Lo más visto

Extorsionaban a salvadoreño en el extranjero

Víctima remesó $5,807 en casi dos años, pues de lo contrario asesinarían a su familia en El Salvador. Cabecilla llamaba desde una prisión.
Enlace copiado
Extorsionaban a salvadoreño en el extranjero

Extorsionaban a salvadoreño en el extranjero

Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) presentará esta mañana el documento de acusación contra siete personas involucradas en un caso de extorsión en contra de dos víctimas, una de las cuales reside en Estados Unidos (EUA). Las personas que serán intimadas en el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel son Irene Josué Amaya Portillo, de 21 años; Marlon Óscar Amaya Portillo, de 18; Yesenia Elizabeth Amaya Portillo, de 26; Juan Antonio Padilla Lemus, de 22; Víctor Manuel Cruz Portillo, de 23; Roxana Yamileth Hernández Mejía, de 21; y Milagro del Carmen Ruiz Castellón, de 41. Todos serán procesados por el delito de extorsión agravada.

Cinco de los imputados fueron detenidos en un operativo realizado el pasado 2 de diciembre en Ciudad Barrios, San Gerardo y Chirilagua, de San Miguel, mientras que otros dos fueron intimados pues ya guardaban prisión en diferentes cárceles del país.

Las investigaciones fueron coordinadas con el Centro Antipandillas Transnacional (CAT), en vista de que una de las dos víctimas reside en una ciudad de EUA. Los chantajes telefónicos fueron realizados entre 2015 y 2017 bajo amenazas de muerte contra familiares que viven en El Salvador.

La FGR indicó que la víctima habría entregado, a través de remesas, un total de $5,807. Este dinero fue cobrado por algunos de los imputados, mientras que un pandillero recluido en la Granja de Rehabilitación de Ilobasco, en Cabañas, era quien exigía el dinero a través de llamadas.

“En el caso de esta víctima, que reside en Estados Unidos, desde octubre de 2015 empieza a recibir llamadas. En estas le exigían diferentes cantidades de dinero que fueron enviadas a diferentes personas acá, a El Salvador. Ellos contactaron a la víctima y comenzaron a pedirle dinero a cambio de que si no les entregaban, le iban a ocasionar daño a la familia en El Salvador”, explicó la jefe de la Unidad Antiextorsiones de Fiscalía de San Miguel.

La funcionaria agregó que la víctima hizo 23 envíos de diferentes cantidades de dinero que oscilaron entre $50 y $1,000 durante casi dos años, hasta que ya no pudo seguir haciéndolo y decidió interponer la denuncia ante las autoridades competentes, y fue así como se inició el proceso de investigación que involucró a unidades especializadas de la PNC y la Fiscalía.

Según las investigaciones, el cabecilla de esta banda era Irene Josué Amaya Portillo, quien llamaba desde prisión y exigía que el dinero le fuera entregado a las tres mujeres. Cuando la víctima se negaba a contestar las llamadas, los otros tres hombres se encargaban de llevarle el teléfono al familiar que residía en El Salvador para que le llamara a su pariente en EUA y lo convenciera de que mandara el dinero.

La fiscal agregó que los extorsionistas son parientes entre sí y además conocían a las víctimas, ya que estaban enterados de sus nombres y números de teléfono, por lo que la manera de operar es diferente a la de grupos que escogen a sus víctimas al azar.

Lee también

Comentarios