“Esto es muy peligroso, lo que emana es dióxido de carbono que puede poner en peligro, se puede quedar en sus viviendas y eso podría representar un peligro para ellos, (hay que) cuidar a los trabajadores, estas inhalaciones no son nada saludables”, explicó.

Roxana Meléndez es una de las vecinas afectadas por el derrame que alcanzó su vivienda, ya que el servicio sanitario quedó en medio de la melaza, a poca distancia de ingresar a la casa.

“Nosotros ayer nos fuimos a dormir a otra casa, el olor no se aguantaba y como eso estaba caliente mejor nos fuimos, más que todo por los niños, y además ni el baño se puede usar. A ver qué hacen los del ingenio”, contó.

La Fiscalía a través de su Unidad de Medio Ambiente confirmó ayer que abrió un expediente contra el ingenio La Magdalena.

El ambientalista Carlos Humberto Carías señaló que los daños en el río La Magdalena, tributario del río Paz, son irreversibles, pero que si se toman las medidas adecuadas se puede evitar daños mayores.

“Nos han matado miles de peces río abajo, esta contaminación va a pasar por San Lorenzo, Tacuba, Ataco, Cara Sucia y otros, hasta llegar al mar, es una tragedia que no puede arreglarse de la noche a la mañana”, consideró Carías.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter