Entrevista | "Aunque el gobierno diga que las marchas no fueron la gran cosa, les preocupan"

Enlace copiado
Entrevista |

Entrevista | "Aunque el gobierno diga que las marchas no fueron la gran cosa, les preocupan"

Enlace copiado

Raúl Alfaro tiene 20 años al frente de la Asociación de Transportes de Carga Internacional (ASTIC). Siempre ha trabajado solo, asegura, desde la sede de la Asociación, en Soyapango. "Quizás ese ha sido mi error", reflexiona. La semana pasada, el 20 de octubre, Alfaro brindó una conferencia de prensa. Ahí, con una carta firmada por 500 transportistas miembros de ASTIC, advirtió al Gobierno de El Salvador que, de no ser escuchados, participarán en la próxima marcha que organizaciones sociales convoquen.

El sector transporte de carga pide, al Ministerio de Economía, una regulación de precios únicos, que varíen cada tres meses, para el diesel a escala nacional. Y, al Ministerio de Trabajo, la modificación de la Ley especial de Transporte de Carga por Carretera para incorporar así un seguro de responsabilidad civil para los transportistas que se muevan por la zona centroamericana. En la conferencia del 20 de octubre, Alfaro aseguró que la gremial consideró, incluso, dejar de brindar sus servicios a escala centroamericana.

El precio del galón del diesel pasó de $2.40 en enero a $3.49 en octubre. "No vamos a desfilar a pie, vamos a desfilar con los camiones", advirtió ante las cámaras el 20 de octubre. Nunca antes había hablado así ante los medios, dice desde su oficina, en donde una bandera con el logo de ASTIC decora la pared. Después de que se hiciera público el video de la conferencia recibió, dice, una llamada del Secretario de Prensa de la Presidencia, Ernesto Sanabria.

¿Cómo afectan las variaciones en los precios del combustible al transporte de carga?

Los destinos a los que nosotros viajamos, es decir, los países centroamericanos, requieren una gran cantidad de combustible: varía entre los 80 y los 400 galones. Ya la diferencia de un dólar, entonces, impacta. No es lo mismo absorber el costo de $0.05 de incremento a $1.02. Esto genera competencia no regulada entre el gremio. Y es que no nos ven como un sector que se llama "industria del transporte". Nos ven, simple y sencillamente, como ‘camioneros’.

Un incremento afecta directamente al precio del flete que movemos para los clientes: por ejemplo, una tarifa "normal" de mercado anda por $500 el flete. Si a esto le sumo el incremento en los 80 galones, el transportista estaría cobrando $580. Si no se cobra el combustible y se mantiene el precio, digamos, de los $500, la ganancia real es solo de $420. Y ya $420 por un flete, pues... La mercadería que nosotros movemos no es nuestra. Yo muevo mercancía de un punto A un punto B y solo cobro por el flete. Si yo no cobro, yo pierdo.

¿Afecta de la misma forma a todos los transportistas? Es decir, incluso a quienes mueven mercancía solamente dentro del territorio nacional.

No. Un transportista de carga puede ser un camión que usted vea en la calle que lleve arena de río para la construcción. Otro puede ser uno que lleve ladrillos para la construcción. No tenemos el mismo efecto: ellos no gastan 80 galones en ir al río para llevar la arena. A lo mucho, pueden ser 10 galones, digamos. Ahí es donde está la diferencia. El camión de arena, probablemente, no encarezca la mercadería por esta razón.

La distancia con la ciudad de Guatemala es la más corta de la región: 600 kilómetros, ida y regreso, dice Alfaro. La más larga son 3,300 km, ida y regreso: Ciudad de Panamá, Panamá. Basándome en estas distancias, puedo hacer cálculos del promedio de galones de combustible para un solo viaje: para llegar a Ciudad de Guatemala, hacen falta 80 galones. Para llegar a Ciudad de Panamá, 420 galones.

