Lo más visto

Emprendimiento y altruismo que llegó desde la zona oriental del país

Enlace copiado
Benefactora. La empresaria Mirna de Macay, con una anciana beneficiada con silla de ruedas, en una de sus actividades de ayuda para con los más necesitados. Su altruismo fue reconocido por el Comité de Festejos Patronales que le otorgó el premio Zenzontlat.

Benefactora. La empresaria Mirna de Macay, con una anciana beneficiada con silla de ruedas, en una de sus actividades de ayuda para con los más necesitados. Su altruismo fue reconocido por el Comité de Festejos Patronales que le otorgó el premio Zenzontlat.

Emprendimiento y altruismo que llegó desde la zona oriental del país

Emprendimiento y altruismo que llegó desde la zona oriental del país

Enlace copiado
El departamento de Sonsonate se caracteriza por su gente emprendedora, que trabaja con dedicación para alcanzar sus sueños, realizando acciones de emprendimiento y de ayuda para los más necesitados.

Entre los empresarios que llegaron hace más de 30 años a la cabecera departamental procedentes de la zona oriental de El Salvador se encuentra Mirna de Macay, quien se ha destacado por su dedicación en la producción de lácteos, pero también en realizar acciones altruistas.

La empresaria cuenta que abandonó la zona oriental a causa del conflicto armado y que junto con su esposo decidieron vender todo para emigrar a Sonsonate. “Me considero una sonsonateca más porque llevo 30 años en este lugar y mis tres hijos nacieron acá”, dijo.

Durante varios años, De Macay ha apoyado obras como llevar alimentos a los ancianos del dormitorio público de Sonsonate, contribuir con el hogar de jóvenes en rehabilitación La Divina Providencia y desde hace dos años y medio pertenece al Club Rotario San Salvador Cuscatlán, cuyos miembros desarrollan acciones de apoyo para traer a médicos de Estados Unidos que realizan operaciones de paladar hendido o en otras personas con impedimentos físicos.

“Hace unos días finalizamos operaciones para niños con problemas de paladar hendido y hacemos campañas para atender a los médicos de Estados Unidos que vienen a realizar las operaciones para personas de escasos recursos económicos”, cuenta De Macay.

En Sonsonate ella es empresaria de productos lácteos y ofrece oportunidades de trabajo a decenas de sonsonatecos, cuyos hijos en edad escolar también reciben beneficios.

Según De Macay, ella apoya a unos 150 niños en edad escolar cuando inician sus clases y entrega una mochila y útiles a cada uno de los hijos de sus empleados.

La planta procesadora de lácteos la tiene ubicada en el cantón San Julián, de Acajutla, y allí realiza obras con los alumnos del centro escolar de la zona conocida como kilo 5.

“Apoyo a una buena cantidad de personas, aparte de mis empleados. Han habido personas beneficiadas de Metalío, Santo Domingo de Guzmán, todo depende de las necesidades de las personas”, afirmó De Macay.

Aparte de esa labor altruista que desarrolla para con las instituciones y personal de la empresa, De Macay también contribuye semanalmente donando parte de sus productos a la casa de ancianas de Sonsonate.

Algunos centros educativos del departamento también han sido beneficiados con la contribución que realiza De Macay, por medio de productos y también con implementos deportivos.

Los agricultores de las comunidades del municipio de Caluco forman parte del grupo de personas que la empresaria, proveniente de la zona oriental, ha beneficiado por medio de sistemas de riegos por goteo, para darle mantenimiento permanente a los cultivos.

Su labor de beneficencia y como una empresaria destacada para abonar al desarrollo del departamento de Sonsonate, la hicieron merecedora en febrero pasado con el premio Zenzontlat de Plata, otorgado por el Comité de Festejos Patronales de la cabecera departamental.

Tags:

  • Sonsonateca de bien
  • empresaria
  • De Macay

Lee también

Comentarios