Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador LO MÁS LEÍDO

Estos son los lujos que se recetaron el expresidente Mauricio Funes y sus allegados

Las compras de lujo del expresidente incluyen una variada lista. Ada Mitchell Guzmán fue de las personas que más productos de lujo adquirió con fondos públicos. En el caso constan compras de licor, ropa, pasajes de avión, hoteles de lujo, entre otros.
Enlace copiado
Prófugo. Funes se encuentra asilado en Nicaragua. En noviembre de 2012 desfiló en este vehículo para la inauguración del bulevar Monseñor Romero. En otras ocasiones ha dicho que ese vehículo fue alquilado para el evento.

Prófugo. Funes se encuentra asilado en Nicaragua. En noviembre de 2012 desfiló en este vehículo para la inauguración del bulevar Monseñor Romero. En otras ocasiones ha dicho que ese vehículo fue alquilado para el evento.

Enlace copiado

Ada Mitchell Guzmán, la actual pareja del expresidente Mauricio Funes, pagó en efectivo $2,256.30 en la lujosa tienda Saks Fifth Avenue, ubicada en Beverly Hills (Estados Unidos), para comprar tres artículos: unas sandalias flat por $725, unos zapatos Jimmy Choo de $350 y unos Louboutin de $995. El gasto se refleja en un recibo al que LA PRENSA GRÁFICA tuvo acceso, y que consta entre la documentación que la Fiscalía General de la República (FGR) ha recabado para probar que Funes, su círculo de amigos y sus familiares hicieron un mal uso de fondos públicos.

Guzmán también fue operada por dos cirujanos plásticos en Beverly Hills. Sus cirugías costaron $60,000. Y, según la Fiscalía, con fondos públicos Funes también pagó $3,000 de su cesárea.

La Unidad de Investigación Financiera (UIF) y el Grupo contra la Impunidad (GCI) han procesado a 32 personas acusadas de pertenecer a una red que saqueó $351 millones de las cuentas públicas. El expresidente, según la investigación, compró con dinero público 80 armas valoradas en más de $200,000. En un solo día y siempre con dinero público realizó una compra de 252 trajes, lo que costó $41,250 en una tienda local, según consta en el expediente del caso.

La lista de gastos establecidos por la Fiscalía en la investigación es amplia. Se complementa con cuantiosos gastos de almuerzos para Casa Presidencial, hoteles cinco estrellas y hasta remesas a terceros, como es el caso de una amiga del ex secretario privado Francisco Cáceres, quien recibió miles de dólares de fondos públicos mientras se encontraba en España.

En la investigación fiscal consta que buena parte del dinero saqueado se utilizó en efectivo para costear lujos como: viajes, comida, electrónicos, ropa de diferentes marcas, inmuebles, carros y hasta las colegiaturas de dos de los hijos del expresidente.

Los personajes de la estructura que más gastos reportan en este tipo de compras son: Ada Mitchell Guzmán y su familia; la ex primera dama Vanda Pignato; el expresidente Funes; su hijo Diego Funes; y el ex secretario privado de la Presidencia Francisco Cáceres.

La Fiscalía señala en la investigación que Guzmán gastó, hasta 2015, $115,050.76 en un supermercado norteamericano con sede en El Salvador. Esto contando $22,910.73 en compras que realizó quien trabajaba con ella en apoyo logístico. Entre algunos productos de consumo adquiridos por Guzmán con fondos públicos están 12 botellas de whisky por más de $1,000, dos pantallas de televisión por casi $3,000, un teatro en casa por $1,000, una cámara por $749, 11 botes de fórmula para niño por $422.89; además de otros artículos de consumo personal.

Según testigos del caso, el expresidente Funes le compró una casa a Guzmán en Santa Elena por $900,000, que fue cancelada por cuotas en efectivo por el empresario Miguel Menéndez. Guzmán tenía, además, a su disposición siete carros, entre ellos dos Porsche, un Audi y un Mercedes Benz. Este último fue comprado al empresario Hérbert Saca.

La familia de Guzmán y ella viajaron en total 22 veces con fondos públicos, según la Fiscalía. De hecho, el dinero público alcanzó para que el padre de Guzmán, Juan Carlos Guzmán, pusiera un negocio de venta de carros.

Los gastos de Pignato

La ex primera dama Vanda Pignato hizo 142 viajes para ella y su familia con fondos públicos; además compró un carro Lexus, una casa en Altamira y recibió miles de dólares en efectivo para sus gastos, según la acusación. La Fiscalía también señala que el exasesor de Pignato, Nelson Antonio García Cerón, no puede justificar más de un millón de dólares en ingresos. También consta en la investigación que Funes y Pignato le compraron un apartamento en una zona exclusiva de la capital a la hermana y el cuñado de Pignato para que cuidara al hijo de ambos.

Ayer, un grupo denominado Red de Mujeres Funcionarias Públicas emitió un comunicado para solidarizarse con la ex primera dama y actual secretaria de Inclusión Social, quien se encuentra bajo custodia policial en un hospital de Santa Tecla. Lamentó que el Juzgado Quinto de Sentencia haya emitido orden de captura contra Pignato y exigió que se deje sin efecto la orden de detención. Además, en el comunicado pidió al fiscal general, Douglas Meléndez, que evite “ideologizar” sus investigaciones; y a los medios de comunicación “manejar con respeto este y todos los casos en trámite”.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines