Loading...

Entrevista | "Este código no es para acabar con la empresa privada": Óscar López Jerez, magistrado de la Sala de lo Civil

La aprobación del Código Procesal Laboral implica la aplicación de nuevas medidas a favor de los trabajadores. El magistrado de la CSJ más cercano al proceso explica la importancia de que este entre en vigencia.

Enlace copiado
Óscar López Jerez, magistrado de la Sala de lo Civil

Óscar López Jerez, magistrado de la Sala de lo Civil

Enlace copiado

Luego de siete años desde que fue presentado el anteproyecto de ley, la comisión de Trabajo de la Asamblea Legislativa dio dictamen positivo a la creación del Código Procesal Laboral y se apresta a conocer el proyecto en la próxima sesión plenaria para aprobarlo, y que luego este quede a expensas de la sanción por parte del presidente Nayib Bukele para que pueda entrar en vigor.

Óscar López Jerez, magistrado de la Sala de lo Civil, fue el designado por la Corte Suprema de Justicia —que fue quien presentó el proyecto— para darle seguimiento al tema hasta su aprobación. Con esta a punto de suceder, valora los beneficios de tener un código procesal laboral.

¿Cómo nace la idea de elaborar el Código Procesal Laboral?

Le puedo decir que este código se elabora por las mismas peticiones y acuerdos de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), que es la encargada a nivel mundial de que todos los países estén a la vanguardia con herramientas procesales laborales. El objetivo es que haya una herramienta procesal especializada a lo laboral, a desarrollar y establecer las reglas del juego en materia laboral. Ahí salen los derechos del personal, obligaciones de los patronos, contratos de trabajo colectivos, individuales, despidos, ejecución de obligaciones. ¿Qué es lo que se ha estado haciendo todos estos años? Para dirimir conflictos laborales se está recurriendo al Código Procesal Civil y Mercantil (CPCM) y eso no es especialidad para lo laboral. En cambio, con este código sí se va a tener algo así, porque en lo laboral lo que se protege es la estabilidad de un trabajador, sus salarios, que no sea despedido injustamente, que se le indemnice, que se le vean sus capacidades por riesgo de accidente. Es más especializado.

Al resolver casos laborales con perspectiva civil o mercantil, ¿a qué problemas se enfrentaban?

(En) el Código Procesal Laboral se regulan procedimientos de acuerdo a las necesidades y a las figuras del código de trabajo, es muy diferente. Es una herramienta que era necesaria hace años. Tiene varias figuras que en el Código Civil no están.

¿Por ejemplo?

En materia civil mercantil: el procedimiento, una vez presentada la demanda, el impulso lo tienen que dar las partes. En cambio aquí el impulso es de oficio. Al presentar la demanda, el juez tiene que estar ordenando todo a manera que no se atrase. Es bien proactivo. Si un trabajador presenta una demanda dentro de los 15 días siguientes al despido, las presunciones operan a favor de él. Otra cosa que trae es que antes de usted demandar puede pedir la imposición de medidas cautelares, embargo a la empresa porque se puedan ir del país y quede burlado el trabajador.

¿Eso que menciona podría haber aplicado con las trabajadoras de la maquila Florenzi?

Sí, así es. Con un juicio laboral es muy diferente, porque el trabajador necesita ese dinero y ganar el caso pronto. Se anota preventivamente la demanda y entonces esa empresa no se puede vender ni enajenar mientras no se termine ese proceso.

Se menciona también el tema de las mujeres embarazadas que han sido despedidas.

Eso se regula. Lo que pasa ahí es que si una mujer que está embarazada o de gravidez es despedida, ella denuncia eso ante un juez y el juez le ordena al patrono que la reinstale inmediatamente. Es casi como una medida cautelar. Eso se va a mantener hasta que se termine el juicio, para salvaguardar los derechos de salud, alimentación de la persona embarazada. Igual sucede con el sindicalista que es despedido.

¿Qué establece en medidas cautelares?

Fíjese que viene regulado que medidas cautelares, como un embargo, se decretarán por el juez solo a petición de partes. No lo puede hacer por sí mismo. A petición del trabajador y sin necesidad de notificar al patrono. Esto es previo a la presentación de la demanda, que se pueda embargar. Porque, si usted le notifica al patrono que se le ha demandado, es capaz que vende todo, sustrae todos sus bienes y queda burlado el trabajador. Esto no lo contempla así el CPCM; en cambio aquí es especializado, presenta la petición de medida cautelar, lo traban y tiene cinco días el demandante para presentar la demanda.

