Loading...

En Rancho Viejo esperan por un clínica desde 1979

El 12 de junio una joven que dio a luz en su casa casi pierde a su bebé por la falta de asistencia médica.

Enlace copiado
1Transporte.  Cuando se requiere trasladar a un paciente hacia un centro médico debe hacerse en lancha, pero  un viaje puede llegar a costar más de $30.

1Transporte. Cuando se requiere trasladar a un paciente hacia un centro médico debe hacerse en lancha, pero un viaje puede llegar a costar más de $30.

Enlace copiado

La falta de una clínica y de personal y equipo médico son parte de las principales carencias que enfrentan los 500 habitantes de la Isla Rancho Viejo, de San Dionisio, Usulután.

Esta falta de servicios médicos por poco causa que un recién nacido perdiera la vida el domingo 12 de junio. Su madre, Karina Elizabeth Carranza, de 23 años, entró en labor de parto en su casa, situada en medio de unos manglares.

La asistencia médica más cercana era una promotora de salud de Puerto Parada, quien tuvo que realizar un recorrido en lancha de aproximadamente 15 minutos hasta la isla, esto gracias a que un lanchero de la comunidad al darse cuenta de la emergencia no dudó en ir a buscarla.

“Hemos tenido que lamentar la muerte de un niño y de otras personas por falta de una clínica y de una ambulancia. Es una situación díficil”.

Zulma Emérita Chávez, líder comunal

Al lugar también llegaron socorristas de Cruz Verde, quienes caminaron durante medio kilómetro en medio de manglares hasta llegar a la casa de Karina.

La joven ya había dado a luz sola, pero el bebé aún tenía el cordón umbilical unido a la madre, y su piel se estaba tornando morada, según los socorristas.

"Al llegar la paciente estaba delicada, la piel del niño tenía tonalidad morada y no lloró como lloran los recién nacidos. Sabíamos que era una urgencia y que teníamos que apresurar el paso para sacarla de la isla", comentó Jimmy Quinteros, director de la Cruz Verde de Puerto Parada.

Madre e hijo fueron atendidos inicialmente por la promotora y luego trasladados por los socorristas hacia el hospital San Pedro de la ciudad de Usulután, donde permanecieron durante varios días.

Emergencia. Karina Elizabeth Carranza, de 23 años, tras dar a luz en su casa, espera por una lancha que la llevará al hospital de Usulután

Un mal de siempre

Las problemas para acceder a servicios básicos de salud han afectado desde siempre a los habitantes de esta isla que comenzó a ser habitada en 1979.

La unidad de salud más cercana para los habitantes de Rancho Viejo es la de la isla La Pirraya, por lo que prefieren viajar directamente a la unidad de salud de Puerto Parada, que les queda más accesible debido al transporte.

La falta de servicios médicos en Rancho Viejo ha obligado a sus habitantes a tratarse sus enfermedades con medicamentos caseros, a menos que sea una emergencia. Incluso, las embarazadas en la mayoría de casos tampoco asisten a controles médicos prenatales por la dificultad de viajar todos los meses hasta Puerto Parada.

Zulma Emérita Chávez Mejía, presidenta de la Asociación de Desarrollo Comunal (ADESCO) de la isla, quien también es coordinadora de la comisión comunal de Protección Civil y exconcejal de la alcaldía de San Dionisio, expresó que para los habitantes de la isla es un problema de vida o muerte no tener un establecimiento de salud.

"Es bien difícil no contar con la clínica para las emergencias y es una gran dificultad que padecemos porque es una hora de recorrido para llegar hasta el hospital de Usulután. La unidad de salud de La Piraya no da abasto y tampoco funciona las 24 horas", expresó la líder comunal.

Enfermarse durante los fines de semana es lo peor que le puede pasar a un habitante de Rancho Viejo, ya que las clínicas que tienen cerca no atienden y cuando las emergencias ocurren deben ir hasta el hospital San Pedro, como le ocurrió a Karina después de dar a luz en su casa, teniendo también inconvenientes para encontrar transporte en Puerto Parada que los lleve hasta el hospital.

El costo económico también es parte de la problemática que enfrentan los habitantes de las islas para acudir a un centro de salud, pues si abordan una lancha como pasajeros deben de pagar $1 por persona, pero hay que esperar hasta que la lancha se llene; mientras que si la contratan para un viaje, el costo sube a $30 o más, además del pago del transporte que los lleve al hospital, ya una vez en tierra.

Necesidades. La falta de un establecimiento de salud es una de las principales problemas que padecen los habitantes de las islas de Usulután.

"Hace cinco años tuvimos que lamentar la muerte de un niño que tenía una fiebre muy alta y no se llegó a tiempo al hospital. Recientemente también murió una persona muy querida en la comunidad por covid-19", aseveró la líder comunal.

Agregó, que afortunadamente los lancheros de Rancho Viejo y de las islas aledañas son solidarios y siempre ayudan a los pobladores cuando se trata de una emergencia.

Dijo que aunque sobreviven del trabajo con sus lanchas, en ocasiones no cobran por el viaje, o si cobran lo hacen solo por el costo del combustible para ayudar a quienes necesitan salvar la vida de sus familiares. La unidad entre los habitantes de las islas de Usulután les permite sobrevivir a diario.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Usulután
  • RanchoViejo
  • isla
  • clínica
  • ambulancia

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines