En Opico, a golazo limpio

Con seis goles de buena factura, Juventud Independiente y Once Municipal dividieron honores ayer.
Enlace copiado
Respeto.  Juventud Independiente y Once Municipal tuvieron algunos encontronazos en el choque que empataron ayer 3-3 en San Juan Opico.

Respeto. Juventud Independiente y Once Municipal tuvieron algunos encontronazos en el choque que empataron ayer 3-3 en San Juan Opico.

En Opico, a golazo limpio

En Opico, a golazo limpio

Enlace copiado
<p></p><p></p><p>accion</p><p></p><p></p><p>Partidos como el que se jugó ayer en San Juan Opico entre Juventud Independiente y Once Municipal son los que captan la atención del aficionado y lo invitan a no faltar domingo a domingo a los estadios. Opicanos y ahuachapanecos regalaron seis goles de buena factura para firmar un empate de 3-3.</p><p>Hubo una constante lucha por controlar pelota y no prestársela al rival. Pero el trabajo en equipo que hicieron en el medio campo no le permitía a ninguno inclinar la balanza a su favor.</p><p>Lo que sí consiguieron fue llegar en varias oportunidades al arco contrario, probando los reflejos de los guardametas. </p><p>Julio Martínez, el portero de Once Municipal, empezaba a tener acción, respondiendo de buena forma al llamado de último minuto que tuvo para ir a cuidar los tres postes, debido a que José Luis González tuvo problemas con el uniforme.</p><p>El primer golazo de la tarde llegó de los pies del colombiano Camilo Mejía, quien le metió la parte interna del botín derecho a la pelota y puso cerca del ángulo. </p><p>El volante cafetero se encargó de tomar las riendas de sus compañeros y exigirles que fueran siempre al frente. Mejía siempre tuvo la ayuda de sus marcadores Óscar Jiménez y Juan Lazo Cruz, quienes robaban pelotas para ponerlas a sus pies.</p><p>Pero la reacción de “la Juve” llegó al minuto 20, gracias a Irving Valdez, quien demostró en una sola jugada varias de sus virtudes, especialmente la de un potente disparo, porque dejó sentado a Martínez en el tanto del empate. </p><p>Hasta ese momento, nadie era más que el otro, a pesar de que los de San Juan Opico tuvieron que modificar de manera obligada su esquema, por la lesión que sufrió Mario Morales. Su reemplazo fue René Ramos, quien no terminó de aportar lo que el equipo necesitaba y fue sustituido en la parte final del partido.</p><p>El festín de goles de calidad en la tarde de ayer, la continuó Glauber Da Silva, demostrando que no es casualidad la cantidad de anotaciones desde los tiros libres. En el '33 se animó desde afuera del área y la pelota pasó en medio de la barrera, hasta que besó las redes.</p><p>El segundo tiempo se mantuvo con ambos equipos con la idea de ir al frente para regalar un buen espectáculo, pero con el Juventud obligado a igualar, al menos. Y lo logró otra vez al '50. Por segunda vez en la tarde, Irving Valdez puso la fiesta opicana.</p><p>Siete minutos más tarde ('57), Hernán Durán volvió a poner adelante a los canarios con una pelota suelta que se encontró en el área y cerró la cuenta de goles para el Once Municipal.</p><p>“La Juve” peleó hasta lo último. No importaba cómo, pero necesitaban empatar. Y encontró su premio cuando Yubini Salamanca decretó el definitivo 3-3 con otro de los golazos, al poner lejos de los guantes de Martínez su disparo desde fuera del área.</p><p></p><p></p>

Tags:

  • portada
  • lo-del-dia

Lee también

Comentarios

Newsletter