En esos puntos, ¿hubo alguna resistencia de la empresa privada?

Yo no estuve en la comisión. Me informaba mi asistente y nunca escuché. Parece que antes sí hubo, más que todo de la empresa privada, pero no me consta. Hoy con esta comisión que aprobó esto creo que no hubo tanta resistencia a las medidas cautelares, que son la parte delicada de este código, porque afecta a las empresas. Este código no está estructurado para destruir a la empresa privada, para perjudicarla. Es bastante justo. Se busca justicia.

¿Quién es?
Óscar López Jerez Magistrado de la Sala de lo Civil.
Trayectoria:
27 años de experiencia como abogado. Magistrado de la CSJ desde 2015.

Aparte de las medidas cautelares en relación a embargos, ¿qué otras medidas contempla?

Tenemos el inventario de bienes, el juez le pide al representante de la empresa que le presente un inventario de todo lo que tiene para trabajar embargo sobre ese inmueble. Publicidad de las audiencias, va a poder entrar cualquier persona a las audiencias, van a ser públicas. El embargo o la medida cautelar se van a mantener hasta que se acredite el cumplimiento de la sentencia. O sea, un trabajador gana el caso, hay sentencia a favor del trabajador y está embargado el inmueble. Hasta que se le pague al trabajador se va a liberar el embargo, no con la sentencia, sino hasta que se materialice y ejecute la sentencia.

Al ver el código, también define tres tipos de procesos: común, especiales y de modalidades especiales, ¿en qué consiste cada uno?

Esos procesos abreviados tienen que ver con situaciones bastante ‘sui generis’, especiales. Por ejemplo, la suspensión de un contrato. Ese no se tramita comúnmente como un despido injusto del trabajador. Es un procedimiento exprés, por decirlo así. No hay un término probatorio como el proceso común. Se hace así para que se defina más rápido la situación del trabajador y mientras se resuelve se reinstala a la persona.

¿Cuál es la diferencia entre estos procesos y los amparos que concede la Sala de lo Constitucional? Por ejemplo, ¿los concedidos a despedidos por la actual gestión presidencial y de las que la Sala ordenó el reinstalo?

Son diferentes. El amparo busca si se le respetaron los derechos constitucionales de audiencia, de defensa del trabajador, o si fue despedido cumpliendo todo el debido proceso. Eso es lo que ve el amparo, si se respetaron sus derechos o no. Aquí es diferente, es un proceso judicial, común se puede decir y donde el trabajador tiene derecho a presentar todas las pruebas que tenga. Lo que pasa es que esos amparos son más políticos, siento yo.

Una vez aprobado, ¿cómo sería el proceso para educar al sector en su uso?

A los abogados, la corte no los puede capacitar. El CNJ puede ser que imparta capacitaciones o seminarios. A quienes nos corresponde a nosotros capacitar es a todos los empleados de los juzgados de lo laboral, para que apliquen estas herramientas. Como esto es novedoso, los empleados de los juzgados de lo laboral tienen que ser capacitados. Por eso es que se le ha dado una "vacatio legis", es decir para que entre en vigencia en un año. En ese año se piensa capacitar a todo el personal.

¿Los procesos de apelación a sentencias cómo están contemplados?

Vienen los recursos, revocatoria, apelación y casación. Vamos a poder conocer en casación hasta autos definitivos. Viene un juez de lo laboral o de la cámara y declaran inepto un proceso o improponible por falta de requisitos, admite casación ese auto. Antes no se admitía.

¿Cómo es el tema de los plazos, dada la rapidez que menciona?

Hay plazos y son bien cortos. Está hablando de tres días, cinco días. No es mucho lo que tiene de plazo. También viene la conciliación, si no se intentó no se puede iniciar ningún proceso. Más que todo en indemnización de daños y perjuicios. De ahí, hay reconvención: usted demanda al patrono, él puede contravenir contra usted; es decir, contrademandar.

¿Cuál es el llamado ahora al presidente, para que lo sancione?

Que haga una buena valoración de esta herramienta procesal. Él tiene el derecho y hasta obligación si considera que un artículo no está bien redactado o es de difícil cumplimiento o no es conveniente para alguna de las partes laborales o incluso puede mejorarlo, pues deberá hacerlo. Pero lo que yo pediría, de parte de presidencia, es que se emita esa sanción u observaciones lo más pronto posible.

Tags:

  • Entrevista
  • Óscar López Jerez
  • Código Procesal Penal

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines