Lo más visto

Estudio aborda prevención de enfermedades en los trabajadores con vacunación

Reducir el absentismo laboral e incrementar la productividad serían algunos de los beneficios.
Enlace copiado
Enlace copiado

La Federación Centroamericana y del Caribe de Salud Ocupacional (FECACSO) desarrolló a finales del año pasado la Guía de Vacunación para los Trabajadores, en la que recomienda un esquema de vacunación para la población trabajadora de acuerdo con los tipos de riesgo y la exposición de la actividad que realiza.

“Los trabajadores se exponen a riesgos propios de su ocupación y actividad económica, además de aquellos relacionados con las condiciones ambientales, particularmente de enfermedades endémicas con riesgo de brotes que pueden impactar en lugares donde las características del trabajo permiten la aglomeración y el contacto frecuente de los trabajadores”, señala el documento.

Las enfermedades ocupacionales son aquellas que son producto del trabajo, como las enfermedades osteomusculares, que son lesiones generadas por riesgo de tipo ergonómico, como manejo de cargas, sobreesfuerzos, movimientos repetitivos, posturas forzadas y sostenidas.

“Otra de las enfermedades prevalentes en la población trabajadora son las infecciones respiratorias, aquellas enfermedades del sistema respiratorio que definitivamente nos generan muchísima morbilidad, mucha causa de absentismo y de incapacidades en la población trabajadora”, dijo Viviana Gómez, médica especialista en medicina del trabajo, miembro de la asociación costarricense de medicina del trabajo y coordinadora del comité científico de la FECACSO.

Agregó que en la población trabajadora también hay personas con enfermedades crónicas (asma, diabetes, hipertensión arterial, crónica pulmonar, crónica cardíaca, crónica hepática, crónica renal, obesidad, dislipidemias) que son más susceptibles de tener este tipo de infecciones respiratorias o enfermedades.

Algunas actividades económicas donde habría mayor exposición a influenza, por ejemplo, incluyen trabajadores viajeros, servicios de transporte, atención al público, y otras.

“Hemos enlistado las principales actividades económicas que hay en nuestros países, incluyendo la población con enfermedad crónica, en condición de inmunosupresión y los trabajadores viajeros, recomendando las vacunas que frente al riesgo pueden generarse”, dijo Gómez.

Aplicarlo implicaría una inversión del empleador. “Es importante que ellos sepan que al invertir en la salud de los trabajadores va a haber un retorno en la disminución del absentismo y el incremento de la productividad”, añadió.

Además de la vacunación, hay otras medidas de prevención de transmisión de enfermedades en los trabajadores, como medidas de higiene personal.

“Si usted o yo presentamos síntomas respiratorios, tenemos que tener la responsabilidad con nuestros compañeros de trabajo y utilizar una mascarilla”, dijo Franklin Hernández, asesor de enfermedades transmisibles de la Organización Panamericana/Mundial de la Salud (OPS/OMS) en el país.

Lee también

Comentarios