Lo más visto

"Expresiones populistas pueden llevar el país al caos"

Hugo Martínez se presenta a sí mismo como "el abanderado del cambio en el gobierno y en el FMLN". Reafirma que el Frente es el único partido de izquierda.

Enlace copiado
Hugo Martínez, candidato presidencial por el FMLN para las elecciones 2019

Hugo Martínez, candidato presidencial por el FMLN para las elecciones 2019

Enlace copiado

Sortea con la experiencia del diplomático de muchos años las preguntas difíciles, pero se detiene en explicaciones para establecer sus puntos de vista. Hugo Martínez, el excanciller y exsecretario del SICA, explica cómo el panorama adverso no ha sido más que un aliciente para una organización como el FMLN, nacido en la clandestinidad y reconvertido de frente de masas a organización guerrillera y luego a partido político. Martínez se declara ferviente defensor de la institucionalidad, frente al populismo.

¿Cuál es la diferencia de su candidatura y las candidaturas pasadas en el FMLN? Ahora usted se enfrenta con dos períodos de desgaste en el gobierno y vienen de una baja votación legislativa. ¿Qué es lo nuevo?

En primer lugar, yo fui electo por primarias. Las otras candidaturas, aunque las respeto mucho, no pasaron por ese proceso de primarias. En las primarias en las que fui electo gané con el 72 % de los votos.

¿Dio el salto?

Sí, di el salto, ganando con el 72 % de los votos y con una participación del 70 % de la militancia. Los otros candidatos de los otros partidos uno salió electo con menos del 20 % de los votos de la militancia, otro con menos del 30 % de los votos de la militancia. Esto refleja que hay un respaldo a la candidatura de Hugo Martínez. Por supuesto que ese gane que tuve en las elecciones internas tiene que ver con elementos programáticos que planteé. Una demanda persistente era que debía mantener el vínculo con la población porque, a juicio de muchas personas, se había debilitado. Yo trabajé en las primarias, y estoy trabajando muy duro ahorita, en fortalecer el vínculo con la gente. Hemos recorrido con Karina más de 200 municipios a nivel nacional precisamente recuperando y estableciendo ese vínculo con la gente.

Y también está el desencanto que tuvo el votante del Frente, que se reflejó en marzo.

Sí, hay una crisis de los sistemas políticos y los partidos políticos en todo el mundo. También el principal partido de oposición, aunque no en la misma proporción que el FMLN, sacó menos votos. Es contradictorio que sacara menos votos, pero más diputados, por cómo se reacomodó la votación. Yo lo que he planteado, como persona que cree en las instituciones, es que es un imperativo de los partidos políticos adaptarse a los nuevos tiempos y responder a ese descontento, ese hartazgo de la población con los sistemas de partidos y los partidos políticos. Pero, responder de la mejor manera. Las otras soluciones que he visto en el mundo la medicina ha sido peor que la enfermedad. Pongamos el caso de Egipto. La gente estaba harta de Mubarak y se dio la Primavera Árabe. Tumbaron a Mubarak y luego no supieron qué hacer. Llegaron los Hermanos Musulmanes al gobierno, que era la expresión más radical del Islam, y Egipto cayó en una situación de, prácticamente, de Estado fallido. Lo que quiero alertar también es que aquí se tiene que tener cuidado que en el marco de ese descontento puedan salir expresiones extremistas y populistas que no tengan ninguna responsabilidad en el tiempo y lleven al país al caos. Por eso es que siempre digo que una de las razones que tuve para entrar a las elecciones internas y la elección nacional es que quiero evitar que ese descontento se canalice hacia una destrucción del sistema político y que la medicina sea peor que la enfermedad. Soy consciente de que los partidos deben cambiar, deben revitalizarse. Yo soy el abanderado del trabajo de cambio que debe hacer el gobierno del FMLN y el FMLN como partido político.

El tema del populismo es algo que preocupa a mucha gente. El fortalecimiento de los partidos no es algo tan fácil.

Ni es automático. Pero los partidos pueden enviar señales. La población ha estado diciendo ‘queremos a un FMLN más cerca de nosotros’. Y yo he dedicado la mayor parte del tiempo, desde que gané las internas, a acercarme con la gente en los territorios, en los gremios, en los sindicatos, etcétera. La gente estaba diciendo ‘estamos inconformes con el subsidio de la energía eléctrica’ y se hizo una corrección y se lanzó un subsidio generalizado de $5 para aquellas personas que consumen menos de 105 kilovatios por hora al mes. Y así hay otras correcciones que se pueden y deben seguir haciendo para responder a esta molestia que tienen las personas con los partidos y con el sistema de partidos.

¿Cómo va a financiar su campaña?