El combustible es nuestra materia prima: el diesel consume casi el 50% del precio total del flete. Un incremento de cada 15 días en este precio es incongruente: ¿Cómo voy a estarle diciendo cada dos semanas a mi cliente que el precio del flete va a subir por el combustible? Entonces, nos toca asumir ese incremento: no hay justificación "real" con el cliente. En otros años, estos precios suben y bajan, pero se mantienen. Este año, solo ha subido: el incremento de todo el año ya lleva $1.02.

¿Habían tenido conversaciones con el gobierno para presentar esta situación anteriormente?

A finales de agosto, yo pedí una audiencia con el Ministerio de Economía para presentar una carta respaldada por las firmas de 500 transportistas para pedir las regulaciones en los precios del combustible. Aún no me han recibido. En septiembre, me recibió el Vice ministerio de Transporte con una carta similar. Ya hablé, también, con la Aduana. Pero el Ministerio de Economía ni siquiera me ha dicho ‘venga a dejarlo, aunque la ministra esté ocupada’. De ahí la razón de nuestra protesta la semana pasada.

¿Ustedes, como gremial, se habían planteado antes la organización social como forma de protesta?

No. Y yo no voy a convocar a ninguna marcha. Yo dije que me voy a incorporar. Si no me escuchan, yo voy a participar en la próxima marcha. No voy a caminar: vamos a participar montados en nuestros camiones. Como gremio somos más importantes que cualquier otro, porque movemos todo el producto que viene y sale de El Salvador en Centroamérica. Todo lo que una persona anda en el cuerpo, todo, todo ha sido movido por un camión. Desde una camisa hasta la cartera. Todo lo transportamos en camión.

¿Han recibido alguna respuesta gubernamental a raíz de la conferencia del 20 de octubre?

El secretario de prensa de la Presidencia, Ernesto Sanabria, me convocó a Casa Presidencial (CAPRES). Desde ahí, él mismo llamó a la Ministra de Economía. Le pidió que me brinde una cita para el martes 26 de octubre para hablar sobre el tema. Esto fue después de la conferencia que brindamos, esa misma noche. ‘Con instrucciones del Señor Presidente de la República, haga tiempo la próxima semana para hablar con el señor Raúl Alfaro por las quejas del sector transporte de carga’, le dijo Sanabria a la ministra por teléfono.

Pensé que a jalarme la oreja iba. O a decirme que no estuviera hablando más de la cuenta. Pero ‘A buen entendedor, pocas palabras’. A pesar de que el gobierno dijo que las marchas no fueron gran cosa y que habían sido convocadas por la comunidad internacional, les preocupan. Por eso piensan que es mejor atender las quejas. Yo no les puse una pistola en la cabeza, yo simplemente dije que me voy a unir a las marchas y que voy a parar el transporte en Centroamérica.

Si decidiera participar en la próxima marcha que se convoque, ¿tendría apoyo de la gremial?

En ASTIC hay 1,568 socios inscritos activos. Yo estoy hablando en nombre de todos ellos, apuesto, entonces, que no menos de 200 camiones podrían unirse a una marcha. Ya cuatro camiones cubren una cuadra. 200, entonces, cubrirían 25 cuadras entre la Plaza Salvador del Mundo y el Parque Cuscatlán: 2 kilómetros y medio en total. Estoy dispuesto a marchar, siempre y cuando el gobierno no me atienda. No estoy dispuesto a prestarme a ninguna jugada política.

¿Y qué opinión le merece la suspensión de los actos públicos hasta el 8 de diciembre que aprobó la Asamblea Legislativa la semana pasada?

No me importa el contagio, porque yo voy solo en mi camión. Yo voy peleando mis intereses. Ahí pueden ir hasta 20 organizaciones peleando por sus intereses propios. ¿Qué tengo que ver yo con que quitaran a los jueces de 60 años? Absolutamente nada, yo voy a protestar por lo mío. Y cuando pasa eso, es decir, cuando nos unimos así, en grupos que protestan por sus propios intereses y que son diversos y distintos, algo está haciendo mal el Gobierno.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Marchas
  • ASTIC

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines