Envían a prisión provisional a padre y madrastra que obligaba comer heces a niña de 7 años

La mujer es una maestra de Ministerio de Educación (MINED) que estaba destacada en un Centro de Desarrollo Integral (CDI) del Instituto Salvadoreño para la Atención Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA) en Santa Ana.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Juzgado Segundo de Paz de Santa Ana desarrolló esta tarde la audiencia inicial contra la madrastra y el padre biológico de una niña, de 7 años de edad, quienes fueron capturados a inicios de semana, acusados de maltratar a la pequeña.

El juez decidió enviar a prisión provisional a los dos acusados mientras continúa la fase de instrucción en su contra. Además, decretó reserva total del caso.

La pareja ha sido identificada como Jery Iveth Romero de Calderón, de 46 años de edad, y su esposo, Jaime Lizandro Calderón Reyes, de 29.

La mujer es una maestra de Ministerio de Educación (MINED) que estaba destacada en un Centro de Desarrollo Integral (CDI) del Instituto Salvadoreño para la Atención Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA), en Santa Ana.

Según las investigaciones, la menor quedó al cuidado del padre luego que su madre biológica falleciera durante el parto. Posteriormente, su padre se casó con la maestra y formaron familia.

Se desconoce exactamente cuando comenzaron los maltratos de parte de la madrastra hacía la niña. Fueron maestros y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que trabajan en programas de prevención en el centro escolar donde estudiaba la víctima que comenzaron a notar que la menor llegaba golpeada y se ausentaba por varios días de la escuela.

El mes pasado, la menor volvió a faltar por dos semanas a la escuela y, al regresar, los maestros y agentes notaron los golpes en su rostro y al abordarla la menor les comentó la situación.

De inmediato se dio aviso a las instituciones correspondientes y la menor fue separada de sus agresores y posteriormente contó la forma en que la madrastra, y con conocimiento del padre, le pegaba y cometía otros abusos. Mientras tanto, la niña ha quedado bajo el cuido de la familia del padre biológico.

Entre los abusos se encuentra que la maestra obligaba a la niña a comer heces de perro con sal, producto de lo cual posee parásitos y padece de desnutrición, por lo que estuvo internada en el hospital San Juan de Dios de Santa Ana.

En este caso, Calderón Reyes es acusado de cómplice de su esposa y del delito de abandono y desamparo, ya que lo abusos y maltratos eran cometidos en su presencia y nunca interpuso la denuncia para proteger a su hija de su esposa.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter