Entre cuadernos, loncheras y llantos inician las clases

El regreso a las aulas fue con tonos de llantos para muchos alumnos por dejar a sus papás que los llevaron hoy a los centros escolares. Así el primer día.
Enlace copiado
Entre cuadernos, loncheras y llantos inician las clases

Entre cuadernos, loncheras y llantos inician las clases

Entre cuadernos, loncheras y llantos inician las clases

Entre cuadernos, loncheras y llantos inician las clases

Enlace copiado
“A levantarse, hay que ir al Kinder... Hay que ir a la escuela”. Esa fue la frase que muchos padres de familia dijeron hoy por la mañana a sus hijos, a los que el Ministerio de Educación (MINED) les puso este día como fecha de inicio del año escolar 2015.
 
El Centro Escolar República de Chile, en la calle Concepción en San Salvador, abrió las puertas antes de las 7:00 de la mañana a los más de 600 alumnos que tiene inscritos hasta el momento: entre parvularia y noveno grado. Contrario al Centro Escolar Joaquín Rodezno - donde hace poco despidieron a 14 maestros y donde no permitieron el ingreso a medios de comunicación- el C.E. República de Chile abrió sus puertas a LA PRENSA GRÁFICA y permitió vivir parte de la mañana con sus alumnos, maestro y padres de familia.
 
“Hijo, suelte a su mamá, suelte a su mamá; ella ahí va a estar con la niña Tita”, le dijo un padre a su hijo mientras lo tomaba de una mano; la otra, se la agarraba su mamá. Mientras tanto, la “seño” Rosita recibía, uno a uno, a sus 28 niños en el área de parvularia. Ella lleva 27 años trabajando en el mimo centro escolar y, casi siempre, le toca tener a su cargo parvularia.
 
Cargando en brazos a una niña que no dejó de llorar desde que su mamá la dejó en el aula, la “Seño Rosita” atiende a otros que le preguntan qué van a hacer hoy. “Hoy vamos a aprender muchas cosas, vamos a aprender bastante”, les dijo.
 
 
Sin embargo, varios padres de familia se resistían a separse de sus hijos y desde la puerta veían a sus niños y les decían que llegarían temprano a traerlos. Ellos, en parvularia, salieron hoy a las 10:00 de la mañana; el resto, a las 11:00 de la mañana por ser el primer día.
 
Luego de que los alumnos de primero hicieran fila por grado, atendieran las palabras del director Adonay Hernández, los alumnos tomaron nota de que para mañana deben llegar con el pelo recortado, con su uniforme y de que para mientras el MINED les entrega los paquetes escolares, deben de comprar sus propios cuadernos.
 
Acto seguido, aparecieron haciendo la fila, mucho más pequeña en cantidad y altura, los pequeñinez de parvularia.Varios iban haciendo “fila india”; otro observando dónde dejaban sus loncheras, y uno que otro tomándola en ese trayecto porque ya se quería ir.

Los pequeños estudiantes hicieron una oración y atendieron las palabras de sus maestras y maestros. Pero el llanto se apoderó de varias y varios niños, un sollozo que parecía interminable. A unos,  ni la comida que llevaban en las loncheras los tranquilizaba.
 
Pero, tras las primeras horas, el receso llegó y con él,  la hora jugar con los amiguitos, los compañeritos -algunos pocos, nuevos- pero con el pasar de los días serán como de los mejores y donde no faltará un intercambio de pan preparado por sus papás.
 

Tags:

  • año escolar
  • educacion
  • relato
  • primer dia

Lee también

Comentarios

Newsletter