Lo más visto

Empresa con nexos a exfiscal Martínez duplicó crecimiento

Un exempleado de la Fiscalía General afirma que Luis Martínez le entregó casi $230,000 en efectivo para que los trasladara constantemente a la empresa BODEPA, desde donde eran pagadas sus tarjetas de crédito.
Enlace copiado
Empresa con nexos a exfiscal Martínez duplicó crecimiento

Empresa con nexos a exfiscal Martínez duplicó crecimiento

Empresa con nexos a exfiscal Martínez duplicó crecimiento

Empresa con nexos a exfiscal Martínez duplicó crecimiento

Enlace copiado
La Sociedad Bolsas Desechables y Plásticos, S. A. de C. V. (BODEPA) reportó un crecimiento de $629,988.34 entre 2013 y 2015, es decir, que tomando las cifras globales del patrimonio declarado ante el Centro Nacional de Registros (CNR), creció a un ritmo del 7 % cada dos años. En los tres años anteriores (2010-2012) solo creció $295,000 o el 3.5 %.

En el período en que la empresa duplicó su nivel de crecimiento de capital fungía Luis Martínez como fiscal general, quien aceptó recientemente que tiene un lazo de parentesco con la familia Torres, principales accionistas de BODEPA. Además, según consta en el informe que la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) realizó del patrimonio del exfuncionario, dicha empresa respaldó cuatro tarjetas de crédito con un límite de $20,000 para el uso del exfiscal y su familia. Instrumentos financieros que eran pagados por Martínez con fondos cuyo origen ha sido cuestionado por la CSJ.

La familia del exfiscal depositó en dichas tarjetas, durante el período en el que Martínez fue titular, $384,632.49, pero gastó más de $400,000.

Según evaluaron los magistrados de la CSJ, Martínez, del total de pagos, solo pudo justificar legalmente $15,774.78, por lo que se le cuestionó el origen de $368,857.71 en abonos a las tarjetas.

El exfiscal remitió una nota de la Corte en la que argumentó que tener esas tarjetas a su nombre “no obedeció a otra situación o circunstancia sino a una mera concesión, dados los lazos (familiares) existentes ya expresados”, sin pagos extras.

Martínez también argumentó que el dinero para pagar dichas cuentas provenía de viáticos y de fondos recibidos de Casa Presidencial durante 29 meses en la administración del expresidente Mauricio Funes y durante siete con el actual presidente. Según el exfuncionario, los gobiernos le otorgaron recurrentemente entre $10,000 y $20,000 en su calidad de fiscal general de la República.

El exfiscal también intentó aclarar a la CSJ las ocasiones en que cuentas de la Fiscalía aparecían transfiriéndole dinero a sus tarjetas. Según el exfuncionario, cuando en algunas ocasiones la tarjeta oficial de la Fiscalía no funcionaba en los viajes oficiales, tenía que hacer pagos con su tarjeta y luego ser reembolsado desde la cuenta de la institución.

“No me serví de fondos destinados a la institución para pagar gastos relativos únicamente a mi persona o mi familia”, afirmó Martínez en la nota aclaratoria.

El magistrado Sidney Blanco, en su programa radial en Radio Cadena Mi Gente, aseguró que es curioso que a Martínez se le hayan entregado cerca de $190,000 de viáticos durante su gestión.

Urgió, además, que la Fiscalía investigue por qué Martínez hizo tantos viajes de “negocios” durante su trabajo como funcionario público. En total, realizó más de 100 viajes, entre oficiales, de turismo y de “negocios”.

Movimientos en efectivo

Cuando la CSJ interpeló al banco emisor sobre las razones por las que facilitó las tarjetas al exfiscal y el origen de los fondos con los que se pagaron dichos instrumentos financieros, la institución financiera remitió una carta a los magistrados en la que advirtió que la totalidad de los fondos otorgados para el pago de las tarjetas, así como su uso, es total responsabilidad de Martínez y su familia, quienes nunca han sido inversionistas de la empresa dueña de los plásticos.

Además, señaló que la emisión de las tarjetas responde al lazo de parentesco y confianza entre los accionistas y Martínez.

El banco envió también el detalle de 68 abonos realizados, en su mayoría en efectivo, que ascienden a unos $230,000, de los cuales $31,000 datan de 2013.

Según datos del CNR, en el balance de 2013, BODEPA registró $700,000 bajo la razón de “otros ingresos”.

El exempleado de informática de la FGR Julio Portillo Olla aseguró ante la CSJ que Martínez trasladó cerca de $230,000 en efectivo desde el despacho del exfiscal hacia BODEPA.

Los magistrados de la CSJ lograron determinar, a través de entrevistas a involucrados, que Martínez entregaba dinero en efectivo a Portillo, quien lo pasaba al gerente de BODEPA, Moisés Nájera, quien posteriormente se lo daba al contador de la empresa, Francisco Cartagena.

Luego era pasado al motorista de BODEPA Henry Giovanny Archila, quien hacía los depósitos en las ventanillas bancarias correspondientes.

Lee también

Comentarios