Encomienda con armas no venía a ninguna empresa importadora

La Dirección General de Aduanas informó que el caso fue asumido inmediatamente por la División de Armas y Explosivos.
Enlace copiado
Encomienda con armas no venía a ninguna empresa importadora

Encomienda con armas no venía a ninguna empresa importadora

Enlace copiado
El titular de la Dirección General de Aduanas (DGA), Carlos Cativo, informó ayer que la encomienda en donde encontraron armamento de guerra el pasado miércoles venía dirigida a “una persona natural”, es decir, a nombre de una sola persona, no una empresa. Cativo se reservó el nombre, dijo, para no perjudicar la investigación.

El funcionario agregó que la persona a la que venía dirigida la encomienda, además, no está autorizada para importar armas.

El pasado miércoles, la DGA detectó las armas ocultas en paquetes que trasladaban otras mercancías, en las aduanas de Anguiatú (Santa Ana) y en el puerto de Acajutla (Sonsonate). Los paquetes -procedentes de Estados Unidos- serían trasladados a la aduana de San Bartolo (Ilopango), para que sus responsables los recogieran.

Cativo explicó, además, que cuando descubrieron las armas avisaron a la División de Armas y Explosivos (DAE) de la Policía Nacional Civil (PNC); unidad que retomó la investigación del caso.

Entre el armamento decomisado, según el reporte de la DGA, está alguno de uso exclusivo de la Fuerza Armada (FAES) -o de guerra- y otro de uso particular. Un fusil desarmado, presumiblemente M-16, dos rifles, dos pistolas, dos miras telescópicas, el cuerpo de una granada M-67, sin explosivo, entre otros, forman parte del decomiso. Además, cientos de cartuchos de varios calibres.

La DGA remitió fotografías del armamento incautado. Las imágenes de la munición muestran algunas balas con puntas de colores; las cuales son similares a la munición conocida como “trazadora”, de uso exclusivo de la FAES y cuya importación para particulares está prohibida en la Ley de Armas y Explosivos. Este tipo de munición fue utilizada en el país durante el pasado conflicto, entre 1980-1992.

Cativo reiteró que el informe también fue remitido a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos, (ATF, por sus siglas en inglés), que se mostró interesada ya que dichas armas tampoco fueron detectadas en su paso por aduanas.

Tags:

  • armas
  • encomiendas
  • armas de guerra

Lee también

Comentarios

Newsletter