Tú sabes que la legislación da una oportunidad de financiamiento de la campaña con la deuda política. El FMLN sacó más de 1,300,0000 votos en la elección anterior, lo que garantiza una anticipación de la deuda política con un recurso considerable. El FMLN es el único partido a nivel nacional que tiene un sistema de cuotas donde los funcionarios que ganan más de $2,000 tienen que pagar el 30 % de sus salarios. Toda la militancia, que son más de 40,000, tiene que pagar una cuota que, en el caso de las personas desempleadas, es de $1, pero que es una cuota escalonada. Esto permite un ingreso muy importante al FMLN. Fuera de eso, se harán actividades de recaudación, se buscará donaciones de forma transparente, para que quede de forma clara quiénes son los donantes. Esos serán las principales fuentes de financiamiento de la campaña. Haremos una campaña muy creativa, en redes, una campaña en la que hay muchos jóvenes participando y dando su esfuerzo creativo, muchas veces ‘por amor al arte’, sin salario predeterminado. Esa es la riqueza que siempre ha tenido el FMLN: siempre hay mucha gente dispuesta a hacer voluntariado en la campaña. No somos un partido que tiene a sueldo a sus activistas de campaña sino que la mayoría son gente que realiza voluntariado.

¿Cómo le afecta que el primer presidente del FMLN esté asilado en Nicaragua?

No veo cómo tendría que afectarme, en el sentido que nunca he tenido la actitud de apañar o proteger a alguien que esté siendo investigado. Siempre he dicho que cualquier persona que esté siendo investigada debe responder por sus actos. Y lo único que he dicho es que se deben respetar los preceptos constitucionales: el principio de presunción de inocencia y el debido proceso. Fuera de eso, se debe investigar a quien sea, sin doble estándar, sin estar planteando ‘si investigan a alguien de este partido es persecución política, pero si investigan a alguien de este otro partido eso sí es lucha contra la corrupción’. Tenemos que dejar atrás esos dobles estándares, se debe trabajar parejo. E, incluso, comprendiendo que el problema de la corrupción no solo es un sistema del sector público. También en el sector privado. Cuando hay un problema de corrupción en el sector público generalmente hay una contraparte en el sector privado. Eso ha quedado demostrado en las diferentes investigaciones que se han dado.

Su candidatura no tiene socios electorales directos, no es una coalición. ¿Dónde están buscando alianzas?

Hemos hecho alianzas con los sectores sociales, con los aliados tradicionales que el FMLN ha tenido. Firmé en Washington una alianza con el MPI, el Movimiento Político Independiente; también con Salvadoreños Unidos en el Exterior, SALUNE; con un movimiento político que había venido siendo el referente de Nuevas Ideas en el oriente del país, pero que anunció su respaldo a mi persona. Y así seguiremos sumando adhesiones. Ya hay alcaldes de varios partidos políticos que han anunciado su apoyo a la candidatura presidencial de Hugo Martínez y habrá otros que lo anunciarán más adelante. Yo no soy amigo de las sopas de letras o acuerdos entre cúpulas. Yo soy muy amigo de los acuerdos concretos con las bases, con las organizaciones de salvadoreños y, ¿por qué no decirlo?, con las estructuras de los partidos a nivel territorial.

Hay gente que cree que como el FMLN estaba tan desgastado tras dos presidencias un sector del partido del partido busca un tercer gobierno a través de Nayib Bukele, el candidato de GANA, como una opción encubierta de gente del Frente, con otra bandera que busca sorprender a los votantes. ¿Qué opina de esto?

Eso me suena a las teorías de la conspiración que aparecían en Los Expedientes Secretos X, The X Files. Es una elaboración bastante novelesca y que no sé qué tipo de sustancia habrá consumido la gente que tiene esas teorías.

¿No podría ser una opción?

¡No me digas que tú estás respaldando este tipo de teorías porque voy a dudar de tu solidez intelectual!

Yo solo le pregunto. Mucha gente cree que Bukele es un candidato de izquierda en un partido de derecha.

¿Pero cómo puede ser eso? Cuando vas manejando el carro y vas a cruzar a la derecha, ¿pones la vía hacia la izquierda? ¿Verdad que no? Solo hay un partido de izquierda en este país y se llama FMLN. Y eso hay que tenerlo sumamente en claro. Yo tengo toda una trayectoria en el FMLN, en sus vaivenes y altibajos, pero yo, cuando voy manejando y quiero cruzar no pongo la vía de un lado y cruzo para el otro.

¿Qué le diría a la gente que piensa que el FMLN está acabado?

Les diría que el Frente ha mostrado una historia de adaptación increíble. Y, si lo vemos rápidamente, la mayoría de dirigentes del Frente eran dirigentes sociales cuando todo esto comenzó y se vieron obligados a ir a una lucha de autodefensa. Porque solo tenían tres opciones: o se iban del país o los mataban o se incorporaban a una lucha de autodefensa. Pero esos mismos que tuvieron un movimiento político-militar después fueron capaces de adaptarse y convertirse en un movimiento político de izquierda exitoso. Es la guerrilla que mejor reconversión tuvo hacia movimiento político en toda Latinoamérica. Tan se logró adaptar que ganó dos elecciones presidenciales, ha tenido muchas veces mayoría en la Asamblea Legislativa, ha gobernado las principales ciudades de este país y, entonces, ¿por qué no se va a poder adaptar el FMLN a este nuevo momento? La historia del FMLN no ha sido lineal, sino una de altibajos, y siempre el FMLN se ha sabido reponer, porque tiene una militancia comprometida. Una militancia luchadora. Ese es el activo principal del FMLN. Ese activo junto a recuperar el fuerte vínculo con la gente es que se va a garantizar la victoria del FMLN en 2019.

Tags:

Lee también

Comentarios