Empiñadas, la dulce tradición que distingue a Zacatecoluca

La familia Reyes cree que el oficio artesanal podría desaparecer en unos años, pues no hay interés de aprenderlo.
Enlace copiado
Artesanal.  En Zacatecoluca hay al menos otras 10 personas que se dedican a la elaboración de estos dulces, que son a tres por $1, la mayoría residentes en la colonia Vista Hermosa. Las empiñadas de Zacatecoluca son comercializadas en todo el país.

Artesanal. En Zacatecoluca hay al menos otras 10 personas que se dedican a la elaboración de estos dulces, que son a tres por $1, la mayoría residentes en la colonia Vista Hermosa. Las empiñadas de Zacatecoluca son comercializadas en todo el país.

Empiñadas, la dulce tradición que distingue a Zacatecoluca

Empiñadas, la dulce tradición que distingue a Zacatecoluca

Enlace copiado
La elaboración artesanal de empiñadas es una tradición en el municipio de Zacatecoluca (La Paz) y también parte de su patrimonio. Desde hace décadas varias familias de la localidad se dedican a este dulce oficio, entre estas la familia Reyes, una de las mayores productoras de empiñadas desde hace más de 30 años.

Doña María Marta de Reyes y su esposo don Víctor Reyes hacen empiñadas todos los días, a excepción de los domingos, en su casa ubicada en el barrio San Sebastián Analco.

Con orgullo recuerdan que lograron sacar adelante a sus cuatro hijos y darles estudios universitarios principalmente con la elaboración de empiñadas.

Estos dulces se fabrican a base de harina de trigo, almidón, colorantes de tonos amarillo y rosado, y jalea de piña.

Con los primeros se hace una mezcla líquida por cada color, que se coloca en una plancha redonda de metal de dos caras con agarraderas, la cual se pone sobre una llama de leña y se presiona para extenderla como una tortilla y cocinarla. Se le da vuelta para que el cocimiento sea parejo y posteriormente, al tener las dos tapas de diferente color, se le coloca la miel de piña a una.

Aunque parece un actividad fácil, requiere de mucha práctica, tanto para darle el cocimiento exacto a la mezcla sin quemarla, como para lograr la redondez de cada parte y colocarle la miel sin quebrar la delgada “tortilla”.

Según doña María, ella aprendió el oficio a los 10 años y desde entonces ha sido su fuente de ingresos. En un día, según los esposos, elaboran de 400 a 500 empiñadas, que son comercializadas directamente por doña María o entregadas a otras personas. 

Tags:

  • La Paz
  • Zacatecoluca
  • empiñadas

Lee también

Comentarios

Newsletter