Lo más visto

"Existe un esfuerzo por imponer una agenda única"

El dirigente de Nuestro Tiempo hace una evaluación del panorama electoral salvadoreño. El partido competirá en las elecciones del 2021.
Enlace copiado

"Existe un esfuerzo por imponer una agenda única"

Enlace copiado

El presidente de Nuestro Tiempo, Johnny Wright Sol, y el director de juventud, Héctor Silva, hablaron con LA PRENSA GRÁFICA sobre cómo el partido se va consolidando, esto a casi cinco meses de haber sido oficialmente inscritos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Tienen claro que quieren competir en las elecciones del 2021, pero aún no decidan los lugares en los que presentarán candidatos.

Además hicieron un análisis de la coyuntura política-electoral nacional. En ese sentido, sostienen que hay oportunidad del surgimiento de nuevas iniciativas políticas.

Wright Sol específicamente se refirió a las intenciones del Gobierno de imponer una agenda única de país.

A casi cinco meses de que se oficializó la inscripción de Nuestro Tiempo en el Tribunal Supremo Electoral, ¿cómo avanza la consolidación del partido?

JW: Acabamos de lanzarnos con una campaña importante, lo vemos como una acción política, es una especie de protesta y proclamación de lo que no somos como partido político. En todo este tiempo, yo diría que antes a estar inscritos en el Tribunal Supremo Electoral, que arranca la construcción de esta idea y proyecto político que se llama Nuestro Tiempo ha venido evolucionando el trabajo que hemos estado haciendo y digamos que el enfoque en el corto plazo ha sido de planificación, de proyección, de organización es un proyecto que se está conformando, creciendo, es algo que va sobre la marcha. Desde nuestro nacimiento nuestra intención era proyectarnos al 2021 que en aquel momento en el 2018 parecía que el 2021 estaba años luz en el futuro y ahora lo vemos a la vuelta de la esquina, el tiempo nos come en cuanto a las preparaciones que hay que ir haciendo para poder participar en esas elecciones, yo diría que ese es un objetivo a corto plazo el cómo y adónde vamos a participar.

Siempre sostenemos que es un proyecto con una visión a largo plazo, que toma en cuenta que la construcción de un proyecto político no es nada fácil, no es nada que surge de inmediato, que aunque la coyuntura política le abre la puerta a nuevas alternativas políticas y que hay dentro de la ciudadanía un deseo de ver a nuevos actores políticos, que no hay mayor virtud en ser nuevo porque también se han visto nuevas propuestas con viejas mañas y eso al final es contraproducente a lo que se quiere lograr en nuestro país.

Nosotros existimos porque queremos cambiar la realidad política en El Salvador, la queremos dignificar y creemos que el trabajo político es necesario para hacer viable nuestra nación.

¿Nuestro Tiempo ya tiene definido a qué grupo poblacional pretende llegar?

HS: Nosotros creemos que hay un desencanto bastante generalizado de parte de la ciudadanía por las mañas políticas que hemos visto en los últimos 30 años, entonces yo no diría que le estamos hablando a un grupo en específico si no que estamos trabajando con un objetivo central que es inyectarle decencia a la política y creemos que eso es algo que va más allá de un grupo si no que es algo que es necesario para la sociedad en general. Sí queremos hacer las cosas pensando en grupos como los jóvenes, por ejemplo, y en las mujeres.

JW: Le sumaría en que hay que tomar en cuenta en nuestro país que la mitad de personas que pueden votar votan, es decir, hay todo un segmento del electorado, casi una mayoría de los salvadoreños, que pueden votar que ni siquiera van a votar o que se sienten subrepresentados o no representados en absoluto. Algunos creerían que nosotros estamos intentando canibalizar dentro del mismo segmento de partidos políticos, el voto de la derecha, el voto de la izquierda, el voto de centro y al final creemos que hay gente y habrán jóvenes en el 2021 que nunca habrán votado en sus vidas, para nosotros es importante capturar a esas personas e involucrarlas y que sean parte del proyecto.

Antes de cada evento electoral los partidos deben cumplir ciertos procesos como elección de candidatos a través de internas, para tener internas necesitan padrón y, entonces, afiliar personas, ¿cómo se encuentra Nuestro Tiempo en ese tema?

