Lo más visto

Más de El Salvador

Envían a prisión a cinco policías y tres soldados por hurtar en casas

Uno de los abogados de los policías dijo que la Fiscalía no ha encontrado evidencias para sostener la acusación de hurto. El caso pasó a la etapa de instrucción.
Enlace copiado
Envían a prisión a cinco policías y tres soldados por hurtar en casas

Envían a prisión a cinco policías y tres soldados por hurtar en casas

Enlace copiado

El jefe del puesto policial del Distrito Italia de Tonacatepeque, Mauricio Ernesto Ágreda, cuatro agentes y tres soldados fueron enviados ayer a prisión preventiva, mientras esperan la audiencia preliminar en su contra por supuestamente haber hurtado en dos casas.

Así lo decidió la jueza de Paz de Tonacatepeque, después de escuchar la acusación que hizo la Fiscalía General de la República (FGR) contra del jefe policial y los agentes Manuel Alberto Arrieta, Juan Pablo Sinecio Martínez, Rudy Alexis Campos López y Juan Carlos Bolaños Castillo. También están acusados de ese mismo delito los soldados Godofredo Álvarez Corona, Miglan Edgardo Salinas Linares y Carlos Miguel Contreras.

En la acusación, la Fiscalía señaló que los cinco policías y los tres soldados irrumpieron en enero pasado en dos viviendas del Distrito Italia para hurtar televisores de pantalla plana, refrigeradoras, ventiladores, equipos de sonidos y otros electrodomésticos. Todo lo hurtado, según lo indicó la fiscal del caso, fue trasladado en vehículos policiales hasta el puesto policial.

La Fiscalía sostiene que lo hurtado fue repartido entre los ocho policías y soldados.

La fiscal del caso también dijo que una de las principales pruebas que presentó es el testimonio de una de las víctimas y de un policía que aseguró haber visto cómo y dónde ocurrieron los hurtos.

“Además de la prueba testimonial, hemos presentado prueba documental. Entre esas pruebas hay un reconocimiento, en el que los testigos han identificado, a través de fotografías, a los policías y soldados”, dijo la fiscal del caso.

El abogado de Ágreda, Rolando Aparicio, dijo que la Fiscalía no tiene suficientes pruebas para sostener que los policías y soldados hurtaron en las viviendas y que el suboficial no estaba trabajando el día en que ocurrieron los hurtos.

“La Fiscalía solamente está sosteniendo el caso con los testigos. No han encontrado nada de lo que dicen que fue hurtado. Los imputados tienen las facturas y documentos que comprueban que todo lo que encontraron en su hogares fue comprado”, dijo el abogado Aparicio, quien agregó que el libro de novedades y bitácoras será una prueba que presentará la defensa para demostrar que el jefe policial no estaba trabajando ese día.

La fiscal dijo que aunque no encontraron nada en los allanamientos realizados en las viviendas de los ocho procesados, lo hurtado asciende a un equivalente de $ 25,000, según los cálculos de las víctimas.

Lee también

Comentarios