Lo más visto

Más de El Salvador

"Era el último empleado en la escala (de la Presidencia), sin poder de decisión": procesado en caso Saca pide consideración

Pablo Gómez, auxiliar técnico de la UFI durante el periodo presidencial de Elías Antonio Saca, se declaró inocente del desvío y lavado de más de 300 millones de dólares, provenientes de fondos públicos. 
Enlace copiado
Gómez aseguró que no se quedada

Gómez aseguró que no se quedada "ni una hora" con el efectivo antes de entregarlo al ex gerente financiero de la Presidencia Francisco Rodríguez Arteaga, y que "jamás" pensó que era parte de un "plan criminal".

Enlace copiado

El exempleado de la Presidencia de El Salvador Pablo Gómez, procesado junto al exmandatario Elías Antonio Saca (2004-2009) por el desvío y lavado de más de 300 millones de dólares, se declaró inocente en un "declaración indagatoria" ante los jueces de la causa.

"En aras de la verdad y la justicia, que tiene que prevalecer, les pido que tengan consideración en su fallo para mi persona, porque me considero inocente" de los delitos de peculado y lavado de dinero, dijo Gómez ante los tres jueces del Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador.

Gómez, señalado de ser la persona encargada de cobrar una gran cantidad de cheques en efectivo y realizar transferencias millonarias al partido que llevó a Saca al poder, aseguró que realizó estas acciones por "órdenes" de sus superiores.

"Era el último empleado en la escala (de la Presidencia), sin poder de decisión" y "no podía supervisar a las autoridades en el uso de los fondos", apuntó el imputado.

Aseguró que no se quedada "ni una hora" con el efectivo antes de entregarlo al ex gerente financiero de la Presidencia Francisco Rodríguez Arteaga, y que "jamás" pensó que era parte de un "plan criminal".

La declaración de Gómez se dio tras la incorporación de más de 3.000 elementos de prueba documental en el juicio, que registró este lunes su jornada número 15 y en el que solo Gómez enfrenta el proceso de forma "común", dado que los otros 6 imputados pactaron con la Fiscalía un "juicio abreviado".

"La prueba documental y pericial queda debidamente incorporada en juicio, de acuerdo a la petición de las partes", sostuvo el juez presidente del tribunal, José Luis Gianmattei, quien dio paso a los "alegatos finales".

Saca, su exsecretario privado Elmer Charlaix y Rodríguez Arteaga aceptaron confesar sus delitos a cambio de penas de entre 10 y 6 años de prisión.

El exjefe de la Tesorería del Gobierno Jorge Alberto Herrera aceptó recibir 3 años de cárcel, mientras que Julio Rank y César Funes, exsecretarios de Comunicaciones y Juventud, acordaron la pena de 5 años.

Solo Gómez no aceptó pactar con la Fiscalía, porque consideró admitir los delitos imputados "iba a traicionar" su "conciencia, por lo que podría recibir una pena de hasta 30 años de cárcel.

Saca es el primer expresidente de la democracia salvadoreña en afrontar un juicio y confesar delitos de corrupción, dado que su predecesor en el Ejecutivo, Francisco Flores (1999-2004), falleció antes de que se instalara.

Tags:

  • Tony Saca
  • Francisco Flores
  • César Funes
  • Julio Rank

Lee también

Comentarios