Lo más visto

Esta vez no son las cianobacterias las que están colorando turquesa al lago Coatepeque

Muestras de agua del lago de Cooatepeque, en Santa Ana, fueron analizadas por el Laboratorio de Toxinas Marinas de la Universidad de El Salvador (UES).
Enlace copiado
Esta vez no son las cianobacterias las que están colorando turquesa al lago Coatepeque

Esta vez no son las cianobacterias las que están colorando turquesa al lago Coatepeque

Foto LPG/Melvin Rivas, archivo.

Foto LPG/Melvin Rivas, archivo.

Enlace copiado
Esta vez, el fenómeno de coloración turquesa presente en el lago de Coatepeque desde el sábado pasado no está siendo causado por la proliferación de cianobacterias, como ha ocurrido en ocasiones anteriores.

Esto fue determinado en un estudio realizado por el Laboratorio de Toxinas Marinas de la Universidad de El Salvador (LABTOX-UES) a muestras recolectadas del lago, el pasado lunes 28 de agosto.



Los resultados de dicho estudio fueron publicados ayer en un informe, en el que se detalla que las muestras provenientes de ocho puntos del referido cuerpo de agua tomadas a tres profundidades diferentes indican que “las concentraciones celulares de las cianobacterias, identificadas el 28 de agosto, se encuentran por debajo del umbral establecido por la Organización Mundial de la Salud para catalogar el fenómeno de proliferación”, según El Universitario, periódico de la UES.

NEGOCIOS SIGUEN CONTAMINANDO LAGO DE COATEPEQUE, PESE A RECOMENDACIONES

“Esto sugiere que las cianobacterias en la columna de agua no son la causa del cambio de coloración ‘turquesa’ que actualmente se observa en el lago de Coatepeque”, se agrega.

El biólogo Rubén Sorto, de la Fundación Coatepeque, explicó que una elevada cantidad de cianobacterias implica que deben haber diez mil células en una gota de agua pero que en los muestreos realizados no llegan ni a mil. “A veces llegan hasta 45”, aseguró.



Por otra parte, el informe manifiesta que se encontraron estructuras cristalinas no identificadas, en abundancias que alcanzan las 10,300 estructuras por mililitro. Según el Laboratorio, es necesario identificarlas “para realizar un análisis integral del fenómeno de cambio de coloración”.

Sorto dijo que estos cristales y minerales encontrados no han podido ser identificados porque no se cuenta con el equipo adecuado en El Salvador. “Aquí hay otra cosa, es una línea de investigación que debe continuar”, dijo. “Al parecer, son cristales y minerales que provienen de fuentes inorgánicas”, agregó.

Según él, no se descarta que estos cristales sean de origen volcánico, tomando en cuenta que está ubicado en un cráter. “Lo que sí creemos es que puede ser una inyección hidrotérmica”, dijo.  Sobre esto explicó que una de las hipótesis es que del mismo cráter del lago emanan minerales y al mezclarse con el agua producen el cambio de coloración”.

La Fundación se encuentra trabajando en conjunto con el Laboratorio de la UES y Sorto aseguró que solicitarán pronto a la Universidad de Búfalo, en Estados Unidos, que reciban unas muestras del agua del lago para determinar qué tipo de cristales son los que están colorando el agua.



El biólogo contó que dicha universidad estadounidense realiza investigaciones del lago desde hace más de un año. Se trata de un estudio de batimetría del fondo. “Es como una radiografía del lecho del lago”, explicó.

Además, dijo que la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) también realiza estudios del agua, pero esta institución busca identificar otro tipo de sustancias presentes como coliformes y otros organismos. Sorto está de acuerdo con que debe hacerse un análisis de calidad de agua del lago.

Aseguró que “el lago tiene un montón de contaminantes que se aportan a la cuenca” y reconoció que “sí hay agroquímicos, desechos sólidos, aguas residuales, heces fecales”, entre otros.

Por otra parte, Sorto dijo que, como poblador de la zona, le “incomoda” que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) -que también realiza muestreos en el lago- dicte “lineamientos” a los lugareños y negocios locales que no están al alcance de la capacidad económica. Se refirió a que el MARN les ha pedido que hagan biodigestores, filtros de arena, eliminar fosas antiguas, hacer trampas de grasa, filtros de absorción y otros de los que considera “la gente no tiene para pagar eso” y, por tanto, no son propuestas viables para evitar la contaminación del lago.

“Se están agarrando de la mentira de las algas para hacer show y tirar lineamientos y decir que hicieron algo por el lago”, manifestó, refiriéndose a la contaminación de este tipo encontrada en coloraciones ocurridas en otras ocasiones. En cuanto a esto, Sorto propone que el MARN se aboque a entes científicos, como el LABTOX-UES para luego tomar decisiones. “El MARN no es un ente científico”, criticó.


 

Tags:

  • Coatepeque
  • lago de Coatepeque
  • cianobacterias
  • coloración de Coatepeque
  • coloración turquesa

Lee también

Comentarios