Lo más visto

El Salvador Lo más leído

"Éramos prisioneros en nuestra propia casa": el duro relato de una familia salvadoreña al actor Ben Stiller

El actor y director estadounidense Ben Stiller visitó Guatemala para conocer de cerca la crisis que viven las personas obligadas a huir de sus hogares por el acoso de las pandillas. Stiller, conocido por sus papeles en “Zoolander” y “Loco por Mary”, entre otros, conversó con una familia salvadoreña que huyó a ese país por la violencia generada por las pandillas. 
 
Enlace copiado
El actor Ben Stiller visitó Guatemala para conocer a una familia salvadoreña que huyó por acoso pandilleril. / FOTO: ACNUR

El actor Ben Stiller visitó Guatemala para conocer a una familia salvadoreña que huyó por acoso pandilleril. / FOTO: ACNUR

Enlace copiado

El actor, director y filántropo estadounidense Ben Stiller estuvo en  Guatemala en julio como embajador de buena voluntad de la Agencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y conoció de cerca el caso de una familia que huyó de El Salvador por la violencia causada por las pandillas. 

Stiller interactuó con una joven, identificada nada más como Gabriela por razones de seguridad, quien debió escapar a Guatemala junto con su hermana y su hija por la situación de violencia que vivían en El Salvador. "Éramos prisioneros en nuestra propia casa", comenta la joven.

 

El encuentro fue retratado en un video difundido en redes sociales por ACNUR, en el que se detalla que Stiller visitó el lugar de refugio donde se encuentra esta familia salvadoreña tras escapar del país por el acecho de los grupos terroristas. 

Stiller dijo sentirse conmovido por el caso de Gabriela y su familia y manifestó que pudo conocer detalladamente la problemática, sobre la cual se conoce muy poco fuera de la región centroamericana. 

"Estoy aquí en Guatemala con ACNUR y estamos aprendiendo acerca de esta crisis invisible que está ocurriendo en Centroamérica con personas huyendo de la violencia, específicamente violencia de las pandillas y siendo forzadas a dejar sus familias y huir los más lejos posible", manifestó el protagonista de "Zoolander".  

Stiller también conversó con la hija de Gabriela y le preguntó si pensaba quedarse a vivir en Guatemala, luego de verse obligada a escapar de su hogar. 

"Bueno, mientras tenga la oportunidad de seguir estudiando, no importa donde sea" , le contestó la niña. 

El actor estadounidense, además, platicó con la hermana de Gabriela, quien entre lágrimas le contó lo difícil que ha sido huir hacia Guatemala para no poner más en peligro su vida a causa de la violencia. 

"Aquí esta duro. Tratamos la manera de luchar, porque nosotros tratamos", relata la hermana de Gabriela. 

En el video, de una duración de 1:35 minutos, Stiller también se mostró sorprendido, luego de preguntarle a Gabriela y su familia de qué ciudad de El Salvador venían.  

"Les pregunté de qué pueblo de El Salvador venían y vi esta mirada en su rostro, se asustó mucho, porque no puede decirlo, no puede contarme, porque es muy peligroso para ella, incluso a miles de kilómetros de distancia" , contó el cómico estadounidense. 

Stiller reflexionó que la situación de personas que han debido huir de sus hogares debido a la violencia es una problemática que afecta no solo a las familias, sino a países enteros.

"Creo que hay un concepto erróneo acerca de quiénes son estas personas. Estas personas están tratando de llevar una vida. Solo son personas tratando de mantenerse unidas en sus familias y es bastante desafiante", manifestó el cómico norteamericano, quien es embajador de buena voluntad de ACNUR desde julio pasado. 


Según ARCNUR, 300 extranjeros han recibido refugio y protección gracias al apoyo de organizaciones socias en Guatemala. 

La gran mayoría de los beneficiados con ese estatus en Guatemala, son originarios de El Salvador y Honduras. Las personas de esas áreas escapan de la violencia y amenazas de pandillas.

De acuerdo con ACNUR, el 21 por ciento de las 300 personas refugiadas en Guatemala son niños, niñas y adolescentes, provenientes de estos países vecinos. 

La organización Cristosal asegura que las víctimas de desplazamiento forzado en 2017 aumentaron un 53 %, respecto a las de 2016. El registro de esa organización detalla que, en 2017, atendieron a 701 víctimas de desplazamiento, mientras que en 2016 hubo 417 personas afectadas por el mismo fenómeno.   

La institución también ha dicho que la mayor parte de los afectados  por esta problemática son mujeres jóvenes, en su mayor parte, niñas con edades entre 0-11 y mujeres entre 35 y 45 años.

Tags:

Lee también

Comentarios