Loading...

Entrevista: “Bukele debilita las alcaldías y la gente ya está descontenta”

Enlace copiado
Entrevista: “Bukele debilita las alcaldías y la gente ya está descontenta”

Entrevista: “Bukele debilita las alcaldías y la gente ya está descontenta”

Enlace copiado

Sin el apoyo económico del gobierno a través del pago del Fondo para el Desarrollo Económico y Social (FODES) la alcaldía de Potonico, en el departamento de Chalatenango dejará de funcionar a partir de agosto, según su alcalde, Jacinto Tobar, porque los fondos propios se acabaron.

¿Por qué considera que la población de Potonico lo reeligió por segundo periodo como alcalde de Potonico?

Uno de los motivos fue por estar cerca de ellos en el momento de la pandemia. El 2020 fue duro para nuestro municipio, les dimos atención médica en sus casas, paquetes de alimentos a las 600 familias. También generamos fuentes de empleo.

¿De dónde obtuvo los fondos económicos para enfrentar esta crisis tras la suspensión del FODES a las alcaldías?

Tomamos fondos de unos proyectos a ejecutar vía préstamo. Hicimos un acuerdo para tomar prestado. Cuando el gobierno entregó fondos de emergencias, los invertimos en necesidades. Llegamos casa por casa, nos acercamos ye so le gustó mucho a la población. Dimos respuesta.

¿Quedaron pendientes proyectos de la gestión anterior?

Cumplimos un 40% de lo presupuestado; desde junio de 2020 no recibimos el FODES. Nuestro presupuesto es un 85% del FODES, el resto son fondos propios. Dejamos deudas grandes en la gestión pasada, pero la gente nos entendió.

¿Cómo ve el panorama tomando en cuenta que siguen sin FODES?

Complicado. Tenemos muchos proyectos sin realizar. Calles en mal estado, por estar sin fondos. Ahora hacemos gestiones, a eso nos hemos quedado. Reorientamos el trabajo. El panorama es desalentador, si se cumple la centralización, crear una institución donde solicitar los proyectos, en nuestros pueblos pequeños no nos va bien porque las necesidades son grandes.

¿En qué afectaría esa decisión?

Afecta porque muchas instituciones, iglesias y pobladores nos piden ayuda. Pobladores piden ayuda para medicamentos, exámenes clínicos, ayuda para gastos de sepelio de fallecidos, ataúdes. Somos un pueblo pobre, catalogado, según el censo de 2007. Pero también está el problema de la burocracia que existiría para gestionar un proyecto. Se da prioridad al gobierno municipal afín al partido del gobierno.

¿Desventaja en su caso?

Muy grande, lastimosamente. No puedo decir que durante los gobiernos de mi partido no tuvieron preferencia, pero de quien hablo bien y doy fe que actuó de buena forma es Héctor Silva cuando estuvo al frente del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), no tuvo preferencias. No veía preferencias partidarias políticas. El gobierno anterior y el actual, ven cuestiones políticas.

La auditoría es el temor, como municipalidad no tendríamos responsabilidad de la Corte de Cuentas. Tendríamos un retroceso para el desarrollo de los pueblos con esa decisión.

¿De dónde obtener fondos?

Tocamos puertas, oenegés que ayudan, presentamos carpetas. Buscamos financiamiento. Tenemos convenios con instituciones que ayudan en salud. Pero hasta el momento, no encontramos aliados para continuar con nuestros proyectos parte de nuestro plan estratégico participativo donde la gente expresa los proyectos que necesitan. A eso nos quedamos, gestionar ayuda. En abril tuve un acercamiento con la Embajada de China, lastimosamente, el gobierno está limitando que las embajadas apoyen, los fondos deben de pasar por Presidencia o el Ministerio de Relaciones Exteriores. Ellos nos manifestaron que el gobierno les pidió ese dinero para obras, se está limitando mucho la cooperación internacional. Se les restringe el apoyo a las municipalidades, eso lo veo mal, nos coartan, no sé cuál es el fin. Yo busco desarrollar mi pueblo.

¿Tiene deudas con proveedores y empleados?

