Lo más visto

Empleados de juegos también extorsionaban

Le exigían vía telefónica $100 a una persona en Juayúa a cambio de no atentar contra ella o su familia.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero En cada pueblo.  Los individuos eran de difícil localización, pues cuando finalizaba la fiesta patronal, se movían de municipio para seguir delinquiendo.

Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero En cada pueblo. Los individuos eran de difícil localización, pues cuando finalizaba la fiesta patronal, se movían de municipio para seguir delinquiendo.

Enlace copiado

Elementos de la Unidad Antiextorsiones de la Policía Nacional Civil (PNC) capturaron ayer en la madrugada a dos trabajadores de los juegos mecánicos que estaban en la feria de la ciudad de Juayúa, Sonsonate, luego de que se les sorprendió recogiendo el dinero exigido a una persona de ese municipio.

Los detenidos responden a los nombres de Rafael Antonio Barahona Guardado, de 18 años, y Alexánder Alberto Gudiel Ramos, de 29.

De acuerdo con las investigaciones, los delincuentes formaban parte de una estructura de empleados de juegos mecánicos que delinquen en distintos municipios donde se realizan fiestas patronales. En cada lugar donde instalaban los juegos mecánicos aprovechaban para exigir dinero a algunos comerciantes, y lo recogían durante los días que duraba cada fiesta. Una vez se movían a otro municipio, también realizaban la misma actividad, por eso era difícil detectarlos, pues se trasladaban varias veces al mes a diferentes lugares.

Sin embargo, durante las fiestas de Juayúa los delincuentes comenzaron a llamar y a enviar mensajes escritos a un poblador al que le pedían $100 a cambio de no dañar a su familia y a él. La PNC tuvo conocimiento de la acción delincuencial y le dio seguimiento a las llamadas y constantes peticiones de dinero.

Los investigadores supieron que los extorsionistas iban a recoger el dinero ayer en la madrugada, en el sector de la feria de ese municipio. La víctima llegó a poner el dinero donde los desconocidos le dijeron y los investigadores esperaron a que fuera recogido.

Los dos desconocidos comenzaron a pasar varias veces por el lugar indicado, pero no se atrevieron a recoger el dinero porque había muchas personas, fue hasta en la madrugada que decidieron hacerlo, pero fueron sorprendidos.

Se pudo determinar que los responsables de la extorsión eran empleados de los juegos mecánicos. Esta es la tercera ocasión en que se captura a personas de ese rubro laboral.

El año pasado se detuvo a dos individuos por exigir dinero a un comerciante del cantón Metalío, en Acajutla. Le pedían $500. También fueron capturadas tres personas en la feria de San Miguel, cuya víctima era de Sonsonate.

Lee también

Comentarios