Estados Unidos beca a jóvenes emprendedores con intercambio

Siete jóvenes parten hoy hacia territorio estadounidense. Aseguran que la experiencia les servirá para llevar sus negocios a otro nivel.

Enlace copiado
Estados Unidos beca a jóvenes emprendedores con intercambio

Estados Unidos beca a jóvenes emprendedores con intercambio

Enlace copiado

El Departamento de Estado de Estados Unidos de América (EUA) brinda anualmente la oportunidad a 250 jóvenes de diferentes países del continente americano la oportunidad de participar durante seis semanas en una serie de actividades que buscan fortalecer sus capacidades empresariales y desarrollar sus habilidades de liderazgo. Además, les da una pasantía en una empresa u organización similar a la que cada uno tiene.

“Vemos la capacidad de un salvadoreño en salir, botar todos los estereotipos que uno se pueda poner mentalmente y alcanzar estándares mundiales”. Roberto Juárez, LERO Studio, diseño industrial

Siete jóvenes emprendedores salvadoreños tuvieron la fortuna de salir seleccionados de entre miles de candidatos para formar parte en la edición de este año del programa Young Leaders of the Americas Initiative (YLAI).

Los rubros donde se ubican sus empresas van desde la producción de comida hasta la elaboración de productos de madera.

Los siete jóvenes participaron en una plática con LA PRENSA GRÁFICA y coincidieron en que esta oportunidad que les brinda EUA les abrirá las puertas para llevar sus negocios a otros niveles de superación. Destacan que de cada negocio no solo se benefician ellos, sino toda una cadena de artesanos o microempresarios salvadoreños con los que trabajan.

“El reto más grande es hacer que los artesanos se la crean y le crean a uno, para eso se les tiene que probar que las cosas van a funcionar. Eso es lo gratificante”. Milagro Menjívar,   Sola Gratia Desing, diseño de productos personales

Sola Gratia Desing se llama la empresa de Milagro Menjívar, con la cual trabaja con comunidades de artesanos, específicamente aquellas donde las mujeres sean la principal fuerza de trabajo.

El trabajo de Menjívar en ocasiones se trata también de desarrollar habilidades artesanales en mujeres para que después se conviertan en productoras.

Han pasado cuatro años desde que fundó su empresa y ahora está buscando darle un giro social a su emprendimiento. “Implica haber reconciliado dos partes de mí porque siempre me ha gustado emprender, desarrollar productos, pero sentía siempre la necesidad de poder estarle ayudando a las personas, entonces puedo diseñar mis propias cosas y puedo ayudar a una comunidad, a mujeres”, dijo.

“Me pareció muy interesante la experiencia de ir y participar en una empresa que hace lo mismo, aprender sus habilidades sobre cómo ser emprendedor y cómo desarrollar habilidades”. Susana Soriano, consultora empresarial, asesoría para mipymes

“La carpintería nació como algo empírico, como un hobbie, encontré que me apasionaba trabajar madera”, dijo José Roberto Pérez, fundador de The Re-Creation Workshop, empresa dedicada a producir principalmente juegos de madera; esto porque uno de sus objetivos es unir a familias, grupos de amigos o cualquier grupo de personas que coincidan con uno de sus juegos.

También en The Re-Creation Workshop se trata de emplear a personas que por ser de algún lugar calificado como peligroso son estigmatizados y conseguir trabajo se les dificulta.

“Nosotros le queremos dar oportunidad a toda esa gente no solo de pertenecer a una compañía, sino también ellos de ser formados para que tengan su propio negocio”, relató Pérez.

“Es gracias a esta beca que yo reconduzco mi negocio hacia un emprendimiento social, cómo puedo llegar a la comunidad con un negocio”. José Rafael Pérez,   The Re-Creation Workshop, elaboración de juegos de madera

Una tarea universitaria y la necesidad de un trabajo fueron las dos razones que se necesitaron para darle vida a Dream Foods El Salvador, contó su fundador, Miguel Solórzano.

