Estudiantes de la UES aprenden de Ayumi sobre la terapia ocupacional

Enlace copiado
En prácticas. Ayumi Tahara es una especialista japonesa en terapia ocupacional, quien comparte sus conocimientos con los estudiantes de la licenciatura de Fisioterapia y Terapia Ocupacional de la UES en San Salvador. Es voluntaria desde septiembre de 2014.

En prácticas. Ayumi Tahara es una especialista japonesa en terapia ocupacional, quien comparte sus conocimientos con los estudiantes de la licenciatura de Fisioterapia y Terapia Ocupacional de la UES en San Salvador. Es voluntaria desde septiembre de 2014.

Estudiantes de la UES aprenden de Ayumi sobre la terapia ocupacional

Estudiantes de la UES aprenden de Ayumi sobre la terapia ocupacional

Enlace copiado
Sin borrar su sonrisa, Ayumi Tahara explica con paciencia los procedimientos que se deben seguir para lograr recuperar a los pacientes con lesiones o traumas en alguna parte del cuerpo. Es la tarea que tiene como una voluntaria japonesa en El Salvador.

Su deseo de conocer otro país y cultura comenzó en la universidad en la que estudiaba en Japón, donde observó un anuncio del voluntariado de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), que invitaba a involucrarse y poder servir en el extranjero.

La joven terapeuta aplicó y fue aceptada, pero cuando supo que iba a ser enviada a cumplir su voluntariado a El Salvador fue algo novedoso, ya que no conocía nada sobre el país centroamericano, del que ahora asegura estar encantada gracias a las pupusas y la amabilidad de la población.

“Antes de venir aquí yo no sabía nada del país. El contenido del voluntariado era muy interesante para mí, yo quería venir a El Salvador y aquí a la UES (Universidad de El Salvador). Aquí hay mucha naturaleza y las personas son muy amables. Cuando me he perdido en calles hasta me llevan al lugar donde voy, son muy amables”, dice sin dejar de sonreir.

Desde septiembre de 2014 realiza su voluntariado en la Facultad de Medicina de la UES, sede central, en el Departamento de Fisioterapia y Terapia Ocupacional, donde comparte sus conocimientos con los estudiantes de dicha carrera, con quienes ha entablado una relación de amistad, además de disfrutar de las ocurrencias de sus alumnos, que más como estudiantes los mira como compañeros.

“Me llevo muy bien, tienen mucha motivación. Los estudiantes y los docentes son muy alegres y les interesa aprender, le ponen muchas ganas”, dice, añadiendo que han sido sus alumnos los que han terminado convirtiéndose en sus maestros de español, ya que se apoya en ellos cuando desconoce una palabra.

“Son muy amables. Para mi español falta mucho, pero ellos me ayudan con las palabras que no sé, me enseñan palabras que no sé”, explica, aunque también ella les enseña cómo decir algunas palabras en japonés, como gracias, adiós, te quiero y buen provecho.

De El Salvador, además de las pupusas de frijol con queso, de zanahoria y de espinaca, Ayumi Tahara también disfruta la sopa de pollo y el mango verde; expresa que también disfruta de la naturaleza y el clima cálido durante casi todo el año, de los paisajes de Suchitoto, donde los voluntarios japoneses deben pasar su primer mes de adaptación. Afirma que lo único que no se imaginó del país es que hace “mucho calor”, más cuando hay concentración de personas.

Sobre el aprendizaje de los universitarios con quienes comparte sus conocimientos y prácticas señala que lo importante es tener al paciente como el centro de todo el trabajo, para que pueda ser recuperado como debe ser, a través de la terapia ocupacional.

“Mi deseo es que ellos (los estudiantes) continúen estudiando y que nunca olviden que deben atender al paciente de una forma integral”, sostuvo.

Tags:

  • extranjera de bien
  • japonesa

Lee también

Comentarios

Newsletter