Lo más visto

Más de El Salvador

Escasez de combustible provocó suspensión de audiencias

Corte asegura que nunca hubo desabastecimiento, sino que se previno a los juzgados para que optimizaran el recurso.
Enlace copiado
Escasez de combustible provocó suspensión de audiencias

Escasez de combustible provocó suspensión de audiencias

Enlace copiado

Alrededor de 15 audiencias fueron suspendidas recientemente en el Centro Judicial Isidro Menéndez por falta de combustible para operar la flota vehicular asignada a la dependencia de Traslado de Reos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). El motivo descrito se lee en un documento firmado por el jefe de la Oficina de Seguridad y Protección Judicial de la Región Central, Luis Francisco Martínez, documento que refiere a la suspensión de una audiencia programada para el 27 de abril pasado debido al “desabastecimiento de cupones de combustible” en la Corte.

El gerente de Administración y Finanzas de la Corte, José Adalberto Chávez, explicó ayer que la Corte pagó a la empresa suministradora la emisión de 87,000 vales de gasolina por $501,412.23 el 25 de abril pasado; sin embargo, la empresa inició en esa fecha el trámite de impresión de los vales.

Chávez dijo que el pago se hizo todavía dentro del plazo establecido por el acuerdo contractual entre la Corte y la empresa.

Según el vocero, para prever un posible retraso en la distribución de vales de gasolina, intentaron priorizar el abastecimiento de ciertas unidades claves para el funcionamiento del sistema de justicia.

“Realmente no existió la falta, lo que sucedió es que cuando empezamos a ver las disponibilidades reducidas de vales de combustible, empezamos a tomar medidas, de tal manera que priorizamos. En esta ocasión se priorizan audiencias con vencimiento de términos, plazos procesales o aquellas de logística complicada, que involucran a un número significativo de privados de libertad”, dijo el técnico.

El gerente financiero aseguró que la situación en la entrega de vales ya se normalizó, ya que estos llegaron a la Corte el lunes pasado para ser distribuidos a todas las oficinas judiciales del país.

La Corte tiene un contrato anual con la empresa sobre la base de transferencias periódicas y la emisión de vales que son canjeados por los empleados en las estaciones de servicio correspondientes. Los vales incluyen a jueces y magistrados de la Corte, quienes utilizan la gasolina institucional a discreción.

Lee también

Comentarios