Enseñan a niños el arte de cocinar para saltar la barrera del síndrome

Un convenio entre APAC y Paraíso Down hace posible desarrollo de habilidades.
Enlace copiado
Enlace copiado
Paola, de 17 años y con síndrome de Down, ha aprendido varias recetas culinarias gracias a la renovación de la alianza entre la Fundación Paraíso Down y la Academia Panamericana Culinaria (APAC). Cortar las fresas y bañarlas con chocolate derretido es una de las actividades que los jóvenes de la fundación han desarrollado en la escuela culinaria.

La fundación, que tiene su sede en Santa Tecla y que atiende a 140 personas, posee un programa de desarrollo e inserción socio-laboral, que busca dotar a los jóvenes de conocimientos en diversas áreas para que puedan desempeñarse sin inconvenientes en sus actividades cotidianas o cuando buscan empleo.

La iniciativa también busca abrir paso a los emprendimientos en el área gastronómica.

“Le ayuda a los niños a desenvolverse y a hacer recetas que antes no hacían”, aseveró Mirna de Martínez, presidenta de la Fundación Paraíso Down.

El convenio entre la fundación y APAC surgió en 2014. “Nuestra academia ha formado parte de este bonito proyecto apoyando a la fundación con el espacio adecuado para llevar a cabo la formación de estos grandes niños, en donde han aprendido las técnicas, recetas y procedimientos adecuados para convertirse en verdaderos”, consigna APAC en su sitio de internet.

Durante la celebración del Día Mundial de síndrome de Down, realizado en el centro recreativo La Bomba, de Ciudad Merliot, Paola bailó por más de dos horas junto a sus compañeros y un payaso.

Los hermanos y primos de los niños que forman parte de la fundación los acompañaron en el festejo. Comida, golosinas, paletas y juegos fueron realizados en la fiesta, que busca hacer consciencia en la población sobre el síndrome de Down.

Tags:

  • síndrome down
  • oportunidades
  • APAC
  • Paraiso Down

Lee también

Comentarios

Newsletter