Esta es la diferencia entre un resfriado común y los virus de gripe H1N1 y H3N2

Encuentre en este artículo todo lo que tiene que saber sobre el brote de influenza en El Salvador.
Enlace copiado
Esta es la diferencia entre un resfriado común y los virus de gripe H1N1 y H3N2

Esta es la diferencia entre un resfriado común y los virus de gripe H1N1 y H3N2

Enlace copiado
El médico Jorge Alberto Panameño, infectólogo, especialista en enfermedades tropicales e infecciosas, conversó con LA PRENSA GRÁFICA acerca de todo lo relacionado con el brote de enfermedades respiratorias virales en El Salvador, así como de la importancia de saber diferenciar entre un resfriado común y los virus de la gripe o influenza.

Según señaló, un resfriado común no va más allá de síntomas muconasales, dolor de garganta y otros que no impiden el desempeño laboral diario; mientras que la influenza o gripe sí puede tener complicaciones graves.

Del virus de la gripe se conocen tres tipos: los del tipo A, que son causantes de pandemias y brotes epidémicos; los del tipo B, considerados como causantes de influenza estacional y los del tipo C, que para el rubro de Salud no tienen mayor relevancia.

Sobre los tipos de influenza que circulan en el país, que son la H3N2 y la H1N1, de momento se sabe que la primera de ellas es menos agresiva que la H1N1. Hay 21 casos confirmados (de H3N2), según el Ministerio de Salud, y una posible muerte.

A continuación le enlistamos todo lo que tiene que saber, según lo explicado por el doctor Panameño:

¿Quiénes son más propensos a agravarse?

Cualquier persona con una enfermedad crónica, ya sea pulmonar, de riñones, hipertensión, problema cardíaco, entre otros; así como las personas que tienen las defensas bajas por condiciones como un trasplante de órganos o patologías autoinmunes, entre ellas el Lupus.

La influenza puede terminar en una neumonía grave, ya sea por el mismo virus o por bacterias que se añaden después al problema, según Panameño. Al agravarse, puede concluir en hospitalización o incluso la muerte.

¿Cuánto duran los síntomas?

Depende del paciente, si es una persona joven y sana con el virus H3N2 -que no es especialmente agresivo- puede durar entre cuatro y siete días. Sin embargo, si se habla de una complicación (en los grupos especiales ya mencionados), en tres días una persona puede desarrollar neumonía y terminar en cuidados intensivos.

Otras complicaciones pueden ser sinusitis, infecciones en los oídos en incluso algunos casos de meningitis.

¿Cómo saber si tengo el virus?

Una señal puede ser que entre los síntomas presente fiebre intensa. Con exámenes complementarios como hemogramas solo se tienen hallazgos inespecíficos, que solo reflejan la presencia de un virus.

Sin embargo, explicó Panameño, hay un examen capaz de identificar si estamos frente a un virus de influenza A o B, llamado "Detección de Antígeno de influenza A o B a través de hisopado nasal". En 10 minutos se obtiene respuesta y se puede hacer en cualquier clínica o unidad de emergencia.

“Ya para saber si es H1N1, son exámenes muy especializados solo disponibles a nivel de salud pública”, apuntó el médico.

¿Si me puse la vacuna recomendada por la OMS, estoy protegido?

Depende de cuándo se la aplicó. Si lo hizo el año pasado, sí está protegido, pues la vacuna traía fragmentos de anticuerpos para H3N2, porque las autoridades de Salud ya preveían la circulación de este virus. Pese a esto, el MINSAL ha explicado también que no hay garantía de no adquirir el virus y que las personas deben vacunarse cada año.

Panameño aclaró que la vacuna no protege de inmediato, sino hasta en un período de 14 días. “Por eso debe vacunarse antes que el virus esté circulando”, sostuvo.

Indicó que el período de incubación de la enfermedad es desde 24 horas hasta siete días. “Si alguien entra en contacto con el virus, puede resultar enfermo en 24 horas o en los siete días siguientes. Por eso es que la vacuna ya no protege, pero eso no significa que no hay que vacunarse, porque hay probabilidades que no entre en contacto con el virus en 14 días”, dijo.

LEA TAMBIÉN: PERSONAS ALÉRGICAS AL HUEVO ES MEJOR QUE NO SE VACUNEN CONTRA VIRUS H3N2, DICE MINSAL

Además, enfatizó que en El Salvador deberíamos vacunarnos entre agosto y a más tardar noviembre para prevenir los virus de la época siguiente. La vacuna evita que los síntomas sean muy fuertes.

¿Qué tan contagioso es el virus?

Las partículas viajan a una velocidad de hasta 200 kilómetros por hora, con un alcance de dos metros. “Si estoy contagiado y toso o estornudo, voy a contagiar a quien esté a menos de esa distancia”, mencionó. Asimismo, una sola persona puede contagiar hasta a otras 50 en un espacio cerrado como un aula o un cine. “En espacios cerrados con aire acondicionado es peor, porque el virus recircula”, agregó.

¿Me puedo automedicar?

Panameño remarcó que es una enfermedad delicada y no un catarro común que se va a quitar tomando solo Acetaminofén. No es recomendado automedicarse, ya que los antigripales que circulan en el mercado pueden aumentar la frecuencia cardíaca o perjudicar a personas con presión alta, problemas de tiroides, entre otros. “Para tratar la fiebre hay jarabes antitusivos, pero después de 24 horas con los síntomas debe consultarse con un médico”, manifestó.

“No consuma antibióticos, estamos hablando de un virus en donde los antibióticos no tienen nada que hacer, a menos que haya una complicación bacteriana certificada por un médico. De pronto a las personas les despachan en las farmacias Amoxicilina u otros medicamentos que solo traerán efectos secundarios”, continuó.

¿Deben darme incapacidad?

Sí. Debe quedarse en casa por un mínimo de siete días para evitar empeorar o contagiar a las personas que le rodeen.

Encuentre otras recomendaciones de prevención en este enlace.

Tags:

  • H3N2
  • influenza
  • gripe
  • H1N1

Lee también

Comentarios

Newsletter