Lo más visto

Más de El Salvador

En octubre, un salvadoreño será “santo del mundo”

El cardenal Gregorio Rosa Chávez celebró que el papa Francisco haya decidido canonizarlo en Roma, y calificó el hecho como “extraordinario”, con un “valor simbólico” para los salvadoreños.
Enlace copiado
En octubre, un salvadoreño será “santo del mundo”

En octubre, un salvadoreño será “santo del mundo”

Enlace copiado

Que el papa Francisco haya decidido canonizar al obispo mártir Óscar Arnulfo Romero en Roma (Italia) ha llenado de regocijo a la Iglesia católica salvadoreña, pese a que había manifestado su deseo de que la ceremonia se llevara a cabo en la tierra natal del beato. Poco después de conocida la decisión, el cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, reconoció que celebrar la canonización en la Basílica de San Pedro implica brindarle a Monseñor una dimensión mundial.

“Celebrando aquí la ceremonia, Romero va a ser santo del mundo, además, junto a Pablo VI, maestro y discípulo juntos”, expresó Rosa Chávez después de haber participado, por invitación del papa Francisco, en el consistorio en el que también fue anunciado que será el 14 de octubre próximo cuando tenga lugar la ceremonia de canonización.

La noticia llegó de madrugada a El Salvador, donde cientos de feligreses realizaron una vigilia en la cripta de la Catedral Metropolitana desde las 2 de la mañana.

Apenas conocida la noticia, el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, expresó, a través de su cuenta en la red social Twitter, su alegría y agradecimiento al sumo pontífice.

“Con inmensa alegría recibimos el anuncio del papa Francisco sobre la canonización en Roma, el domingo 14 de octubre de 2018, del beato Óscar Romero, mártir y profeta entregado a su pueblo”, reza el primer tuit.

“Agradezco a su santidad por el amor manifestado hacia la figura y obra de nuestro profeta mártir beato Óscar Romero, y por hacer realidad el sueño de toda una nación de verlo convertido en santo”, agregó en el segundo tuit.

Finalmente, escribió: “Felicitamos a la Iglesia católica, a otras iglesias y a hombres y mujeres que reconocen de manera universal la magnificencia, entrega y el sacrificio del beato Óscar Romero. Llenos de orgullo le llamaremos San Romero, guía espiritual en América y el mundo”.

Las campanas sonaron a las 6 de la mañana en todos los templos católicos en El Salvador, y luego fueron celebradas eucaristías para agradecer por el magno e histórico suceso.

La canonización, detalla el comunicado, tendrá lugar durante el Sínodo de los Obispos de todo el mundo para los jóvenes.

El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, expresó su “gozo desbordante por tan importante noticia”.

“Agradecemos a Dios su inmensa bondad para con nuestro pueblo e invitamos a todos los fieles a prepararnos de la mejor manera para dicha canonización, a profundizar en el conocimiento y amor a nuestro santo obispo, pastor y mártir, a poner en práctica sus enseñanzas”, expresó a través del documento.

Escobar también agregó en conferencia de prensa: “Se está celebrando el sínodo de los obispos del mundo, en ese mes, en octubre, el papa ha querido que sea en medio del sínodo como indicando el corazón, donde se va a proponer al papa Pablo VI y a monseñor Romero como los modelos para los obispos, en su pastoral, esto es muy hermoso, es un detalle del papa de delicadeza y amor para nuestro beato. Que sea en Roma es importante, Roma es el corazón de la Iglesia, un acontecimiento que da un sentido de universalidad y los santos son para ser luz en el mundo por su doctrina y su testimonio”.

Monseñor Óscar Arnulfo Romero fue beatificado el 23 de mayo de 2015 en la plaza Las Américas, donde está el monumento al Divino Salvador del Mundo.

Lee también

Comentarios