Exhuman otro cadáver de fosa clandestina en Apopa

La policía ha excavado desde diciembre y han encontrado a cinco víctimas
Enlace copiado
Cementerio. Las excavaciones en un terreno del cantón Joya Grande, en Apopa, se han vuelto constantes para  FGR y PNC.

Cementerio. Las excavaciones en un terreno del cantón Joya Grande, en Apopa, se han vuelto constantes para FGR y PNC.

Exhuman otro cadáver de fosa clandestina en Apopa

Exhuman otro cadáver de fosa clandestina en Apopa

Enlace copiado
Un nuevo cadáver fue desenterrado ayer por el criminólogo forense de la Fiscalía, Israel Ticas, con la ayuda de agentes policiales, de un terreno ubicado en la zona rural de Apopa, al norte del departamento de San Salvador. Se trata, según la policía, de la quinta víctima exhumada en un predio de unos 20 metros cuadrados del cantón Joya Grande de Apopa.

La policía ha perfilado el sitio como un cementerio clandestino que era utilizado por una estructura de pandilleros que opera en la urbanización Valle del Sol, ubicada a unos cuantos metros del lugar del hallazgo.

La Policía Nacional Civil (PNC) dio con el sitio con la ayuda de un pandillero que participó en los crímenes y que recibió beneficios judiciales a cambio de su testimonio. Las autoridades les llaman testigos criteriados.

Ayer, Ticas expuso a la luz el cadáver de un hombre que al momento de morir vestía un pantalón de lona azul. Agentes de la Policía iniciaron con la excavación de la fosa desde el pasado martes. Cuatro días antes habían desenterrado el cadáver de otro hombre en otra fosa a unos 10 metros.

El cadáver desenterrado ayer, según Ticas, tendría aproximadamente un año de haber sido enterrado en el lugar. De acuerdo con los investigadores, el hombre fue decapitado y desmembrado de los dos brazos antes de ser lanzado a la fosa.

El relato del pandillero comenzó en diciembre de 2012. En esa fecha, le contó a los investigadores la forma en que sus compañeros privaron de libertad, asesinaron y después enterraron a otros miembros de la pandilla.

La primera víctima fue localizada, después del testimonio del criteriado, el pasado 7 de diciembre. En esa ocasión, las autoridades confirmaron que se trató de una adolescente de 15 años que residía en la urbanización Majucla, de Cuscatancingo.

El pasado 31 de enero, Ticas exhumó otras dos osamentas. Peritos del Instituto de Medicina Legal determinaron que se trató de un hombres y una mujer que posiblemente habrían sido asesinados un año antes. En un principio los investigadores señalaron que se trataba de tres cadáveres, basados en la cantidad de huesos; sin embargo, los peritos forenses determinaron finalmente que se trató de dos víctimas.

Los investigadores sostienen que todas las personas enterradas en el sitio eran pandilleros o tenían algún vínculo con ellos. La hipótesis que manejan sobre los crímenes es que pudieron haber sido asesinados por sus mismos compañeros por alguna falta que cometieron dentro de la pandilla.

Tags:

  • Apopa
  • FGR
  • cementerio clandestino
  • homicidio
  • pandillas
  • tregua entre pandillas
  • Israel Ticas

Lee también

Comentarios

Newsletter