JW: Nosotros actualmente estamos en apertura de afiliaciones. De hecho tenemos un pequeño evento donde nos hemos comprometido cada uno de los que formamos parte del consejo a llevar cinco personas que tienen interés en afiliarse y afiliarlas y así poquito a poco va creciendo.

Puede ser, me estoy anticipando y me atrevo a hacerlo, que el padrón que se cierre para los procesos internos en el 2020 previo a las elecciones que incluiría elecciones para nuevos dirigentes del partido como también de posibles candidatos no va a ser un padrón súper grande, de hecho en nuestro país la mayoría de salvadoreños no están afiliados a un partido político, hay gente que lo hace por evitar alguna situación que pueda generar conflicto en el futuro si es que aspiran a un cargo público pero por lo general cuando ves los padrones de los partidos políticos algunos presumen del tamaño de su padrón y que sus procesos por tener padrones grandes o relativamente grandes que son más democráticos pero puede ser que los que estén afiliados no sepan ni siquiera por dónde va el partido.

Para nosotros es importante garantizar o procurar que la calidad del afiliado a nuestro partido por lo menos sean personas que creen en el proyecto, que saben para qué está en él, hay un requisito de contribución inclusive, mínima, también hay simpatizantes y otras personas que nos apoyan que no están directamente afiliados pero sobretodo cuando existen estas exigencias de procesos democráticos consideramos que es importante que la asamblea conformada por todos los afiliados del partido, que es la máxima autoridad del partido, sean personas que de verdad están involucradas.

HS: Para abonar un poquito ese mismo proceso con los afiliados es algo que nosotros nos hemos tomado el tiempo de hacer en el proceso que ocuparíamos para seleccionar candidatos, hemos sido muy cuidadosos en construir ciertos filtros porque al final los partidos políticos son, o deberían ser, vehículos para llevar a las personas más capaces a la función pública. Para nosotros es importante sentar las bases de cómo vamos a elegir a estas personas, cuáles son los requisitos, qué filtros deben pasar para así asegurarnos de nosotros como partido político cumplir nuestro trabajo de llevar a las personas más capacitadas a la función pública.

Uno de los temas donde hay resistencia de los partidos políticos es en cuanto al financiamiento que ellos tienen, transparentar eso, ¿están de acuerdo que es importante transparentar el financiamiento de los partidos?

HS: Por supuesto y de hecho nosotros uno de los grandes mensajes que queremos hacer es que queremos cambiar la forma de hacer política pero eso no pasa solo por exigir lo que queremos ver hacia afuera si no por hacer cosas hacia dentro.

Nuestro Tiempo es el único partido político en El Salvador que cuenta dentro de su consejo directivo, que es la máxima autoridad del partido, con una dirección de transparencia. Nosotros también tenemos en nuestro sitio web un portal de transparencia, que está bajo construcción, pero que ahí se pueden encontrar nuestros estatutos entre otros documentos y que vamos a utilizar ese portal de transparencia para luego empezar a transparentar fuentes de financiamiento, de dónde recibimos dinero, en qué ocupamos el dinero. Para nosotros también es importante democratizar el financiamiento, entonces, un paso que hemos tomado en ese esfuerzo es que todos aquí somos financistas de Nuestro Tiempo, todos los miembros del consejo directivo, todos los afiliados; cuando el partido fue constituido los miembros fundadores también hicieron un aporte, una especie de capital semilla y creemos que eso es importante porque mientras más democraticemos el financiamiento más pura son las intenciones del partido.

JW: Lo que uno transparenta, lo que eso implica es que debe de haber una justificación, cuando se rehúsan a transparentar las cuentas o las cosas es porque claramente hay algo que ocultar y yo diría que la corrupción en nuestro país y en los países de la región tienen su origen en el financiamiento político y es algo que urge cambiar.

¿Participará Nuestro Tiempo en la elección legislativa y municipal del 2021?

JW: La respuesta corta es sí, esa es nuestra intención. Creo que a estas alturas es difícil plantearse eso (número de diputados o alcaldes a los que aspiran) porque también hay parámetros restrictivos en el sentido de que ponemos un estándar bien alto a los funcionarios públicos que nosotros como Nuestro Tiempo quisiéramos llevar a la función pública y como propuesta de candidatos y claro en estos tiempos para que una persona decida tomar ese paso de involucrarse en política no es cosa sencilla y diría que las personas más idóneas para ejercer una diputación, estar al frente de un municipio, ser miembro de un concejo municipal normalmente se lo preguntan varias veces y lo ven con mucha cautela; no estoy invitando a que las personas tengan miedo de participar, todo lo contrario, es un llamado de que dependerá de cuánta voluntad haya, de cuánto deseo haya de potenciales liderazgos de querer sumarse.