La interrogante de por qué solo hay mantequilla de maní lo llevó a perfeccionar una receta de mantequilla, pero de marañón, que ahora tiene ya cuatro variedades. Actualmente el proceso de producción es casi por completo artesanal y una de las intenciones del fundador es industrializarse.

“Mi objetivo principal con este programa es fortalecer el área de mercadeo, más que todo la distribución del producto, porque quiero introducirlo a supermercados”, manifestó Solórzano.

Darle herramientas a la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) para que se desarrollen es la pasión de Susana Soriano y por ello la empresa de la que es dueña se dedica a darles consultorías en temas de ventas, finanzas, mercadeo y otras áreas.

“En nuestro país el 60 % de la población rural tiene un empleo basado en la mipymes, entonces hay una necesidad en El Salvador de que esas personas tengan asesorías sobre cómo pueden hacer crecer sus negocios; si ellos crecen, la economía del país crece y se generan más empleos. Si ellos crecen, yo también puedo crecer”, dijo Soriano.

El diseño industrial no está bien desarrollado en el país y esta fue una de las razones por las cuales Roberto Juárez y su socio Leonel Monterrosa se lanzaron a buscar o desarrollar oportunidades.

LERO Studio es la empresa que juntos fundaron y con la que ya llevan un recorrido de cinco años. Juárez comentó con alegría que su empresa ha participado en eventos en París y Nueva York.

La última colección que hicieron está inspirada en los manglares del país. “Convertimos una inspiración local en un producto traducido al lenguaje mundial del diseño”, relató Juárez.

Fat Kid Studio se llama la empresa que fundó Félix Castellanos junto con su socia y compañera de universidad. “La idea era hacer un estudio de diseño diferente a lo que se está haciendo, uno que le diera importancia al pensamiento creativo, que sea estratégico y que sea aspiracional para nuestro equipo de trabajo”, detalló Castellanos.

“Con este programa lo que busco es internacionalizar nuestros servicios y poder aprender un  montón de las cosas administrativas, quiero aprender a vender mejor los diseños”. Félix Castellanos,   Fat Kid Studio, diseño gráfico y estrategias

Fat Kid Studio se ha encargado de refrescarle la imagen a empresas emblemáticas del país y de ello se sienten orgullosos.

Una de las intenciones por las cuales se animó a ser parte de YLAI es que le permitirá conocer empresas de un país donde el diseño ya es algo desarrollado, cómo internacionalizarse, cómo vender mejor los trabajos que hacen y encontrar oportunidades de crear redes de trabajo.

“Como una esponja”, dijo Rebeca Leiva, dueña de El Garage, un restaurante especializado en hamburguesas, que ya tiene cinco años de funcionar.

“Ahorita voy hecha una esponja, quiero absorber absolutamente todo lo que pueda”, declaró la fundadora de El Garage.

“Esta experiencia es bien emocionante porque voy a lograr ver cómo trabaja un restaurante grande”. Rebeca Leiva,   El Garage, restaurante especialista en hamburguesas

El año pasado participó y ganó una beca un amigo de Rebeca y él la incentivó a participar, pues es una experiencia que le cambió la vida, contó Leiva.

Contó que en su experiencia en Estados Unidos estará con un restaurante que también se especializa en hamburguesas.

“Es bien emocionante porque voy a lograr ver cómo trabaja un restaurante grande, además porque estoy pensando en expandirme, en abrir otra sucursal porque ahorita solo tengo una”, dijo Leiva.

Las experiencias
El Departamento de Estado de EUA otorga las becas, que brindan diversas experiencias a emprendedores del país. 
Congresos
Durante las seis semanas de estadía los participantes son parte de congresos para desarrollar sus habilidades. 
Pasantía
Se les da la oportunidad de hacer una pasantía en empresas u organizaciones que se dedican al mismo rubro que los negocios ganadores.
Redes de trabajo 
Como proceden de todo el continente americano, los jóvenes forman sus propias redes de trabajo.

Lee también

Comentarios

Newsletter