Lo más visto

Más de El Salvador

“Esperamos justicia divina, no de las autoridades”

La familia del universitario y su hermano, asesinados en Colón, tiene muchas preguntas y ha recibido pocas respuestas de las autoridades.
Enlace copiado
“Esperamos justicia divina, no de las autoridades”

“Esperamos justicia divina, no de las autoridades”

Enlace copiado

No saben quiénes los mataron ni por qué. Todavía no tienen la repuesta mínima de las autoridades. La familia de los hermanos Jasson Alessandro, de 18 años, y Johan Yahir Rodríguez Orellana, de 15, quienes fueron asesinados el lunes pasado en la colonia Nuevo Lourdes, del municipio de Colón, La Libertad, está casi segura que el sistema de justicia les fallará como le ha fallado a muchas familias víctimas de la violencia, según dijo un pariente de los jóvenes a LA PRENSA GRÁFICA.

Matan a becario de Forever y a su hermano tras mudanza

“A nosotros la violencia nunca nos había tocado. La violencia nos tocó ahora y nos tocó doble. La gran pregunta es ¿por qué los mataron a los dos? ¿Qué tipo de personas los fueron a matar? ¿ Por qué los mataron a ellos? Nosotros no pedimos que las autoridades hagan justicia, porque nosotros no seremos la excepción. Con mi familia esperamos justicia divina, no justicia por parte de las autoridades”, dijo ayer un tío de los hermanos Rodríguez Orellana.

Cinco testigos presenciaron el asesinato de los jóvenes. Vieron cuando cuatro hombres vestidos de negro y con gorros pasamontañas ingresaron a la vivienda buscando a un hombre. Vieron cuando tomaron a Jasson de la cabeza y lo sacaron a la fuerza. Mientras eso ocurría, su hermano menor corrió hacia un cuarto para esconderse, pero uno de los atacantes le disparó en la cabeza y después asesinaron a Jasson. Las autoridades no le han dicho a la familia si tienen indicios de quiénes fueron los atacantes. La principal sospecha es que pandilleros cometieron el doble crimen.

El tío de los jóvenes aseguró que ninguno estaba involucrado con pandillas, y toda la familia recalcó que ambos eran estudiantes destacados. De hecho, Jasson Alessandro era becario de la Fundación Forever y estudiaba en la Universidad Francisco Gavidia, donde solo alcanzó a cursar el primer año en Licenciatura en Idioma Inglés. Johan Yahir iba a iniciar bachillerato en un instituto de la zona de Lourdes. “Él (Jasson) sabía que tenía que esforzarse porque nadie más lo iba a ayudar a pagarse los estudios en la universidad. Sí, él le quería dar clases en un colegio cristiano. Ese era su sueño. Pero las personas que los mataron destruyeron todo”, relató el tío de los jóvenes.

El próximo lunes Jasson hubiera iniciado el tercer ciclo de su carrera. “Para nosotros todo esto es muy lamentable, porque la situación del país afecta a las nuevas generaciones. Él ha sido un estudiante nuestro y estudiante muy bueno, y es muy lamentable”, comentó Zoila Romero, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Francisco Gavidia.

Lee también

Comentarios