Lo más visto

Más de El Salvador

Exhuman osamentas del tiempo de guerra

Según la FGR, las víctimas fueron asesinadas por la Fuerza Armada en 1981. Superviviente solicitó, años después, que se investigara el caso.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Dos años ha durado la investigación  para esclarecer el paradero y la identidad de los familiares de Verónica asesinados en Tepetitán.

Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Dos años ha durado la investigación para esclarecer el paradero y la identidad de los familiares de Verónica asesinados en Tepetitán.

Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos durante el Conflicto Armado Interno (CNB) finalizaron el proceso de exhumación de osamentas de tres mujeres y un hombre enterrados en una fosa común ubicada en un terreno del caserío Valle Cárcamo, en el cantón Loma Alta, de Tepetitán, San Vicente.

De acuerdo con la información proporcionada, los trabajos de exhumación estuvieron a cargo de dos doctoras del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Entre los cadáveres exhumados se encuentran los de Narcisa Rodríguez, Sabas Rodríguez y Félix Mauricio Castellanos, madre, abuela y abuelo, respectivamente, de Verónica y Vilma, niñas de cinco y dos años que sobrevivieron a la masacre; así como el de Vilma, asesinada con nueve meses de embarazo, detallaron representantes de la CNB.

Las investigaciones dan cuenta de que los responsables de los crímenes fueron miembros de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), tras un operativo masivo en 1981. Los cuerpos fueron arrojados en la fosa séptica donde se finalizó el rescate de las osamentas.

“Muchas familias salieron huyendo de sus casas, pues era operativo de tierra arrasada de la FAES; entonces, la familia de Verónica (superviviente) se refugió en una finca, pero como ya no tenían qué comer, bajaron y fueron capturados. A los adultos, incluyendo a la mujer embarazada, los asesinaron, y a las dos niñas las dieron en adopción a dos familias de la zona (cantón Loma Alta)”, narró Elsy Flores, de la CNB.

Dijo que de las dos niñas solo sobrevive Verónica, y es quien luego del reencuentro que tuvieron hace varios años hizo la solicitud para que se iniciara el proceso de investigación, que ha durado más de dos años, con el cual se busca ayudar a los familiares en su esfuerzo por saber la verdad y obtener los restos de sus parientes que por tanto tiempo han estado donde el conflicto armado los dejó.

El fiscal del caso expresó que luego del trabajo investigativo, se solicitó a un juzgado de Tepetitán la autorización para desarrollar el proceso de exhumación. Las osamentas serían trasladadas al Instituto de Medicina Legal para realizar las pruebas de ADN correspondientes y posteriormente entregarlas a la familia.

4
 osamentas, de tres mujeres y un hombre, fueron extraídas de una fosa.

Lee también

Comentarios