Lo más visto

Empresa se desliga de contaminación

Quimagro dijo que tras el embargo que sufrió fueron los bancos los responsables.
Enlace copiado
Sin definir. Los representantes de Quimagro alegan que la responsabilidad de procesar los tóxicos abandonados en San Luis Talpa es de los bancos que los embargaron.

Sin definir. Los representantes de Quimagro alegan que la responsabilidad de procesar los tóxicos abandonados en San Luis Talpa es de los bancos que los embargaron.

Empresa se desliga  de contaminación

Empresa se desliga de contaminación

Enlace copiado
Representantes de la empresa Quimagro, dueña de los tóxicos abandonados en el cantón Loma de Gallo de San Luis Talpa, departamento de La Paz, dijeron ayer que no tienen responsabilidad en una posible contaminación en la zona por las 19 toneladas de químicos que hay dentro de una bodega de la exfábrica de pesticidas.

De acuerdo con los representantes de la compañía, que prefirieron mantenerse en el anonimato, el descuido de los 85 barriles que hay en el sitio es responsabilidad de los bancos que tomaron posesión de la empresa tras embargarla en 1984.

“No podemos asumir ninguna responsabilidad con esos tóxicos porque nosotros fuimos separados de nuestros cargos dentro de la empresa por parte de dos bancos. Ellos nombraron sus propios gerentes y no nos dejaban ingresar a la planta”, señaló un representante.

Quimagro fue embargada por dos bancos de capital privado en 1984 por no poder solventar una deuda de $40,000. Las dos instituciones financieras crearon un convenio de intervención y administración financiera donde separaron del cargo al presidente de la compañía y los gerentes.

La administración de la compañía de pesticidas fue administrada por los bancos durante 10 años. En ese lapso, según los representantes de Quimagro, la empresa contrajo más deuda y las instalaciones sufrieron un acentuado deterioro.

El mal estadode las instalaciones, según la viceministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, ha propiciado que las seis toneladas de toxafeno, 12 toneladas de sponto y una más de paratión metílico pudieran haber contaminado el subsuelo, agua y aire.

Los dos bancos que asumieron la administración de Quimagro fueron absorbidos por otro banco, también de capital privado, que es el propietario de ese capital en la actualidad.

Los habitantes del sector se han quejado desde hace años de padecer de enfermedades de la piel y las vías respiratorias, fuertes dolores de cabeza, y sufrir insuficiencia renal. Pohl dijo recientemente que el toxafeno es una sustancia que puede ocasionar enfermedades.

El Fondo de Saneamiento y Fortalecimiento Financiero (FOSAFFI), que tiene a cargo la administración de las instalaciones por el embargo que sufrió Quimagro, dijo que ellos no pueden asumir la responsabilidad de los tóxicos porque su labor “únicamente es resguardar el sitio”. Los tóxicos ya estaban cuando asumieron. Quimagro señaló que tiene un litigio contra el banco que heredó los activos de los otros dos bancos que los embargaron.

La empresa interpuso una demanda mercantil alegando “mala administración”. Un tribunal mercantil ordenó al banco, en 2001, cancelar una indemnización a la compañía. El caso pasó a casación y llegó hasta la Sala de lo Civil de la Corte Suprema, que le dieron la razón a los bancos y anularon el fallo judicial.

En 2010, la Sala de lo Constitucional, tras aceptar un amparo de Quimagro, ordenó a los magistrados de lo Civil volver a resolver considerando “el acceso a la justicia”. La compañía aún espera el fallo.

Tags:

  • toxicos abandonados
  • Quimagro
  • San Luis Talpa
  • contaminacion

Lee también

Comentarios