Lo más visto

Más de El Salvador

Enseñan ventaja de no quemar

Un suelo erosionado y quemado se vuelve infértil y las plantas no logran desarrollarse.
Enlace copiado
Enseñan ventaja de no quemar

Enseñan ventaja de no quemar

Enlace copiado
Con los objetivos de fortalecer los conocimientos de los productores y demostrarles las consecuencias de no proteger sus suelos agrícolas, la agencia del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) en Chalatenango desarrolló un día demostrativo sobre conservación de suelo y reforestación en la parcela de Aquilino Ramírez, en el cantón El Matazano, en el municipio de San Miguel de Mercedes.

La actividad contó con la asistencia de 30 familias productoras de los diferentes cantones del municipio, beneficiarias del Plan de Agricultura Familiar (PAF) Programa Seguridad Alimentaria, que ejecuta el Ministerio de Agricultura y Ganadería, a través del CENTA.

Se les insistió sobre la importancia de conservar sus suelos y protegerlos de los efectos de la erosión y la no quema. Una de las principales recomendaciones es que eviten quemar sus terrenos, porque un suelo quemado y desprotegido es víctima de la erosión, ya que cuando la lluvia cae hace impacto en el suelo y empieza a arrastrar partículas del mismo hacia los ríos.

“Un suelo erosionado inicia con la formación de galerías, las cuales, al unirse, forman surcos, que posteriormente se convierten en zanjas o cárcavas, lo que va en desmejora de sus bolsillos”, dijo Israel Lemus, técnico de la agencia.

Les recomendaron que para prevenir la erosión de los suelos, deben establecer barreras vivas (sembrando piña de cerco o de zacate vetiver) o barreras muertas con piedras; pero también una forma sencilla de proteger el suelo es dejar residuos o rastrojos de la cosecha anterior y no quemarlo.

En cuanto al zacate vetiver, los técnicos aseguran que además de retener el suelo contribuye a la infiltración el agua y, por ende, a mantener los mantos acuíferos pues posee una raíz que llega hasta los dos metros de profundidad.

Juan Antonio Guardado, del cantón Los Guardado, fue uno de los asistentes y afirmó: “Si la tierra no se lava se mantiene con la misma capacidad para producir. Yo tengo más de 25 años de no quemar”.

Tags:

  • chalatenango
  • suelo

Lee también

Comentarios