¿Consideran la posibilidad de hacer alianzas o coaliciones?

JW: Yo creo que de momento es demasiado prematuro, no vemos en el espectro político actual que haya mayor compatibilidad con nuestros principios o nuestra visión y no hemos ni siquiera buscado esos acercamientos, no quiere decir que nosotros estamos en contra o en una especie de isla en relación al resto de actores políticos, nosotros creemos en un sistema verdaderamente plural, verdaderamente diverso y que parte del éxito de una democracia o su mismo fracaso recae sobre la posibilidad de construir juntos una agenda de país consensuada.

¿Cómo evalúan el panorama electoral del país?

JW: Creo que existe una enorme oportunidad para nuevas alternativas políticas pero me parece que con el liderazgo del Gobierno actual existe un esfuerzo por imponer una agenda única y no me parece que existe un esfuerzo de construcción de un proyecto verdaderamente democrático que tome en cuenta los diferentes puntos de vista sobre cómo abordar la multitud de crisis que está viviendo nuestro país, tenemos una crisis de bajo crecimiento económico, tenemos una crisis de sistema de pensiones que es una especie de bomba de tiempo que tiene que desactivarse desde ya, tenemos una crisis de inseguridad que persiste, una crisis de institucionalidad, las instituciones públicas han perdido mucha credibilidad la Asamblea Legislativa creo que lidera la lista. Entonces el reto es gigante pero veo esta coyuntura política-electoral sumamente convulsionada, veo a una ciudadanía que de cierta forma ha depositado esperanza en el nuevo Gobierno y por otro lado también se han desentendido de la política y a ver qué sale, nosotros creemos que es el tiempo más crítico para hacer algo e involucrarse.

HS: También creo que ahora hay un poquito más de disposición de escuchar de parte de la ciudadanía pero así como hay disposición de escuchar creo que la contraloría que la ciudadanía exige a los partidos y a los funcionarios públicos es mucho más estricta, mucho más rígida por la cantidad de información que hay disponible para todos, entonces a nosotros como partido político también nos corresponde ser coherentes con lo que hacemos, uno de los pilares de Nuestro Tiempo es la coherencia porque estamos en un momento donde podemos decir muchas cosas que suenan bonito, y creo que la gente nos va a escuchar yo sí creo que la gente nos va a escuchar, pero tenemos que ser súper responsables, ser sustanciosos en lo que decimos y ser coherentes con lo que decimos.

¿Ven fuerzas políticas debilitadas?

JW: Indudablemente. El mensaje que se envió en febrero de este año para mí fue un mensaje contundente de la ciudadanía de rechazo al "establishment" anterior, al esquema del cual veníamos 30 años atrás. Para mí sí ha sido contundente y claro el rechazo a la vieja forma de hacer política, indudablemente.

¿Partidos políticos debilitados?

JW: Debilitados sí, y luego hay una pregunta que le sigue a eso que es que si es el fin de esos partidos, si es que se van a recuperar de eso, yo insisto en que la democracia se beneficia a medida de que las instituciones políticas, que los partidos políticos operen como tal, como instituciones, que evolucionen de ser maquinarias meramente electoreras a ser institutos de pensamiento político, de debate, de trabajo político, de trabajo de organización, que tengan la capacidad de construir políticas públicas desde la ciudadanía que son las capacidades que nosotros queremos construir dentro de nuestro mismo instituto.

Pero más allá de un deterioro de los partidos políticos yo veo un deterioro de la institucionalidad en nuestro país donde van incluida también los partidos políticos porque veo tan deteriorados los partidos políticos como veo deteriorada la justicia salvadoreña, como veo tan deteriorado al empresariado, al sector privado entonces estamos quizás en un esquema de recomposición pero sí veo un riesgo importante a la democracia de nuestro país, entonces, sí creo que hay responsabilidad compartida en diferentes sectores y dentro de los mismos sectores profesionales, el gremio de abogados, de estos diferentes sectores surgen importantes liderazgos y sí es evidente que en nuestro país hay un enorme vacío de liderazgos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines