Entrevista | "La mayoría de viviendas van a pagar entre $0.01 y $0.99 por Smart City": Ernesto Muyshondt, alcalde de San Salvador

Según el alcalde de San Salvador el 1 de marzo próximo se echará a andar el proyecto de videovigilancia en el municipio. Además denunció persecución política en su contra desde el Gobierno.

Enlace copiado
Enlace copiado

El sistema de videovigilancia que desarrollará la alcaldía de San Salvador significará un cobro adicional en tasas municipales. Ernesto Muyshondt, edil capitalino defendió en esta entrevista que dicho costo será mínimo con relación al beneficio que se tendrá en la ciudad al tiempo que dijo que el 92 % de la recaudación de las casas habitacionales estará siendo pagado por las viviendas de clase media y alta y lo mismo con las empresas.

¿En qué momento se encuentra el proyecto Smart City?

Estamos trabajando en el proyecto. Vamos a tener un centro de monitoreo provisional que va a comenzar a operar ya desde diciembre con las cámaras que ya están instaladas en el municipio, que son aproximadamente 140 cámara, y se van a ir incorporando más cámaras según se vayan instalando en diferentes sectores de la ciudad, los sensores, los botones de pánico. Ya se modificó la ordenanza municipal que va a permitir que se "fondee" el proyecto con un pago que va a ser realmente simbólico para empresas y viviendas y así dar sostenibilidad financiera al proyecto.

El inicio sería en diciembre, pero la operatividad completa para cuándo está proyectada...

Esperamos que en marzo toda la ciudad ya esté incluida en este proyecto, el cual va a ser muy beneficioso y que va a ser nuestro principal legado en nuestra primera gestión al frente de la alcaldía de San Salvador. Queremos hacer de la capital en un referente de ciudad inteligente, de ciudad segura porque va a ayudar a mejorar los servicios de la ciudadanía, además de que podrá darle más elementos a la PNC para que sea más efectivo el combate de la criminalidad y también a la FGR para que pueda sustentar y lograr condenas en los casos que se cometan actos delictivos en la ciudad.

Habla de fondeo para el proyecto, pero ¿cuánto significa esto para los hogares que viven en San Salvador?

La mayoría de viviendas van a pagar entre un centavo y 99 centavos de dólar. La empresa más grande de la ciudad ubicada en la zona más exclusiva de la ciudad va a pagar $70, pero estamos hablando de una empresa que tiene utilidades de $1 millón al año. También la gran mayoría de empresas van a pagar entre un centavo y 99 centavos de dólar. La casa más grande de más de mil metros cuadrados, ubicada en la zona más cara y más exclusiva va a pagar $10. Esto porque buscamos no solo beneficios intangibles como mayor seguridad y tranquilidad, sino que también buscamos beneficios tangibles como una ciudad más atractiva para la inversión, para el turismo para que así el proyecto no solo mejore la calidad de vida de la gente sino que también le dé los ingresos que se necesitan más cuando vemos los efectos de la pandemia.

“Queremos hacer de la capital en un referente de ciudad inteligente, de ciudad segura porque va a ayudar a mejorar los servicios de la ciudadanía”

Ernesto Muyshondt, alcalde de San Salvador

¿De qué manera se va a determinar la segmentación para el pago del proyecto?

Eso es lo que más tiempo nos ha llevado. Se ha hecho un trabajo catastral y se dividió la ciudad en cinco categorías dependiendo de los diferentes sectores que tiene la ciudad y dentro de ellas hay otras cinco categorías de acuerdo a los tamaños de los inmuebles que se trate. Por ejemplo la categoría A son los inmuebles que están ubicados en los principales corredores comerciales como el Paseo General Escalón, el bulevar de Los Próceres, el bulevar de los Héroes, etc. y colonias como San Benito, Portal del Casco, Escalón, que es la zona de mayor plusvalía. Y una casa en estas zonas va a pagar entre $5 y $10 y una empresa en esta zona va a pagar entre $10 y $70. La categoría B son inmuebles ubicados en zonas de corredores secundarios como la Constitución, bulevar Universitario, décima avenida norte, Satélite, Miralvalle, San Mateo, entre otras, son colonias y sectores de clase media-alta. Ahí van a estar pagando entre $0.90 y $5 y las empresas entre $0.90 y $20 y así los otros sectores. En la categoría C estarían las viviendas y empresas de clase media, luego en la categoría D estarán las viviendas de clase baja y en la categoría E estarán las viviendas en comunidades. De lo que se trata es que el 92 % de la recaudación de las casas habitacionales estará siendo pagado por las viviendas de clase media y alta y lo mismo con las empresas.

Cuántas cámaras serán en total?

Entre 1,300 y 1,600. En la estimación inicial están 1,335 y se podría llegar hasta 1,600. Van a destinarse 70 personas al proyecto y va a ser un sistema muy moderno.

Estas 70 personas serán nuevas contrataciones?

No, son personas que ya trabajan para la municipalidad pero que van a pasar de diferentes áreas y que van a estar operando desde el edificio en el Paseo General Escalón que es donde va a estar el centro de monitoreo permanente.

Entiendo que hubo algunas renegociaciones con la empresa que dotará el servicio de videovigalancia debido a la pandemia... ¿Cuáles fueron esos aspectos que se renegociaron?

Especialmente los plazos y otra que fue importante es que ellos aceptaran que empezáramos a cobrar hasta el 1 de marzo dando espacio para que hubiera más actividad económica y que estuviéramos más recuperados de las afectaciones de la pandemia en la ciudad y en el país. Originalmente estaba concebido para que cuando tuviéramos una zona instalada y operando comenzáramos a cobrar la tasa municipal, pero no va a ser así sino hasta que el 100 % de la ciudad esté ya con el sistema. Lo que queremos es que cuando la gente comience a pagar estén satisfechos con el servicio.

Pasando a otro tema, ¿qué opinión le merece la resolución de la Cámara de Primera Instancia, que dictaminó responsabilidad civil sobre el exalcalde Nayib Bukele y su concejo municipal por el contrato de arrendamiento del inmueble donde está ubicado el Mercado Cuscatlán?

Siempre dijimos que la gestión de Nayib en la alcaldía tuvo muchos aciertos pero también tuvo desaciertos y el Mercado Cuscatlán es de los más grandes desaciertos, es un mercado que no tiene mucha rentabilidad ni económica ni social y que además se dio en un proceso con demasiadas anomalías en sus contratos. Nosotros siempre lo denunciamos aunque no es un proceso que se inició en nuestra gestión ni lo iniciamos nosotros sino que se había iniciado desde antes por anomalías que la Corte de Cuentas había detectado por la negociación que se hizo y la operación del mismo. Es algo que todavía no está en firme pues todavía tienen una instancia para apelar y presentar las justificaciones que consideren pertinentes.

¿Quien es?
Ernesto Muyshondt Alcalde de San Salvador
Trayectoria: exdiputado por San Salvador por el partido ARENA, también exmiembro del Consejo Ejecutivo Nacional.

El viernes usted dijo que no se estaba pagando el arrendamiento...

De nuestra cuenta no estamos pagando el alquiler porque es un arrendamiento de $96 mil que fue como lo negociaron, pero hay una resolución de la Corte de Cuentas que dice que lo más que se puede pagar por alquiles son $46 mil. El propietario del inmueble no acepta que le paguemos $46, porque habíamos renegociado y había aceptado $67 mil, lo que significaría un reparo patrimonial por pagar $21 mil al mes y nadie del concejo está dispuesto a hacer un pago patrimonial especialmente por un negocio que no se hizo en nuestra administración.

En cuánto al problema con MIDES, ellos aseguran que la deuda es de $4 millones, ustedes dicen que es $1.7 millones. ¿Desde cuándo existe esa deuda?

La deuda real es de $1.7 millones de los cuales está pendiente un cruce de deuda de $600 mil por lo que la deuda llegaría a $1.1 millones. El detalle es que todas las alcaldías que depositan en el relleno de Nejapa le deben a MIDES por la baja recaudación que se ha dado por la pandemia. El problema es que solo bloquean a San Salvador y lo curioso es que anteriormente supuestos sindicalistas, que no son sindicalistas, sino que gente acarreada en buses del Ministerio de Gobernación, con fondos del Ministerio de Gobernación buscaron dañar a nuestra administración y las mismas turbas son las que cierran nuestro centro de transferencia todos los días sino que también le cierran el paso vehicular a la gente que va a su trabajo.

En este caso usted ha hablado de ataque a su gestión, pero también ha dicho que ha habido ataques a su esposa y a sus padres.

Yo le he hecho llamados a Mario Durán y a su jefe de campaña Rolando Castro que me ataquen a mí, pero que no ataquen a la gente ni a la ciudad y tampoco que se metan con mi familia y eso lo han venido haciendo. Ni con el FMLN lo habíamos visto el uso y el abuso de instituciones del Estado para persecución política, para amedrentar a adversarios políticos. Yo entiendo que Mario Durán quiera ganar la alcaldía, pero dañando a la gente no lo va a conseguir. Es más, cuando esos daños se han intensificado es cuando más hemos ampliado la ventaja en las preferencias sobre ellos. Rolando Castro lo que quiere recuperar son los privilegios y negocios ilícitos que tenía al interior de la alcaldía y lo quiere hacer a través de Mario Durán. Todo esto es lamentable.

Rolando Castro ha denunciado que hay plazas fantasmas dentro de la alcaldía y que están ligadas a un miembro de la actual administración...

Plazas fantasmas han existido en administraciones anteriores y son las que nosotros hemos suprimido que es lo que lo tiene alborotado...

Él dijo que los que tenían esas plazas renunciaron la semana pasada...

No es cierto, las plazas fantasmas se han suprimido de parte nuestra y estaban en el área de parques, plazas y zonas verdes y en desechos sólidos y eran parte del sindicato y allegados a Rolando Castro. Son los que están reclamando, aunque los reclamos los hacen gente acarreada en buses del ministerio de Gobernación.

El jueves usted se reunió con miembros del cuerpo diplomático. ¿Qué se trató en esa reunión?

Ellos están muy preocupados por la situación de conflicto y crispación que se está viviendo en el país. Ni en la guerra habíamos tenido un clima de confrontación tan grande como el que tenemos ahorita, un Gobierno que bloquea el trabajo de las alcaldías, que se enfrenta al órgano Judicial, al sector privado, al órgano Legislativo, aunque esto siempre ha sido así, pero es peligros cuando ya se hace generalizado. Ahí no gana el Gobierno, perdemos todo.

En un momento como alcalde dio su apoyo al presidente Bukele. ¿Lo lamenta?

No, no lo lamento, en ningún momento. Si tuviera que volverlo a hacer lo vuelvo a hacer, en las cosas que beneficien al país no dudare. Aunque estemos en medio de una reelección no dudaré en respaldarlo en aquellas cosas que sirvan para el beneficio de la gente, de la ciudad. No me arrepiento de haberle dado mi apoyo al inicio de la pandemia porque se hizo bien. El cordón sanitario que hicimos en el centro de San Salvador evitó miles de contagios y salvó cientos de vidas y no dudaré en buscar trabajar de la mano del Gobierno en aquellas cosas que sean para la gente. Por supuesto que hay muchas cosas que comparto y muchas que no comparto.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines