Lo más visto

Más de El Salvador

Exministro de Defensa llega al país por antejuicio por tráfico de armas

Atilio Benítez Parada dio a entender que se mantendrá en su cargo de embajador en Alemania y esperará que avance el proceso de desafuero.
Enlace copiado
Brevedad.  El diplomático dio apenas cinco minutos de declaraciones, afuera de cancillería, y no ahondó en detalles de la acusación en su contra.

Brevedad. El diplomático dio apenas cinco minutos de declaraciones, afuera de cancillería, y no ahondó en detalles de la acusación en su contra.

Llegada.  Atilio Benítez Parada, actual embajador de El Salvador en Alemania, aseguró que llegó al país el jueves por la noche para enfrentar el proceso de antejuicio en su contra, que actualmente estudia la Asamblea Legislativa.

Llegada. Atilio Benítez Parada, actual embajador de El Salvador en Alemania, aseguró que llegó al país el jueves por la noche para enfrentar el proceso de antejuicio en su contra, que actualmente estudia la Asamblea Legislativa.

Exministro de Defensa llega al país por antejuicio por tráfico de armas

Exministro de Defensa llega al país por antejuicio por tráfico de armas

Enlace copiado
El exministro de la Defensa Nacional Atilio Benítez Parada dio ayer cinco minutos de declaraciones frente a la fachada de la sede central de la institución para la cual trabaja actualmente: la cancillería de la República. Sin entrar en detalles, el funcionario dijo que regresó al país para enfrentar la acusación de tráfico de armas en su contra.

Benítez Parada fungió como viceministro de Defensa entre los años 2009 y 2011, y como ministro de esa misma institución entre 2011 y 2013. Desde 2013, se desempeñó primero como embajador de El Salvador en España y posteriormente de Alemania.

El pasado 2 de junio, la Fiscalía General de la República (FGR) presentó una petición de antejuicio en su contra en la Asamblea Legislativa: lo acusan de 15 casos de adquisición y ventas fraudulentas de armas, que totalizan unas 29 armas de fuego y armas de guerra, estafa y actos arbitrarios.

“He venido a conocer del caso, y por supuesto, a tratar de desvirtuar todo esto que se dice, que no son ciertas estas aseveraciones”, dijo ayer Benítez Parada.

Según la versión de la FGR, Benítez Parada ordenó a sus subalternos la inscripción fraudulenta de armas para posteriormente venderlas. Algunas de estas armas, según la Fiscalía, provenían de las que la Fuerza Armada (FAES) mantiene en custodia y que fueron incautadas por la Policía Nacional Civil (PNC). Otras supuestamente de los almacenes de guerra de la FAES.

Uno de los testigos clave en el proceso es el exdirector de Logística de la FAES Salvador González Quezada, quien ya fue procesado por varios casos de supuesto tráfico de armas, pero, posteriormente, recibió beneficios procesales a cambio de su declaración (criterio de oportunidad).

“Si se hace el juicio y soy vencido en juicio, entonces aquí tomarían en cancillería la decisión que ellos estimen conveniente”, agregó Benítez Parada, dando a entender que esperará a que se lleve a cabo todo el proceso de desafuero que tiene bajo análisis la Asamblea.

La hipótesis de la Fiscalía es que Benítez Parada y otros militares de la FAES utilizaron un decreto transitorio aprobado por la Asamblea en mayo de 2009, que era una especie de amnistía para matricular y legalizar armas sin documentos. Fiscales del caso han manifestado, sin embargo, que el decreto fue usado por Benítez Parada para matricular armas cuando ya estaba vencido, falsificando las fechas.

Lee también

Comentarios