Lo más visto

Más de El Salvador

Entregan restos de agente Carla Ayala

Vicepresidente dice que Policía ha hecho lo que tenía que hacer en el caso. Ayala será enterrada este día en un cementerio de la capital.

Enlace copiado
Vela.  La agente Ayala fue velada con custodia policial.

Vela. La agente Ayala fue velada con custodia policial.

Enlace copiado

Los restos de la agente Carla Mayarí Ayala fueron entregados ayer a la familia, después de que el Instituto de Medicina Legal (IML) realizó pruebas de ADN y un estudio antropológico que confirmaron que la osamenta encontrada en un terreno de San Francisco Javier, Usulután, correspondía a la agente.

La madre de Ayala llegó ayer hasta las instalaciones de Medicina Legal para recibir los restos, que fueron colocados en un ataúd café y luego trasladados en un vehículo fúnebre hacia una funeraria de la capital.

La familia tuvo que esperar nueve meses para que los investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) y fiscales encontraran sus restos, luego de varios intentos fallidos para dar con el cadáver.

El vicepresidente de la república, Óscar Ortiz, aplaudió ayer a la Policía por haber hecho "todo lo que tenía que hacer para encontrar a la agente y para investigar a los responsables. De ellos ya hay 11 detenidos y procesados".

El director de la Policía, Howard Cotto, agregó que desde el momento en que los restos fueron entregados a la familia, la Policía le dio custodia al vehículo fúnebre y está realizando un protocolo especial para garantizar la seguridad de la familia y enterrar con honores a la agente en un cementerio de la capital.

El querellante (acusador particular) en el caso, Arnau Baulenas, solo dijo que los familiares están pasando por un momento de gran dolor y que no están en condiciones de hablar públicamente para expresarse sobre el avance del caso.

El querellante también dijo que los restos de la agente serían enterrados este día a las 3 de la tarde. Antes de eso, la familia y miembros de la Policía realizarán una misa.

La agente, según la versión oficial, fue asesinada el 28 de diciembre del año pasado, en la noche, y desaparecida el 29 de diciembre en la madrugada, luego de una fiesta en la sede del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP).

El principal sospechoso de asesinarla y desaparecerla es el agente Juan Josué Castillo Arévalo, quien hasta ahora continúa prófugo. La Policía ha dicho que la información más reciente sobre su paradero es que se esconde en México.

Para encontrar a la agente Ayala, la Policía falló en dos ocasiones. En febrero fue hasta el cementerio de San Francisco Javier y exhumó una tumba en la que había sido enterrada una tía de Juan Josué Castillo. El director de la Policía aceptó que la PNC se equivocó, pero argumentó que esa exhumación era necesario hacerla para descartar que la agente estuviera enterrada ahí.

En los meses siguientes, investigadores llegaron hasta el Bajo Lempa, Usulután, donde supuestamente algunos miembros del antiguo GRP tenían un cementerio clandestino para enterrar los cadáveres de personas asesinadas en supuestas ejecuciones extrajudiciales.

Tags:

Lee también

Comentarios