Lo más visto

En 15 días comenzarían a levantar casas temporales

Se adquirieron 150 estructuras, de las que ayer solo se presentó el modelo, que serán para familias que no son propietarias de terreno.
Enlace copiado
En 15 días comenzarían a levantar casas temporales

En 15 días comenzarían a levantar casas temporales

Enlace copiado

Los integrantes de la familia Mata Vásquez, residentes en el cantón Tierra Blanca, de Chirilagua, San Miguel, fueron de las primeras personas en recibir una de las 150 viviendas desmontables que serán edificadas en las comunidades que resultaron afectadas a causa del enjambre sísmico ocurrido en los municipios de Chirilagua, Intipucá y El Carmen.

Ayer por la mañana, en el patio de su domicilio, fue armada la vivienda que servirá de modelo para el resto de construcciones que se comenzarán a hacer dentro de dos semanas.

Mientras un grupo de empleados armaba la estructura, se desarrolló un pequeño acto que contó con la presencia del titular del Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia, y del viceministro de Obras Públicas, Emilio Ventura.

“Nuestra casa quedó prácticamente destruida con los temblores y nos ha tocado estar en una galera hecha con plásticos, pero ahora tendremos una casita donde nos vamos a poder proteger de la lluvia”, dijo Íngrid Vásquez de Mata, delante de miembros de la comunidad que llegaron para conocer el tipo de casa que les construirán.

Durante la reunión, Ventura explicó a las familias que en las próximas semanas se les entregarán viviendas hechas con paneles de fibrocemento, resistentes a la penetración del agua y los sismos.

El funcionario dijo que todavía se está realizando un proceso para identificar la cantidad de familias que no cuentan con escrituras de propiedad y que se les entregarán viviendas desmontables, por lo que ya se adquirieron las primeras 150.

“Personas que no son propietarias de sus terrenos y perdieron totalmente sus viviendas van a recibir una vivienda temporal de 10 x 5 metros, que son de estructuras metálicas y láminas de fibrocemento que vienen a tensar las paredes y son resistentes al agua”, indicó el funcionario, y agregó que de ser necesario, harán más viviendas.

La inversión para la construcción de estas viviendas es de $1 millón, de los cuales $300,000 han sido invertidos en las primeras 150 viviendas desmontables.

Lee también

Comentarios