Estadísticas muestran que 3.7 % de teléfonos ingresó con visitas

En el resto de objetos incautados, las cifras indican que el problema no es la visita.
Enlace copiado
Estadísticas muestran que 3.7 % de teléfonos ingresó con visitas

Estadísticas muestran que 3.7 % de teléfonos ingresó con visitas

Estadísticas muestran que 3.7 % de teléfonos ingresó con visitas

Estadísticas muestran que 3.7 % de teléfonos ingresó con visitas

Enlace copiado
Las estadísticas de los decomisos de los objetos ilícitos en el interior de los 19 centros penitenciarios de adultos en el país, durante los últimos ocho años, demuestran que el problema de ingresos de dichos artefactos no es responsabilidad de las visitas que los internos reciben, sino del mismo sistema.

Según datos de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), entre enero de 2007 y abril de 2015 se incautaron 19,802 teléfonos celulares. Apenas 748 de ellos fueron decomisados a visitas. El resto fue encontrado a través de requisas efectuadas por las autoridades.

Además, desde 2011, según tales datos, las autoridades no encuentran teléfonos a visitas.

Este periódico efectuó una solicitud de acceso a la información pública a la DGCP respecto al decomiso de objetos ilícitos en las prisiones. La institución contestó que no tenía registro de tales objetos incautados antes del año 2007. La DGCP tampoco tiene sistematizados los registros para cada categoría: para algunos objetos sí tiene la calificación entre decomisos hechos a visitas y reos, y en otros no.

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC) han sostenido durante años que los internos utilizan aparatos telefónicos para ordenar gran parte de los delitos del país. Buena parte de las medidas extraordinarias actuales sobre siete penales se basan en ello, incluida la suspensión de servicio de algunas antenas de compañías telefónicas. En varios rubros, no obstante, la lógica de decomiso es la misma: las cantidades que provienen de las visitas son mínimas. Pese a ello, a los internos, en cada requisa, les continúan encontrando objetos ilícitos por miles.

En el caso de dosis de marihuana, en los ocho años las autoridades decomisaron 91,983 a los internos. A las visitas, 2,787 dosis. Si bien es cierto que en 2014 hubo un incremento en los decomisos, como lo ha sostenido la FGR en el caso de la tregua, el hallazgo de objetos ilícitos se redujo durante el período previo prácticamente a la mitad.

Tags:

  • centros penales
  • ilicitos
  • dgcp

Lee también

Comentarios

Newsletter