Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

El tribunal consideró que el grupo cometió delitos graves, como el homicidio de nueve personas en marzo de 2015 en Quezaltepeque.
Enlace copiado
Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Envían a juicio a banda por robo de furgones y masacre

Enlace copiado
El Juzgado Especializado de Instrucción A de San Salvador decidió ayer enviar a juicio a los 14 acusados de pertenecer a una banda de robafurgones, a quienes también responsabilizan por la masacre de nueve personas ocurrida el 30 de marzo de 2015 en un predio de Quezaltepeque, donde funcionaba un taller y estacionamiento para furgones.

¿RECUERDA ESTO?: MASACRE DE QUEZALTEPEQUE LIGADA A LOS PERRONES

La jueza determinó en la resolución que hay suficientes pruebas periciales, documentales y testimoniales para que los implicados enfrenten la vista pública (juicio) por los delitos de robo, homicidio agravado y agrupaciones ilícitas.

La juzgadora, además, dijo que no podía exonerar de cargos a algunos acusados, tal como se lo solicitó la defensa en la etapa de instrucción, porque se trata de delitos graves.

Un testigo criteriado (que participó de los delitos, pero declaró a cambio de beneficios), identificado con la clave Montes, le dijo a la Fiscalía que la banda cometió al menos nueve robo de furgones con mercadería entre 2014 y 2016.

PUEDE CONSULTAR: PRESENTAN ACUSACIÓN CONTRA VINCULADOS A MASACRE EN QUEZALTEPEQUE

Montes también le contó a los fiscales de la Unidad Especializada de Robo de Vehículos que la banda planificó el homicidio de un compañero (“Moncho”), porque los traicionó al hacer negocios de trasiego de droga con una banda rival que operaba en Metapán, Santa Ana.

La estructura, de acuerdo con la acusación fiscal, se reunió tres veces en un predio cerca del Hospital Nacional San Juan de Dios, de Santa Ana, para acordar los detalles y los roles de cada miembro para matar al compañero en su predio de cabezales, en el municipio de Quezaltepeque.

El día que llegaron al predio encontraron a “Moncho”, pero también a tres de sus empleados: el vigilante, un pintor y un mecánico. Además, en un lapso de una hora, llegaron otras siete personas por casualidad al lugar y todos, 11 en total, fueron llevados hasta una oficina donde les dispararon con armas largas y cortas

Las nueve víctimas que fueron masacradas fueron identificadas como Ramón Alfredo Alemán Osorio, Bertha Luz Cárcamo Ortiz, Marcos Wilfredo Cárcamo Ordóñez, Omar Adolfo Alemán Osorio, Juan Douglas Pocasangre de León, René Edgardo Ramírez Morales, Ricardo Alemán Mancía, Rudis Alcides Lazo Flores y Franklin Giovanny Venegas Ayala.

Según el testigo, la banda secuestró el equipo de video, una laptop de “Moncho” y los casquillos. Además, uno de los cabecillas de estructura identificado como Ibis Adonay Lemus Sánchez, alias “Choco”, ordenó pintar letras Z en las paredes para despistar a los investigadores.

“Choco” falleció el 12 de septiembre de 2015 a las 11 de la noche cuando viajaba en un vehículo en el kilómetro 87.5 de la carretera que de Santa Ana conduce a Ahuachapán, en Turín. La jueza le pidió ayer a la fiscalía documentar más esa muerte para cerrar el caso contra “Choco”.

Además, el juzgado giró una orden de captura contra otros cuatro miembros de la banda que están prófugos.
 

Tags:

  • narcotrafico
  • droga
  • masacre
  • Quezaltepeque

Lee también

Comentarios

Newsletter