Lo más visto

Exsecretario de Saca a juicio por $18.7 millones

Corte Plena decidió abrir un juicio civil en contra de Élmer Charlaix. Probidad encontró 19 irregularidades en su patrimonio que no pudo justificar.
Enlace copiado
Exsecretario de Saca a juicio por $18.7 millones

Exsecretario de Saca a juicio por $18.7 millones

Exsecretario de Saca a juicio por $18.7 millones

Exsecretario de Saca a juicio por $18.7 millones

Enlace copiado
El pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó a la Cámara Primera de lo Civil iniciar un juicio civil por enriquecimiento ilícito en contra de Élmer Charlaix, quien fue secretario privado de la Presidencia bajo el mandato de Elías Antonio Saca. Según el examen realizado por la Sección de Probidad de la CSJ a las declaraciones patrimoniales del exfuncionario, este no pudo justificar $18.7 millones en su patrimonio y el de su familia, y se convirtió así en el hallazgo más importante realizado por esa oficina desde que la Corte le devolvió la potestad de pedir informes a los bancos.

La investigación de Probidad encontró 19 irregularidades en la declaración de patrimonio del exempleado de Saca. Por ejemplo, Charlaix recibió cheques de parte del expresidente de la República. En una de las cuentas acumuló un total de $15,056,249. Eran fondos estatales. Probidad estableció que el origen de ese dinero era de la cuenta Institucional Subsidiaria del Tesoro de la República.

Charlaix, quien fue secretario de la Presidencia desde 2004 hasta 2009, realizó 31 depósitos en 2004. El primero de ellos ocurrió el 4 de mayo de 2004 por la cantidad de $495,238. Asimismo, en julio de ese mismo año, realizó un depósito por $634,541 mediante tres cheques de otros bancos. Según el documento, en la boleta de remesa no se identifica el nombre de la cuenta, solo está identificado como Presidencia.

Hay dos cheques que, según el informe de Probidad, le entregó Saca por $1,040,000 y $1,048,571, ambas cantidades fueron depositadas en octubre. Probidad deja claro en el informe que sobre la procedencia de este dinero “se deja constancia por ser operaciones inusuales”.

El expresidente Saca continuó con la misma dinámica de entregarle más cheques bajo su nombre y con dinero del Estado a su secretario. En el documento de Probidad se puede identificar que Charlaix realizó 12 depósitos que suman un total de $582,275, fondos que también procedían de la cuenta Institucional Subsidiaria del Tesoro Público.

Del dinero de esa cuenta, el 27 de septiembre de 2004, el exfuncionario depositó a otra de sus cuentas $125,000. De hecho, depositó esa misma cantidad en dos ocasiones más, siempre por medio de cheques a nombre del expresidente Saca. En 2005, por ejemplo, recibió otro cheque por $82,275. Probidad, por tanto, insistió en que esas operaciones son “inusuales”.

El exfuncionario no pudo mostrar documentos que constataran el origen de más de $2.5 millones que depositó en cuentas corrientes durante su gestión. De igual forma, la Sección de Probidad señaló que su esposa, María Arline Rivas de Charlaix, no pudo justificar $113,000 depositados entre 2004 y 2009.

Vehículos y deuda, una fórmula conocida

Al igual que en otros exámenes patrimoniales realizados por la Sección de Probidad, en este caso la compra de vehículos y el pago de deudas por parte de los funcionarios y su grupo familiar aparecen como indicios de enriquecimiento ilícito. Probidad no encontró respaldos que mostraran la procedencia lícita de $92,000 que Charlaix invirtió en la compra de tres vehículos: uno año 2003, otro año 2005 y el tercero año 2007.

Una camioneta fue comprada en 2005 a Herbert Ernesto Saca Vides, operador político del expresidente Saca, por $20,000. Posteriormente, Charlaix la vendió en 2009 a un tercero, quien la vendió en $5,000 a la empresa Cultivos Diversos, S. A. de C. V., la cual era dirigida por el hijo del exfuncionario Eduardo José Charlaix Urquilla.

De igual forma, otras dos camionetas fueron compradas a Herbert Saca Vides y posteriormente vendidas a Transportes Peña, S. A. de C. V.

La Sección de Probidad también señaló que no se conoce la procedencia de los $29,000 con los que su esposa pagó otro automóvil (un jeep año 2001), adquirido en 2004. Probidad también apuntó que se desconoce el origen de la amortización de un crédito a nombre del exsecretario privado por $100,000. Tampoco se sabe de dónde obtuvo Charlaix $75,000 para pagar dos tarjetas de crédito.

Además, la investigación arrojó que la esposa del exfuncionario amortizó deudas por más de $60,000 mientras su esposo era funcionario, dinero del cual Probidad no encontró respaldo lícito.

La CSJ inició la investigación con el hallazgo de $246,000 de saldo negativo en la comparación entre ingresos y egresos del hombre de confianza de Saca. Y $61,000 en el faltante de la misma ecuación en el caso de su esposa. Todo lo anterior desembocó en que ayer, por unanimidad, la cúpula de la CSJ ordenó el juicio por enriquecimiento ilícito y también alertó a la Fiscalía General de la República (FGR) sobre la posible comisión de otros delitos.

Tags:

  • csj
  • probidad
  • juicio civil
  • incremento
  • patrimonio
  • elmer charlaix
  • antonio saca
  • corrupcion

Lee también

Comentarios