Loading...

Emprende con la venta de mariscos

A falta de oportunidades laborales en el sector formal muchos jóvenes le apuestan a la venta informal y otros emprendimientos.

Enlace copiado
Vendedor. Kevin trabaja  en el puesto de su familia tras no encontrar un empleo formal.

Vendedor. Kevin trabaja en el puesto de su familia tras no encontrar un empleo formal.

Enlace copiado

La falta de empleos o el obtener solo trabajos mal remunerados, empujaron al joven ahuachapaneco Kevin Enrique Gacía Rivera, a dedicarse al comercio de mariscos junto a su familia, en el mercado de Ahuachapán, donde él es la cabeza del negocio.

"Yo soy bachiller, pero me ha gustado más el negocio, pues siento que ganó más en el mercado que en un trabajo formal. Al salir de la escuela, trabajé como albañil, un trabajo de jornadas más largas y menos remunerado", recordó el joven.

Asegura que vender mariscos no es un trabajo fácil, pues la jornada empieza desde la madrugada. "Trabajamos de lunes a domingo, empezamos a la 1 de la madrugada porque vamos a traer el pescado a Sonsonate, a las 4 a.m. estamos de regreso, y en todo lo que arreglamos la venta nos dan las 6, y a esa hora comenzamos la venta, y terminamos a las 3 de la tarde. Al siguiente día es la misma rutina, nos toca pesado, pero cuando a uno le gusta algo lo hace con ganas" explicó el comerciante.

Kevin contó, que quien ha estado siempre al frente del negocio es su mamá, y que él y su hermana, son los que la impulsan a continuar y a crecer con el comercio de mariscos en Ahuachapán. "Mi hermana es enfermera del hospital San Juan de Dios de Santa Ana, cuando tiene turno no viene, o cuando trae mucho sueño, pero de lo contrario siempre está aquí apoyando con las ventas" añadió.

El comerciante dijo que tiene buenas expectativas de venta para la próxima temporada de cuaresma, y que se alistará con toda clase de producto.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines