Escuela Alemana realiza bingo a beneficio de hogar albergue

En su séptima edición la Escuela Alemana celebró su tradicional bingo. Como parte de su responsabilidad social se donó lo recaudado al albergue Casa Madre de la Misericordia.
Enlace copiado
Enlace copiado
El ya tradicional bingo organizado por alumnos, docentes y padres de familia de la Escuela Alemana fue inspirado este año por el carnaval de Brasil. El trabajo en equipo y la excelente organización de los alumnos de décimo año puso de manifiesto el esfuerzo de cada uno de los involucrados. “Durante toda la actividad realizamos 16 bingos, es decir, juegos de tómbolas en los que cada persona llena un cartón con fichas. El que lo complete más rápido es el que resulta ganador”, afirmó Beatriz de Morales, miembro del comité organizador.

Esta actividad tiene como principal objetivo recaudar fondos para ayudar al albergue Casa Madre de la Misericordia, que brinda alimentación y apoyo a pacientes que están recibiendo tratamientos en el Hospital de Niños Benjamín Bloom. “Parte de la sensibilización y la labor social que como escuela tenemos es que el servicio especial que realizan nuestros alumnos se dirigirá al Hospital Bloom y así podrán conocer de primera mano las necesidades de los demás y aprender sobre la solidaridad y cooperación”, mencionó De Morales.

Los estudiantes se sintieron orgullosos de apoyar una causa tan importante como es la de donar lo recaudado a quienes más lo necesitan. “Me siento satisfecho, ya que todo lo recaudado irá para ayudar al hogar”, mencionó el estudiante Luis Marco Elías Avilés, de 16 años.

En esta edición del bingo se rifaron viajes a Brasil, electrodomésticos y cuadros de pinturas de artistas salvadoreños, entre otros; también hubo espacio para platillos típicos de Alemania y música que dio paso a un desfile de carnaval en el cual todos los estudiantes compartieron y participaron. Valeria María Orellana, de 17 años, afirmó sentirse muy contenta de poder unirse más con los compañeros de su sección y trabajar duro para alcanzar la meta en común, también con apoyo de sus padres. “Me siento muy feliz porque pudimos realizar esta actividad de la mejor manera. Nuestros padres nos ayudaron mucho, pero lo mejor fue que pudimos vivir una verdadera fiesta de integración familiar”, mencionó la joven.

Esto lo confirmaron varios de los padres asistentes, quienes catalogaron esta experiencia como gratificante y generadora de valores y aprendizaje para los estudiantes. “Nuestros hijos aprenden a colaborar, a ser solidarios y tener responsabilidades, ver que con su trabajo pueden ayudar a otros que los necesiten”, dijo Mirna de Quintanilla, madre de familia.

El comité organizador prepara la actividad con mucho entusiasmo y disposición, ya que ellos son los principales responsables de la preparación y organización del evento. “Estoy feliz de compartir con mis compañeros, de aprender sobre solidaridad y unirnos por una buena causa”, enfatizó la alumna Andrea Quintanilla, quien forma parte del comité. Con lo recaudado se espera poder invertir en infraestructura, alimentación y hospedaje dirigido tanto a pacientes como familiares.
 

Tags:

  • EscuelaAlemana
  • Bingo
  • jovenes
  • solidaridad
  • albergue

Lee también

Comentarios

Newsletter