Empresa que TSE señaló se desliga de fallo

Representante legal de empresa SAPLIC se defendió por actuación en divulgación de datos.
Enlace copiado
Descargo.  La empresa que el TSE culpó por el fracaso de escrutinio preliminar también se lavó las manos del diseño del módulo de divulgación que no funcionó.

Descargo. La empresa que el TSE culpó por el fracaso de escrutinio preliminar también se lavó las manos del diseño del módulo de divulgación que no funcionó.

Empresa que TSE señaló se desliga de fallo

Empresa que TSE señaló se desliga de fallo

Enlace copiado
Benjamín Zepeda, representante de Soluciones Aplicativas –empresa a la que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) señaló como culpable de la falla por la que no se transmitieron los resultados preliminares de las elecciones–, negó las acusaciones de Julio Olivo en su contra.

“Nuestra postura llega hasta procesar los datos y guardarlos, de ahí para adentro no sabemos quién (falló), porque no es algo que se nos comunicó y desconozco. Soluciones Aplicativas (SAPLIC S. A. de C. V.) procesaba y guardaba la información. No divulgaba”, afirmó Zepeda ayer en conferencia.

Zepeda hizo referencia a que el contrato era para el “desarrollo informático de sistema de verificación de actas de cierre y escrutinio”, que según la página institucional Comprasal tiene el código CD-41/2015-PE y fue publicada el pasado 21 de enero, 38 días antes de elecciones.

El martes, los magistrados Olivo y Ulises Rivas aceptaron que no verificaron los antecedentes de esta compañía a la que, supuestamente, le confiaron el proceso de difusión de los resultados de las elecciones de este año. Rivas dijo que los habían contratado “de buena fe” y agregó que esta “experiencia les quedaba como lección de vida, para operar sobre máxima desconfianza”.

SAPLIC se fundó el 16 de marzo de 2012 con un capital de $2,000, según el CNR. Sin embargo, su último activo registrado es de $1,700, lo que significa que el TSE cedió una parte vital de los comicios a una empresa que cerró el año pasado con pérdidas.

En 2013, la empresa declaró que solo ganó $1,591.90. No obstante, el 29 de septiembre de 2014, SAPLIC compró, a crédito, un carro Toyota Corolla año 2011 a un precio de $15,000, con un plazo para pagar de cinco años. En otras palabras, fue una adquisición que sobrepasó la capacidad que argumentó tener ante el Estado.

Pese a sus registros económicos, Zepeda dijo a los medios que la suya es una “maquila de software nacional que ha sido subcontratada internacionalmente para distintos proyectos, incluyendo elecciones”. La experiencia de SAPLIC, de acuerdo con su propietario inscrito, incluye “las grandes empresas del país, además de empresas mexicanas, guatemaltecas y de Suramérica”. Zepeda, sin embargo, no presentó evidencias de nada de esto.

Tags:

  • TSE
  • SAPLIC
  • divulgacion
  • Elecciones 2015

Lee también

Comentarios

Newsletter