El Salvador  / judicial Marco Tulio Lima Director de centros penales

“Esto de bloquear señal en penales podría ser permanente”

Bloquear la señal en los penales es la principal medida que podría ser permanente después de las medidas extraordinarias, según Lima.

Enlace copiado
Marco Tulio Lima  Director de centros penales

Marco Tulio Lima Director de centros penales

Enlace copiado

El nuevo director de centros penales, Marco Tulio Lima, dice que uno de sus principales compromisos es descongestionar el sistema penitenciario, para cumplir con lo ordenado por la Sala de lo Constitucional de la CSJ. También asegura en esta entrevista que la implementación de brazaletes será una realidad desde el próximo año y que podrían ser utilizados como una medida que sustituya la detención provisional.

¿Cuál es el diagnóstico que ha hecho de centros penales, tras su llegada?

Antes de entrar al diagnóstico quisiera expresar que nos encontramos ante un gran desafío de construir un moderno y rehabilitante sistema penitenciario, donde los privados de libertad tengan oportunidades. Nuestro sistema se había alejado de esa visión. En ese sentido, cuando empezamos a hacer un diagnóstico, nos enfrentamos a una cantidad de elementos. En primer lugar, el sistema penitenciario por años fue abandonado, esto es la consecuencia de todo el sistema penal para tratar el delito. También encontramos una tasa alta de sobrepoblación, ya que tenemos más de 39,000 privados de libertad.

Aún no se ha avanzado en el cumplimiento de la resolución sobre el hacinamiento...

Fíjese que tenemos una capacidad máxima de 12,000 internos, es decir que andamos arriba del 331 % de hacinamiento. Esa sobrepoblación nos genera una cantidad de problemas, como afectación a la salud, limita que se desarrollen los programas de tratamiento y hace más compleja la labor de seguridad y de garantizar que los penales sean completamente estériles y cerrados. Pero hay que decir que también hemos encontrado un avance significativo en la infraestructura. Para mí, es muy motivador encontrar avances en inversión a la infraestructura, porque no venimos a comenzar de cero sino a dar continuidad. Para mayo del próximo año, según hemos calendarizado, esperamos haber movido a al menos 16,000 privados de libertad para descongestionar el 50 % del sistema y así ir cumpliendo con la resolución.

Respecto a las medidas extraordinarias, ¿cuáles son los resultados que ha visto?

Sí, hay un conjunto de medidas extraordinarias que han garantizado elevar el nivel de seguridad en algunos centros penales, donde ahora se tiene un mejor control.

“Los brazaletes estarán a disposición de jueces para que en las nuevas resoluciones  consideren colocar un brazalete como medida sustitutiva a la  detención”. 

¿Hay algunas medidas, a su juicio, que deben ser permanentes?

Mire, las medidas responden a una necesidad y siguen siendo una necesidad. Han permitido, en primer lugar, elevar la conciencia política sobre el sistema penitenciario. Las medidas han logrado provocar una gran alianza entre sectores privados, iglesias, sectores políticos y el Gobierno para invertir en el sistema. Las medidas han propiciado que se ejerzan mejores controles de seguridad para disminuir la cantidad de problemas que se venían dando. Han permitido un espacio para que ejecutemos todo. Hay una cantidad de aspectos muy positivos, hay algunas medidas extraordinarias que podrían ser permanentes y que el Ministerio de Seguridad las está evaluando y que en su momento las va a proponer como reformas legales de carácter permanente.

¿Qué medidas podrían considerarse de forma permanente?

Yo creo que una de esas es ver el tema de la telecomunicaciones. Las medidas permitieron atención especial a este tema. Si bien es cierto, por ahora tenemos bloqueadores en seis penales, ya estamos en montaje de más y mejor tecnología para marzo del próximo año. Esto sería para todos los penales. Ese tema es lo que se debe ir discutiendo. Pero en este tema va a haber necesidad de evaluar y seguir adelante. Esto de bloquear señal en penales podría ser una medida permanente.

¿Con las medidas extraordinarias realmente han retomado el control de los penales? El exdirector Rodil Hernández nos dijo que antes los internos tenían las llaves de las celdas.

La realidad ahora es diferente. En los seis penales donde hay medidas, los niveles de seguridad subieron. Las mismas medidas han permitido que la movilidad interna se reduzca, que las visitas sean un tema pendiente. Hemos hecho requisas y cada vez encontramos menos ilícitos. Es decir, por ahora es casi nulo el ingreso de ilícitos. Yo no he encontrado ese tipo de situaciones que usted ha manifestado, por lo menos no he sido informado de eso.

En otro tema, ¿qué ha pasado con los brazaletes que iban a adquirir y utilizar?

Hay un calendario que se está siguiendo con los proveedores, con la Policía, con la parte técnica, con los jueces y con el ministerio, porque aquí entran muchos actores. Entre los brazaletes de vigilancia electrónica habrá algunos móviles y otros fijos. Ahorita hay una proyección para 2,000 brazaletes. Se está haciendo una inversión de $4.7 millones y se piensa a futuro incrementar la cantidad de brazaletes. Este 7 de diciembre, esperamos , que los técnicos nos digan que ya está la primera persona que va a salir del penal y que el próximo año se implemente el uso de los brazaletes.

¿Cómo van a funcionar esos brazaletes?

Estos brazaletes son, en realidad, una faja adherida al tobillo. Sí, se puede cortar. El problema es que al cortarla genera una alerta y una reacción. También quiero decir que habrá una cantidad de brazaletes que van a estar a disposición del sistema judicial.

¿Qué es lo que va a hacer exactamente el sistema judicial?

Estos brazaletes van a estar a disposición de jueces, para que en las nuevas resoluciones judiciales consideren colocar un brazalete como medida sustitutiva a la detención provisional.

Lee también

Comentarios

Newsletter