No tengo deudas hasta el momento. Con los fondos que nos dio el gobierno del 50% que adeudaba de junio a diciembre (2020) y enero a abril de 2021, nos entregaron 291 mil dólares; de esos debíamos $220 mil; nos quedaron $70,000, con esos fondos pagamos proveedores, becarios que les adeudábamos pagos (mensualidad) a las universidades desde 2020, gracias a Dios, confiaron en nosotros. Pero ya no tengo plata para seguir pagando, ya le dije a los empleados que no tengo plata, les cancelamos de fondos propios julio, pero en agosto, si quieren venir a trabajar, que lo hagan.

¿Cuántos empleados se verían afectados por la falta de salarios?

Somos 22 trabajadores en planilla. En 2020 pagamos de créditos, pero ya ejecutamos esos proyectos (casa comunal y pozo), no tenemos dinero de dónde tomar y pagar salarios. En concejo municipal acordamos el 16 de julio que no vamos a continuar con el plan de becas universitarias, son 24 jóvenes que no recibirán becas desde agosto. Ya les habíamos anunciado (decisión), dilatamos el tiempo para ver si el gobierno nos desembolsaba el dinero, pero no (fue así).

¿Desde hace cuánto tiempo tenían ese proyecto?

Inició en 2010. En 2020 teníamos 29 estudiantes, se nos graduaron cinco y no hubo incorporaciones porque los chicos no quieren estudiar.

Ya le informamos a los monitores de fútbol que para agosto terminaremos, descansaremos un rato porque no tenemos fondos para pagarles. Será afectado el proyecto de transporte para pacientes que pasan consultas médicas en hospitales de tercer nivel de San Salvador (Rosales, Maternidad, Bloom). Damos transporte, pero por la falta de fondos les pedimos que nos apoyen con combustible (gasto), pero va a llegar el momento que no vamos a poder ni pagar motorista.

La parte de salud también sería afectada. Es mentira que haya abastecimiento en los establecimientos de salud (públicos), lo vemos porque en dos semanas atendimos 286 consultas (clínica municipal) cuando antes al mes era de 300.

Nos incrementa la consulta en la clínica municipal porque en la unidad de salud, por las restricciones y por el desabastecimiento de medicamentos. Nosotros todavía tenemos medicamentos.

Nos llegan cotizaciones de medicamentos, pero los proveedores tienen miedo, no nos quieren dar préstamos, no hay garantías del FODES (pago), antes esa era la garantía.

¿Genera incertidumbre?

Grande. Complicado, decaen programas y proyectos. Nos afectará (falta de FODES) en infraestructura y proyectos sociales, vamos a estar de escritorio (trabajo), realizaremos gestiones, a eso nos estamos quedando. Como alcaldes que estamos en oposición, nos comunicamos buscando financistas. A eso nos quedamos porque no tenemos fondos. No tengo deudas, pero sí muchas preocupaciones de lo que pasará.

Trabajadores que dependen al 100% del salario de la alcaldía, para este mes les garantizo salario, si la transferencia del FODES no llega, no los puedo obligar a trabajar. Es lamentable tener a una persona (presidente Nayib Bukele) que estuvo al frente de dos municipalidades (Nuevo Cuscatlán y San Salvador) que hoy no nos entienda a los alcaldes. No me afecta como alcalde, afecta a una población.

¿Cuál es el objetivo de Bukele?

Debilitar, lo está logrando, pero ya hay mucho descontento en la gente porque nosotros les decimos que ‘esto que me pide, lo hacíamos con los fondos que el gobierno nos daba, hoy no lo hacemos porque el gobierno no nos da fondos’. No mentimos y mucha gente está despertando. Muchos dicen: ‘la regamos, creímos que sería diferente’, pero otros, todavía se enfocan en la propaganda del gobierno, Dios quiera que llegue el día que entiendan, que analicen. Le hago un llamado al ejecutivo, que analice las políticas que implementa. Hay mucha gente que nos dice ‘¿cuándo sacarás un proyecto y me darás trabajo?’. El 80% de empleos en el municipio los da la alcaldía, no tenemos empresas que generen empleos. La gente sale a trabajar a Chalatenango e Ilobasco, ciudades con mucho comercio.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines