Encuentran cuadernos contables de la MS en San Marcos

Una supuesta pandillera era la encargada de ordenar en los cuadernos la contabilidad de las extorsiones en San Marcos, según la PNC.

Enlace copiado
Contadora. Una clica de la MS-13 en San Marcos había designado a Stefany Gil como la contadora de la extorsión.

Contadora. Una clica de la MS-13 en San Marcos había designado a Stefany Gil como la contadora de la extorsión.

Enlace copiado

Los cuadernos que Stefany Aracely Gil Torres, de 27 años, escondía en su vivienda, ubicada en el pasaje 6 del block C de la colonia 10 de Octubre, en San Marcos, detallan la contabilidad de las extorsiones que la clica Octureños Locos Salvatruchos de la Mara Salvatrucha 13 (MS-13) lleva en este año, según explicó ayer en la mañana la Policía Nacional Civil (PNC), durante el operativo en el cual encontraron esos cuadernos.

De acuerdo con la inspección ocular de la Policía, Gil Torres había utilizado los cuadernos para ordenar la contabilidad de las extorsiones de la clica. Las páginas estaban divididas en la contabilidad de cada mes, por cobros a comerciantes y los gastos de la clica por mes.

La Policía detalló que en junio de este año, por ejemplo, Gil Torres había escrito dos columnas con los cobros que los pandilleros hicieron en dos fechas distintas a los comerciantes en el mismo mes. En total, los pandilleros recogieron en concepto de extorsión $1,315. Ese dinero había sido exigido a seis tiendas, un salón de belleza, dos cibercafés, dos ferreterías, dos panaderías, una empresa distribuidora de gas propano y otra empresa de telefonía que ingresa a la colonia 10 de Octubre para instalar sus servicios. El monto que los pandilleros exigieron dos veces ese mes osciló entre los $35 y $75 por tienda, cíber y panaderías. Mientras que a las ferreterías les pidieron $150, y $100 a las empresa de gas propano y servicios de instalación de telefonía.

En la parte de gastos, Gil Torres anotó que $310 era para pagar el rescate de un pandillero (aunque no especifica de qué es el rescate). Otros $100 para completar los $700 de un abogado. Otros $200 para comprar un arma de fuego, $25 para comprar municiones para un fusil M-16. Y así la lista sigue hasta hacer un total de $1,075 en gastos.

Junto con la mujer fue capturada su pareja, Abel Antonio Ángel Valladares, de 25 años, quien supuestamente es el palabrero de la zona y es conocido como “Spay”. También fue capturado Jesús Santamaría Reyes, alias “Black”.

Lee también

Comentarios

Newsletter