Lo más visto

Más de El Salvador

Exigían $200 al mes por dejarlo entrar a caserío

De no entregarlos cada mes atentarían contra la vida de la víctima. Delincuentes fueron hallados culpables en tribunal de La Unión.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz A prisión.  El juez de Sentencia de La Unión determinó que Nelson Ovidio Vásquez y Raúl Ernesto González son culpables de extorsionar a un hombre, aunque la defensa trató de desvirtuar la versión de la Fiscalía.

Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz A prisión. El juez de Sentencia de La Unión determinó que Nelson Ovidio Vásquez y Raúl Ernesto González son culpables de extorsionar a un hombre, aunque la defensa trató de desvirtuar la versión de la Fiscalía.

Enlace copiado

Dos hombres fueron condenados a 15 años de prisión por el Tribunal de Sentencia de La Unión, donde se desarrolló la vista pública por el delito de extorsión agravada, en perjuicio de una víctima con régimen de protección con clave 12.

Los sentenciados son Nelson Ovidio Vásquez y Raúl Ernesto González, ambos, según la Fiscalía General de la República (FGR), integrantes de grupos terroristas, pero según el juez ese calificativo no se demostró durante el proceso judicial, pues no había una ficha policial que lo sustentara.

De acuerdo con el informe de la Fiscalía, ambos acusados junto a un adolescente participaron en marzo del año pasado en realizarle una exigencia económica a la víctima con clave 12, a la que amenazaron con una pistola y un arma blanca si no accedía a entregarles el dinero que le solicitaban.

“Le atraviesan un vehículo a la víctima, del cual se bajan dos sujetos con arma y le piden renta (sic) mensual de $200 para entrar al caserío. La víctima les dice que no andaba ese dinero y le responden que les diera lo que anduviera en ese momento y que posteriormente iba a hacer la otra entrega”, detalló el fiscal del caso durante la audiencia.

Ante la amenaza, la víctima accedió y entregó inmediatamente $100, pero los delincuentes también le pidieron el número telefónico para mantenerse en contacto y pactar el resto de entregas de dinero.

Durante el juicio, la víctima declaró que ese día cuando fue interceptado por primera vez recibió una serie de llamadas de los individuos, que le recordaban la extorsión.

“Ellos conocían todo sobre mí y me amenazaban con matar a mis familiares si no les entregaba el dinero. Yo les decía que me esperaran, porque en ese momento no tenía dinero y allí cortaban la llamada”, explicó la víctima.

La defensa de Vásquez y González trató de desvirtuar la acusación, aduciendo que la denuncia contra sus defendidos se debía a una disputa que mantenía el primero con clave 12, supuestamente por una competencia por las rutas para la venta de pan en el municipio de Pasaquina.

“Yo encontré a uno de sus trabajadores en una de mis rutas y le pedí el número de su jefe para reclamarle por qué hacía eso, pero yo no le pedí dinero porque no tengo necesidad de eso y darme a conocer por $100”, expresó por su parte Vásquez, uno de los imputados.

Pero el juez determinó que los argumentos carecían de credibilidad y decidió sentenciar a los dos imputados a pagar una pena de 15 años de prisión por el delito de extorsión agravada.

Lee también

Comentarios